Discipulado Avanzado | Doctrinas fundamentales | NIVEL III A

DISCIPULADO CRISTIANO

SEMILLA DE VIDA

 DISCIPULADO AVANZADO

CATEGORIA:Doctrinas fundamentales

NIVEL III A

 

 

PASTOR

ANTONIO MIRON

 

 

CONTENIDO

  1. La Biblia
  2. Dios
  3. Los angeles,Satanas y los demonios
  4. El Espíritu Santo
  5. La Trinidad
  6. La Creación
  7. El Hombre
  8. El Pecado
  9. El Señor Jesucristo
  10. La Expiación
  11. La Salvación

 

 

LA BIBLIA

2a Timoteo 3:16; 2a Pedro 3:16

 

Objetivos

  1. Que el estudiante aprenda que las escrituras son la palabra de Dios revelada y que las mismas tienen la autoridad de Dios mismo.
  2. Que el estudiante aprenda que la inspiración de las Escrituras es divina y no humana y que es entendible por la mente humana
  3. Que el estudiante aprenda que necesitamos la Biblia para conocer el carácter de Dios y la voluntad de Dios para nuestras vidas
  4. Que el estudiante conozca que es solamente en la Biblia donde podemos buscar la palabra de Dios para nosotros o sea se prueba su suficiencia.

 

  1. Introducción

 

Todo lo que digamos de una doctrina cristiana  en particular se debe basar en lo que Dios dice sobre el tema. Y despues de mirar una serie de doctrinas cristianas básicas, tendría sentido entonces empezar con la base para estas creencias: La palabra de Dios o la Biblia nos dice lo que Dios piensa de sus propias palabras. La opinión de Dios respecto a sus palabras se puede dividir en cuatro categorías en general:

 

  1. Autoridad
  2. Claridad
  3. Necesidad

 

  1. La autoridad de la Biblia

Todas las palabras de la Biblia son palabras de Dios. Por lo tanto, no creerlas o desobedecerlas es no creer o desobedecer a Dios mismo.

Encontramos pasajes en el A.T con la frase: <<Así dice el Señor>>Y esta frase, que se entiende que es como el mandato de un rey, indicaba que lo que seguía debía ser obedecido sin cuestionar.  Éxodo 4:22; Josué 24; 1ª S 10:18; Isaías 10:24; Deuteronomio 18:18-20; Jeremías 1:9

 

Pablo nos dice en 2ª Timoteo 3:16: “Toda la escritura es inspirada por Dios”. Y aquí Pablo nos esta enseñando que estas son palabras de Dios. El N.T también afirma que sus palabras son las mismas de Dios. En 2ª Pedro 3:16 el apóstol se refiere a todas las cartas de Pablo como parte de las Escrituras. Esto quiere decir que Pedro y la iglesia primitiva consideraban los escritos de Pablo en la misma categoría de los libros del A.T. Por consiguiente, consideraban lo escrito por Pablo como la misma palabra de Dios.

 

Pablo en 1ª Timoteo 5:18 expresa que la Escritura dice: “ No le pongas bozal al buey mientras este trillando” y el “Trabajador merece que se le pague su salario” La primera cita en cuanto al buey, viene del A.T ; se halla en Deuteronomio 25:4 ”No pondrás bozal al buey cuando trillare” la segunda viene del N.T, se halla en Lucas 10:7:”Y posad en aquella misma casa, comiendo y bebiendo lo que os den; porque el obrero es digno de su salario”.

Pablo sin vacilar, cita tanto del A.T como del N.T, llamándolos a ambos “las Escrituras” por consiguiente una vez mas las palabras del N.T se consideraban la misma palabra de Dios. Por eso el apóstol pudo escribir:”Esto que les escribo es mandato del Señor” 1ª Corintios 14:37

Ya que tanto el A.T como el N.T se consideraban Escrituras, hay razón para decir que ambos, en las palabras de 2ª Timoteo 3:16, son inspirados por Dios. Esto tiene sentido cuando consideramos la promesa de Jesús de que el Espíritu Santo les hará a los discípulos recordar todo lo que Jesús les había dicho Juan 14:26 Y es que conforme los discípulos escribían lo  que el Espíritu Santo  les inspiraba, y así se escribieron libros como Mateo, Juan, o 1ª y 2ª Pedro. La Biblia misma nos dice que hubo varias maneras en que las palabras de la Biblia fueron escritas y daremos ejemplos:

 

  1. A veces Dios le hablo directamente al autor que lo que hizo fue anotar lo que oyó:

Apocalipsis 2:1, 8,12

 

  1. Otras veces se escribió después de investigación: Lucas 1:1-3

 

  1. En otros casos el Espíritu Santo trajo a la mente cosas que Jesús enseño: Juan 14:26

 

Hay que aclarar que sin que importe la manera en que vino la palabra a los autores, lo que ellos escribieron fue fruto también de su personalidad, habilidades, trasfondo y educación. De todas maneras ellos escribieron exactamente las palabras que Dios quería que escribieran, esas mismas que Dios dice que son suyas.

 

Lo que diré a continuación es una gran verdad: ya que si Dios afirma que las palabras de la Escritura son suyas, entonces El es la autoridad más alta a la que podemos apelar si necesitamos una prueba de veracidad de la Biblia. ¿Porque que autoridad podría ser más alta que Dios? Así las Escrituras en última instancia adquieren su autoridad de si mismas. Pero las afirmaciones de la Biblia llegan a ser convicciones personales mediante la obra del Espíritu Santo que está en nuestro corazón.

 

Y algo maravilloso sucede, y es que el Espíritu Santo no cambia las palabras de la Escritura por ninguna razón y de ninguna manera; no las convierte sobrenaturalmente en las palabras de Dios, ya que siempre lo han sido. Lo que si El hace no obstante, es cambiar al que lee la Biblia. El Espíritu Santo hace que los lectores se den cuenta que la Biblia es diferente a todo otro libro que jamás hayan leído. Mediante la lectura, el lector cree que las palabras de la Biblia son las mismas palabras de Dios. Así lo dice Jesús en Juan 10:27 “Mis ovejas oyen mi voz y yo las conozco, y me siguen”

 

Hay argumentos como la confiabilidad histórica, consistencia interna, profecías cumplidas, influencia en otros, y la majestosa hermosura del contenido que son útiles también para ayudarnos a ver lo razonable de las afirmaciones hechas a la Biblia. Y es que las palabras de la Biblia, como las mismas palabras de Dios son verdad en si mismas: Juan 17:17”Santifícalos en tu verdad; tu palabra es verdad” por lo tanto como dice Juan lo que se conforma a la Biblia es verdad; y lo que no, no lo es.

 

Y al respecto quiero agregar que mucha información científica e histórica puede hacernos reexaminar nuestra interpretación de la Biblia, pero nunca podrá contradecir directamente a las Escrituras. La verdad de las Escrituras no exige que informe de sucesos con detalles exactos y científicos. Tampoco exige que la Biblia nos diga todo lo que necesitamos saber o alguna vez podríamos saber sobre un tema. Nunca hace tales reclamos.

 

Como la Biblia fue escrita por hombres ordinarios, en efecto contiene citas libres o aproximadas y algunas formas de gramática o deletreo inusual. Pero esto no es asunto de veracidad.  La Biblia, en su forma original, no afirma nada que sea contrario a los hechos.

Si la Biblia afirmara algo contrario a los hechos, no sería confiable. Y  si no se puede confiar en la Biblia, no se puede confiar en Dios. Creer que la Biblia afirma algo falso seria no creer en Dios. No creer en Dios es colocarnos como autoridad más alta, con un entendimiento más profundo y más desarrollado sobre un tema.

 

Por lo tanto, puesto que la Biblia afirma que es la misma palabra de Dios, debemos procurar entenderla, porque al hacerlo, estamos entendiendo a Dios mismo. De igual manera debemos procurar confiar en ella, porque al hacerlo estamos confiando en Dios. Finalmente, debemos procurar obedecerla, porque al hacerlo, estamos obedeciendo al mismo Dios.

 

  1. La claridad de la Biblia

 

¿Es fácil y comprensible la lectura de la Biblia?

Si y no, ¿Por qué? Al leerla y procurar entenderla nos damos cuenta que algunos pasajes son más fáciles de entender que otros. La Biblia está escrita de manera tal que todas las cosas necesarias para llegar a ser cristiano, vivir y crecer como cristiano, son claras.

 

Algunos misterios en la Biblia podrían abrumarnos, pero de manera general la palabra de Dios es tan entendible que incluso la gente sencilla, que carecen de un juicio sano, pueden llegar a serlo a través de ella. Y así nos  dice la misma palabra:

“La ley de Jehová es perfecta, que convierte el alma; el testimonio de Jehová es fiel, que hace sabio al sencillo” Salmo 19:7”La exposición de tus palabras alumbra; hace entender a los simples” Salmo 119:130

 

  1. Razones que dificultan entender la palabra

 

  1. La condición espiritual de la persona

1ª Corintios 2:14:”Pero el hombre natural no percibe las cosas que son del Espíritu de Dios, porque para El son locura, y no las puede entender, porque se han de discernir espiritualmente”.

A menudo la verdad de la Biblia parecerá locura a los que han rechazado las afirmaciones de Jesús.

  1. Se ha malentendido: Sus discípulos lo hicieron

Mateo 15:16:”Jesús dijo ¿también vosotros sois sin entendimiento?

  1. Otras veces se debe a los corazones endurecidos:

Lucas 24:25:”Entonces les dijo: ¡Oh insensatos, y tardos de corazón para creer todo lo que  los profetas han dicho!

  1. Necesitaban esperar sucesos futuros y más entendimiento.

Juan 12:16:” Estas cosas no las entendieron sus discípulos al principio; pero cuando Jesús fue glorificado, entonces se acordaron de que estas cosas estaban escritas acerca de Él, y de que se las habían hecho”

  1. 5. Había discrepancia en cuanto a la interpretación

Hechos 15: El conflicto en Jerusalén Circuncisión-Salvación

Gálatas 2:11-15: Pablo reprende a Pedro Por los de la circuncisión

 

Cuando la gente discrepa sobre algún punto de la Biblia y su interpretación apropiada, no es problema de las Escrituras, debido a que Dios guió para que se pudiera entender; más bien el problema está en nosotros, ya que como tenemos limitaciones no entendemos debidamente. Por eso hay que orar y leer, orar y leer, orar y leer, para pedir revelación de lo alto.

 

  1. La necesidad de la Biblia:

La Biblia nos dice claramente todas las cosas necesarias para llegara a ser, vivir y crecer como un cristiano. Necesitar las escrituras significa que es preciso leerlas con el fin de conocer a Dios personalmente, que nuestros pecados sean perdonados y saber con certeza lo que El quiere que hagamos.

Romanos 10:14 dice:” ¿Cómo pues, invocaran a aquel  en el cual no han creído? ¿Y cómo creerán en aquel de quien no han oído? ¿Y cómo oirán sin haber quien les predique? En otras palabras como llegamos a ser cristianos si no hay quien nos predique. No olvidemos que la fe viene como resultado de oír el mensaje, y el mensaje que se oye es la palabra de Cristo.

Romanos 10:17:” Así que la fe es por el oír, y el oír, por la palabra de Dios” Si nadie predica la palabra de Cristo, las personas no alcanzaran la salvación. Por eso si queremos ser cristianos, lo primero que tenemos que hacer es leer al respecto en la Biblia o que alguna persona nos explique la palabra. Así le dijo Pablo a Timoteo: “Las cuales te pueden hacer sabio para la salvación por la fe que es en Cristo Jesús”2ª Timoteo 3:15b

La vida cristiana no solo comienza con la Biblia si no prospera con ella. Mateo 4:4: Escrito esta: No solo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios” Es así que como nuestro cuerpo recibe alimento físico, también el espíritu por la palabra se alimenta diariamente. No descuides la lectura diaria de la palabra para que tu espíritu y alma estén saludables.

Vivamos  y movámonos de acuerdo a la voluntad de Dios, y es a través de las Escrituras que Dios nos revela su voluntad  Deuteronomio 29:29: “Las cosa secretas pertenecen a Jehová nuestro Dios; mas las reveladas son para nosotros y para nuestros hijos para siempre, para que cumplamos todas las palabras de esta ley” 1ª Juan 5:3:” Pues este es el amor a Dios, que guardemos sus mandamientos; y sus mandamientos no son gravosos”

 

Otro aspecto es que las Escrituras nos enseñan el carácter de Dios y sus leyes morales, pero otras ya están reveladas como la misma creación:

Salmo 19:1: “Los cielos cuentan la gloria de Dios y el firmamento anuncia la obra de sus manos”

Romanos 1:19: “Porque lo  que de Dios se conoce les es manifiesto, pues Dios se lo manifestó”

Sobre las leyes morales así dice la palabra:

Romanos 1:32:” Quienes habiendo entendido el juicio de Dios, que los que practican tales cosas son dignos de muerte, no solo las hacen, sino que también se complacen con los que la practican”

Romanos 2:14-15:” Porque cuando los gentiles que no tiene ley, hacen por naturaleza lo que es de la ley, estos aunque no tengan ley, son ley para si mismos. Mostrando la obra de la ley escrita en sus corazones, dando testimonio su conciencia, y acusándolos o defendiéndoles sus razonamientos “.

 

La “revelación general” sobre la existencia, carácter y leyes morales de Dios es dada a toda persona; esto es evidenciado mediante la naturaleza, sus obras en la historia y un sentido interno que ha puesto en todo ser humano.  Se llama general porque es dada a todo hombre.; Y esta es diferente a la de la Biblia, pues la misma es una “Revelación especial” que la da Dios a personas especificas. La Biblia entera es la revelación especial; son los mensajes directos de Dios a los profetas y otros, según se quedo escrito en las narraciones históricas de la Biblia.

 

  1. La suficiencia de la Biblia

La Biblia contiene todas las palabras de Dios que una persona necesita para llegar a ser cristianos y para vivir y crecer como tal. Si queremos ser intachables ante Dios, obedezcamos su palabra:

Salmo 119:1”Bienaventurados los perfectos de camino, los que andan en la ley de Jehová”. Por lo tanto es únicamente en la Biblia que podemos buscar la palabra de Dios para nosotros. Al estudiar cada día aprendemos a regocijarnos con lo que leemos y aprendemos y  esta suficiencia de la Biblia debe estimularnos a examinarla  más y más cada día para tratar de hallar lo que Dios quiere que pensemos en cuanto a cualquier situación.

 

Todo lo que Dios tiene para nosotros, nuestra familia, nuestro trabajo, o cualquier situación, la encontramos en sus páginas. Y puede ser que a veces no nos responda directamente toda pregunta que se nos ocurra o podamos pensar,  porque ya lo dice su palabra en Deuteronomio 29:29: “Las cosas secretas pertenecen a Jehová”, pero si nos proveerá de la dirección que necesitamos, pues así lo dice 2ª Timoteo 3:17:”A fin de que el hombre de Dios sea perfecto para toda buena obra”

 

Ahora bien aunque la respuesta no corresponda a una pregunta especifica, eso no significa que seamos libres de añadirle palabras a sus mandamientos. Cuidado,  no tenemos licencia para poner a la par de las Escrituras alguna revelación, dirección  u otras formas de guía que pensemos que vienen de Dios. Tampoco queramos imponer tal dirección a nuestros amigos, familiares o miembros de la iglesia, pues podríamos estar equivocados. Además de todo lo dicho, Dios nunca quiere que le demos a estos tipos de pensamientos personales o propios la calidad de sus palabras.

 

Hay asuntos o situaciones para los que Dios no ha provisto la dirección o reglas precisas que a veces queremos. Pero como la Biblia es suficiente, no tenemos el derecho añadirle nada a sus mandamientos o enseñanzas. La suficiencia de la  Biblia nos recuerda que nada es pecado si no esta prohibido por la Biblia, sea esto explicito o por implicación. Por lo tanto no debemos añadir prohibiciones en lo que no estamos seguros de que la Biblia es lo suficientemente precisa.

 

Podría ser que exista una situación en donde es inapropiado para un cristiano que beba café, asista a un cine, pero puesto que no hay ninguna enseñanza específica o algún principio general de la Biblia que prohíba estas acciones para todos los cristianos todo el tiempo, estas actividades en si mismas no son pecado.

 

Por consiguientes, en nuestras enseñanzas y creencias doctrinales, éticas y morales debemos contentarnos con lo que Dios nos ha dicho en las Escrituras. Dios nos ha revelado exactamente lo que El sabe que es preciso para nosotros.

 

Muchas conclusiones de personas sobre asuntos como la forma apropiada de gobierno de la iglesia, la naturaleza exacta de la presencia de Cristo en la cena del Señor, o la naturaleza y orden exacto de los sucesos que rodean el regreso de Cristo, se derivan más por deducción ingeniosa que por afirmaciones directas de la Biblia. Entonces debemos  tomar una actitud humilde pero rígida en cuanto a los énfasis que colocan a estos asuntos y que la Biblia ciertamente no hace.

 

  1. La inspiración de las escrituras

 

2ª Pedro 1:21: “Porque nunca la profecía fue traída por voluntad humana, sino que los santos hombres de Dios hablaron siendo inspirados por el Espíritu Santo”

 

  1. Definamos la palabra inspiración:

 

  1. Es la influencia sobrenatural del Espíritu de Dios ejercida sobre la mente del hombre, influencia que capacito a los profetas, apóstoles y escritores sagrados para exponer la verdad divina sin mezcla de error. (Diccionario de Webster)
  2. Intimación que Dios hace al escritor sagrado para que este escriba acerca de una determinada materia, junto con una asistencia especial para que no yerre en su exposición (Diccionario España-CACPE)

 

  1. Es el poder inexplicable que el Espíritu Divino ejerce en los autores de las Escrituras, para guiarlos aun en el empleo de los vocablos que deben usar, y preservarlos de todo error u omisión. (Dr. Ahúsen)

 

Pablo define así: Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia”1ª Timoteo 3:16

 

La inspiración, según la definición formulada por Pablo en el anterior pasaje, es un soplo recio, consiente, de Dios en el hombre, capacitando a este para expresar la verdad. Es Dios que habla por medio del hombre, y por lo tanto el A.T es la palabra de Dios tanto como si Dios mismo hubiera pronunciado cada una de esas palabras.

 

La declaración de Pedro, en 2ª Pedro 1:21 se puede decir que indica que el Espíritu Santo se encontraba presente en forma especial y milagrosa con los escritores de las Escrituras y en ellos recalcándoles las verdades que no habían conocido antes y guiándolos igualmente en el registro de estas verdades, y en todo acontecimiento que habían visto y oído, de manera que eran testigos capacitados para presentarlos con suficiente exactitud a otros.

 

  1. Puntos sobre la inspiración de las escrituras:

 

  1. Divina y no meramente humana

No es como la sabiduría de Platón, Sócrates, Shakespeare, Cervantes., como algunos se atreven a decir.

  1. Única y no común

No confundir inspiración con iluminación.

 

Inspiración: Es el poder inexplicable que el Espíritu Divino ejerce en los autores de las Escrituras, para guiarlos aun en el empleo de los vocablos que deben usar, y preservarlos de todo error u omisión. (Dr. Gaussen)

Iluminación: influencia ejercida por el Espíritu Santo, la cual es común a todos los creyentes, y les facilita comprender las verdades divinas

1ª Corintios 2:4” Y ni mi palabra ni mi predicación fue con palabras persuasivas de humana sabiduría, sino con demostración del Espíritu y poder”.

Mateo 16:17: “Entonces le respondió Jesús: Bienaventurado eres Simón, hijo de Jonás, porque no te lo revelo carne ni sangre, sino mi Padre que esta en los cielos”

Los que confunden estos dos términos afirman que tal iluminación es una explicación adecuada del origen de la Biblia. Pero esta iluminación no es lo mismo que la inspiración con la que fueron llenos los que escribieron la Biblia. Tal iluminación ha sido prometida a los creyentes y ha sido experimentada por ellos. Se nos dice que a veces los profetas recibieron verdades por inspiración, y al mismo tiempo les fue denegada la iluminación para comprender esas verdades

1ª Pedro 1:10-12: Los profetas que profetizaron de la gracia destinada a vosotros, inquirieron y diligentemente indagaron acerca de esta salvación, escudriñando que persona y que tiempo indicaba el Espíritu de Cristo que estaba en ellos, el cual anunciaba de antemano los sufrimientos de Cristo”

 

Diferencias especificas entre iluminación e inspiración:

 

  1. Iluminación: su duración es permanente, o pude serlo.

1ª Juan 2:20-27; La unción recibida del Espíritu Santo permanece  en el creyente

  1. La inspiración su duración es intermitente, el profeta está sujeto a la voluntad del Espíritu

2ª Pedro 1:21; lo repentino de la inspiración profética esta insinuado en la expresión común que dice: “Vino palabra de Jehová”

  1. La iluminación admite grados, la inspiración no, una persona es inspirada o no lo es, mientras que la iluminación la gente disfruta de distintos grados.

 

  1. Viva y no mecánica

Los escritores de la Biblia no recibieron un dictado. Y estos escritores no optaron por una posición pasiva y su mente no estaba  como la de un robot, ellos tomaron su papel en serio. Dios no hablo por medio del hombre como cuando se hace por medio de un megáfono, fue su Espíritu Divino quien uso las facultades del hombre , produciendo así un mensaje perfectamente divino que no obstante posee las características de la personalidad del Escritor.

Es la palabra del Señor, pero también en cierta forma o sentido, la de Moisés, la de Isaías, la de Pablo. Nuestro Dios maravilloso no ha hecho nada sin el hombre, y por supuesto el hombre no ha hecho nada sin Dios. Es Dios quien habla en el hombre, Dios que habla por medio del hombre, Dios que habla como hombre, Dios que habla a favor del hombre.

 

  1. Completa y no meramente parcial

Hay una teoría de inspiración parcial, que dice que los autores fueron preservados del error en asuntos necesarios para la salvación, pero no en asuntos como historia, ciencia, cronología y otros.  Por eso dicen que es más correcto afirmar que la Biblia contiene la palabra de Dios, más bien que afirmar que es la palabra de Dios.

 

Ahora bien hagámonos la pregunta ¿Quién esta mejor preparado para juzgar de manera infalible lo que es esencial para la salvación y lo que no es? ¿Dónde se encuentra la autoridad infalible para decidir con respecto que parte es la palabra de Dios y que no lo es? Y si la historia de la Biblia es falsa, luego la doctrina es falsa, pues la doctrina bíblica se basa en la historia.

 

Por último, las Escrituras reclaman para sí inspiración completa, plena. Cristo y los apóstoles aplican el termino:”Palabra de Dios” a todo el antiguo Testamento.

 

  1. Verbal y no meramente conceptual

Otra teoría dice que Dios inspiro los pensamientos pero no las palabras de los que  escribieron la Biblia. O sea Dios inspiro a los hombres, y les dio libertad de escribir con su propio criterio en la selección de vocablos y frases. Pero el argumento contrario a esta teoría habla de que el énfasis Bíblico no recae sobre los hombres inspirados sino sobre las palabras inspiradas.

Dios habiendo hablado muchas veces y de muchas maneras en otro tiempo a los padres de los profetas “Hebreos 1:1

Sino que los santos hombres de Dios hablaron siendo inspirados por el Espíritu Santo”2ª Pedro 1:21

 

Es difícil separar palabra y pensamiento ya que el pensamiento es palabra interna, mientras que una palabra es un pensamiento expresado.

”lo cual también hablamos, no con palabras enseñadas por sabiduría humana, sino con las que enseña el Espíritu, acomodando lo espiritual a lo espiritual1ª Corintios 2:13

Pablo entonces nos habla de palabras que enseña el Espíritu Santo.

 

Finalmente se citan palabras particulares como fundamento de doctrina de peso:

Si llamo dioses a aquellos a quienes vino la palabra de Dios (y la Escritura no puede ser quebrantada) Juan 10:35

” Diciendo: ¿Qué pensáis del Cristo? ¿De quién es hijo? Le dijeron; De David. El les dijo: ¿Pues como David en el Espíritu le llama Señor, diciendo: Dijo el Señor a mi Señor, Siéntate a mi derecha, Hasta que ponga a tus enemigos por estrado de tus pies? pues si David le llama Señor, ¿Cómo es su hijo? Mateo 22:42-45:

Ahora bien, a Abraham fueron hechas las promesas, y a su simiente. No dice: Y a las simientes, como si hablase de muchos, sino como de uno: Y a tu simiente, la cual es Cristo “Gálatas 3:16

La voz del cual conmovió entonces la tierra, pero ahora ha prometido, diciendo: Aun una vez, y conmoveré no solamente la tierra, sino también el cielo. Y esta frase: Aun una vez indica la remoción de las cosas movibles, como cosas hechas, para que queden las inconmovibles “Hebreos 12:26-27

 

Diferenciemos revelación e inspiración:

 

Revelación: es el acto de Dios por el cual revela lo que el hombre no podía hallar por si mismo

Inspiración: indica que el escritor es preservado del error al escribir esa revelación

Ejemplo: los diez mandamientos fueron revelados y Moisés recibió inspiración para registrarlos en el Pentateuco.

La revelación no siempre indica inspiración. Moisés fue inspirado a registrar los acontecimientos que El mismo había  presenciado y que por lo tanto se encontraban dentro de la esfera de sus propios conocimientos.

Palabras no inspiradas: Los registros de palabras de Satanás,  y que sabemos que el diablo no fue inspirado de Dios cuando las pronuncio. Pero el registro de esas expresiones satánicas es inspirado.

 

III. La verificación de las Escrituras

 

  1. Afirman ser inspiradas

La frase “Y dijo Dios” o su equivalente se emplea en el A.T mas de 2000 veces. La historia, la ley, los salmos y las profecías afirman que todo fue escrito por hombres bajo la inspiración especial de Dios

“Y Moisés escribió todas las palabras de Jehová, y levantándose de mañana edifico un altar al pie del monte, y doce columnas, según las doce tribus de Israel” Éxodo 24:4

“Y El estuvo allí con Jehová cuarenta días y cuarenta noches; no comió pan ni bebió agua; y escribió en tablas las palabras del pacto, los diez mandamientos” Éxodo 34:28

Y Josué dijo a los hijos de Israel: Acercaos, y escuchad las palabras de Jehová vuestro Dios “Josué 3:9

Jehová amonesto entonces a Israel y a Juda por medio de todos los profetas y de todos los videntes, diciendo: Volveos de vuestros malos caminos, y guardad mis mandamientos y mis ordenanzas, conforme a todas las leyes que yo prescribí a vuestros padres, y que os he enviado por medio de mis siervos los profetas” 2ª Reyes 17:13

Inquirid en el libro de Jehová, y leed si falto alguno de ellos; ninguno falto con su compañera; porque su boca mando, y los reunió su mismo Espíritu “Isaías 34:16

“Y pusieron su corazón como diamante, para no oír la ley ni las palabras que Jehová de los ejércitos  enviaba por su Espíritu, por medio de los profetas primeros; vino por tanto, gran enojo de parte de Jehová de los ejércitos “Zacarías 7:12

Escucha pueblo mío, mi ley; inclinad vuestro oído a las palabras de mi boca “Salmo  78:1

Porque el mandamiento es lámpara, y la enseñanza es luz, y camino de vida las reprensiones que te instruyen “Proverbios 6:23

 

Cristo mismo confirmo el A.T, lo cito y vivió en armonía con sus enseñanzas, confirmo su verdad y autoridad:

Porque de cierto os digo que hasta que pasen el cielo y la tierra, ni una jota ni una tilde pasara de la ley, hasta que todo se haya cumplido” Mateo 5:18

 

Otras citas: Juan 10:35; Lucas 18:31-33; 24:25,44; Mateo 23:1,2; 26:54

También los apóstoles las confirmaron:

Mucho, en todas maneras. Primero, ciertamente, que les ha sido confiada la palabra de Dios “Romanos 3:2

Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia”2ª Timoteo 3:16

Otras citas: Hebreos 1; 2ª Pedro 1:21; 3:2; Hechos 1:16; 3:8; 1ª Corintios 2:9-16

 

  1. Tienen toda la apariencia de ser inspiradas

Las Escrituras afirman ser inspiradas y así su carácter apoya esta afirmación.

  1. Con respecto a sus autores: Fueron hombres cuya honradez e integridad no puede ponerse en duda.
  2. Con respecto a su contenido: encierra la revelación mas sublime de Dios que el menudo pueda conocer.
  3. Con respecto a su influencia: Ha proporcionado la luz salvadora a naciones e individuos y posee un poder infalible de conducir a hombres a Dios y transformar su carácter.
  4. En lo referente a autoridad Llena los requisitos de tribunal final de apelaciones en religión, de manera que los cultos falsos hallan necesario citar sus palabras con el objeto de hacer impresión en el público.

 

Notemos algunas cualidades de su inspiración:

  1. Su exactitud

Hay en la Biblia una ausencia total de absurdos que aparecen en otros libros sagrados.

  1. Su unidad

La Biblia consiste en 66 libros escritos por unos 40 autores diferentes, durante un periodo de 1600 años, y abarca una variedad de asuntos, y así sostiene su unidad de tema y propósito y se puede explicar esto  solo si admitimos que fue dirigida  por una mente rectora o superintendente.

  1. Cuantos libros hay que justifican aun dos lecturas

La Biblia se puede leer centenares de veces sin que se logre sondear sus profundidades, o sin que se pierda el interés de sus lectores

  1. Su extraordinaria circulación

Se han vendido 6 billones de copias

  1. Su actualidad

Es uno de los libros más antiguos y sin embargo el más moderno.

  1. Su extraordinaria preservación frente a la persecución y la oposición de la ciencia.
  2. Sus muchas profecías cumplidas

 

  1. Uno siente que son inspiradas

Le preguntaron a una señora cristiana, si creía realmente en  la Biblia,  y ella sin vacilar respondió: Claro que si, conozco personalmente al autor. Había expresado una de las razones más poderosas para creer que la Biblia es la palabra de Dios

¿Cómo podemos saber que todos los libros que posee la Biblia proceden de Dios, y que participación tiene la iglesia en este punto?

Se afirma que la iglesia decide que reverencia se le debe a las Escrituras y que libros deben incluirse en el canon sagrado, con la ayuda del testimonio del Espíritu Santo.

El testimonio del Espíritu Santo, es superior a todo argumento. Dios en su palabra es el único testimonio adecuado con respecto a si mismo; y de igual manera a su palabra. Su Palabra no podrá ser creída verdaderamente por el hombre hasta que no haya sido sellada por el testimonio del Espíritu. El mismo Espíritu que hablo por los profetas debe entrar en nuestro corazón para convencernos de que comunicaron fielmente el mensaje que El le dio

 

Y este Serra mi pacto con ellos dijo Jehová: El Espíritu mío que esta sobre ti, y mis palabras que puse en tu boca, no faltaran de tu boca, ni de la boca de tus hijos, ni de la boca de los hijos de tus hijos, dijo Jehová, desde ahora y para siempre.Isaías 59:21

 

  1. Demuestran ser inspiradas

Hay varias formas diferentes por las que podemos estar seguros de que la Biblia es realmente la palabra de Dios, su revelación a la humanidad. Se utiliza a veces tres tipos de evidencia para demostrar que algo es lo que es: La histórica, la interna y la experimental.

Una vez una persona fue a la farmacia a comprar fósforo, el cual es un elemento químico. Esta persona trajo un paquete pequeño ¿era fósforo? Esta persona informo que fue a la farmacia, pidió fósforo y que el farmacéutico fue a un estante, saco algo de un frasco, lo envolvió y se lo dio, y que lo había traído directamente a su casa. Esa era la evidencia o prueba histórica de que el paquete contenía fósforo.

Luego la persona abrió el paquete, la sustancia olía a fósforo y se parecía al fósforo. Esa era la evidencia interna.

Luego le acerco un fósforo encendido, y el contenido del paquete ardió. Esa era la evidencia experimental.

La defensa intelectual de la Biblia tiene su valor, pero después de todo, el mejor argumento es el práctico. La Biblia ha influido en la civilización, ha transformado vidas, ha traído luz, inspiración y consuelo a millones de personas. Y su obra continúa.

 

 

DIOS

Jeremías 10:10

 

Objetivos:

  1. Que el estudiante aprenda que la existencia de Dios, no necesita ser probada, pero que su palabra lo hace
  2. Que el estudiante conozca sobre la naturaleza de Dios, y que hay creencias erróneas sobre El.
  3. Que el estudiante conozca que Dios tiene muchos atributos y que los pueda describir

 

  1. Introducción

Vivimos en un universo cuya grandeza e inmensidad supone  que fue creado o hecho por alguien con mucha sabiduría e  inteligencia, poderoso, hacedor grande, y cuya belleza, designio y orden nos muestra la presencia de un sabio legislador. ¿Pero quién hizo al hacedor? podemos remontarnos en el tiempo, pasando del efecto a la causa, pero no podemos continuar retrocediendo para siempre sin admitir un ser “eterno”. Ese ser eterno es Dios, la causa y razón de todo lo bueno que existe.

Así como la Biblia es la fuente más alta de información en cuanto a si misma, Dios es la fuente más alta de información respecto a si mismo. Y esto tiene sentido; porque si existiera una fuente más alta de información en cuanto a Él, entonces El no sería Dios. Por lo tanto, es importante que cualquier estudio de Dios mire a lo que El dice en cuanto a si mismo, y eso se encuentra en las páginas de la Biblia.

 

La Biblia simplemente da por cierto su existencia y no intenta probarlo, ni especula sobre su naturaleza. Da por sentado que “Jehová es el Dios verdadero; El es Dios vivo y Rey eterno” Jeremías 10:10

El insensato que niega a Dios no es un ateo; su negación es de orden ético; vive como si Dios no existiese y juzgase a las personas. Los milagros y actos poderosos de Dios no se aducen para demostrar su existencia, sino para afirmar la confianza o estimular la alabanza

Salmo 8; 19:1-7; 104; 14:1; 53:2; Isaías 40:25-31

Dios se da a conocer en la creación y en la historia; es por ello el Dios vivo Josué 3:10; Salmo 19; Oseas 1:10; Romanos 1:19; 1ª Timoteo 3:15; Hebreos 9:14; 10:31 En consecuencia, el hombre se allega a  Dios prestando oído a su Palabra y obedeciendo su voluntad, y no mediante la especulación Jeremías 22:15; Juan 7:17

Dios es conocible

No solo existe Dios, sino que lo hace todo de tal manera que podamos saber cosas en cuanto a El y llegar a conocer lo, personalmente. Aun así nunca conoceremos plenamente a Dios, ya que El es infinito, y nosotros no;”Su grandeza es insondable” Salmo 145:3.

 

Conocerle es tan maravilloso para nosotros que sobrepasa toda comprensión humana: es “Tal conocimiento es demasiado maravilloso para mí; alto es, no lo puedo comprender” Salmo 139:6. Y si pudiéramos contar sus pensamientos, hallaríamos que son más numerosos que la arena de la tierra. Sal 139:17-18.

La Biblia nos dice que Dios es amor; que es luz, que es Espíritu y que es justo  1ª Juan 4:8; 1ª Juan 1:5;Juan 4:24;Romanos 3:26. Algunos de los atributos de Dios serán más fáciles de entender porque los comparte con nosotros; otros sin embargo no tanto porque no somos participes de estos.

Las primeras palabras de la Biblia son: “En el principio creó Dios los cielos y la tierraGénesis 1:1 Aquí se declara el hecho importante de la creación y se da por sentada la más sublime de las verdades, la existencia de Dios. No hay una serie de argumentos para probar que Dios existe; simplemente se admite el hecho. Moisés tuvo sin duda, bajo la inspiración divina, las mejores razones para seguir el método que adoptó. El hecho de que la Biblia no discute la existencia de Dios no quiere decir que no haya pruebas posibles para probarlo.

  1. A continuación se describen una serie de argumentos para probar la existencia de Dios.

    1. Argumento cosmológico: Cosmos=Mundo

Este argumento está basado en el siguiente razonamiento: El universo debe tener una primera causa o creador. Nosotros sabemos que no hay efecto sin causa. Este universo tan enormemente grande con todos sus planetas y astros de distintos órdenes, ha de haber un tiempo en el pasado en que no existió. Si hoy existe, como es la realidad, debe haber alguien que lo hizo y ese creador es Dios. (Gen.1) Muchas personas pretendiendo tener sabiduría rechazan la existencia de Dios y pretenden enseñar que el universo se hizo solo.

El apóstol Pablo enseña que en todos los períodos, desde que el mundo fue hecho, la mente humana ha sido capaz de reconocer “su eterna potencia y divinidad” por medio de las “cosas que son hechas”, o sea la creación; de manera que “son inexcusables”, no tienen excusa para negar Su existencia o para vivir como si no hubiera Dios.

  1. Argumento teleológico (Teleológico viene de “tejeos” que significa designio o propósito)

El designio maravilloso de este universo señala una Mente Suprema. Este universo está diseñado con perfección. Hallamos evidencias de adaptación en todo lo que nos rodea. El mundo parece adaptado al hombre y a los animales. Los pulmones y el aire se adaptan mutuamente. Las aves se adaptan al aire y los peces al mar. Todo parece estar en el mejor sitio. Todo parece existir y funcionar de acuerdo con un gran plan. Es aquí donde toma cuerpo el argumento teleológico. Podemos razonar diciendo que el plan tiene que existir antes de la cosa y así, primero se concibe la idea y después se lleva a la práctica – se materializa.

Tenemos que aceptar que la idea o plan de este mundo existió antes que la realidad y si hubo idea o plan tuvo que haber Planeador o una Mente Suprema que primero concibió la idea, el plan y luego lo cristalizó, lo llevó a la práctica y el resultado es el mundo que nos rodea. Lo complicado de este universo nos hace creer que el que lo planeó o diseñó tiene que ser un Ser infinitamente sabio y eso solo Dios pudo haber sido.

 

  1. Argumento antropológico (Antropológico viene de “Átropos” que significa hombre).

La constitución moral del hombre señala la existencia de un autor o Legislador – Dios. El hombre tiene una naturaleza moral, esto es, su vida está regularizada por los conceptos de bien y de mal. Sabe que hay un curso recto de acción que debe seguirse y un curso errado que debe evitarse. Ese conocimiento se llama conciencia. Cuando el hombre obra con rectitud la conciencia lo aprueba y aplaude; cuando obra mal lo condena.

¿Qué podemos deducir de ese conocimiento universal del bien y del mal que es innato en el hombre? Deducimos que no puede haber leyes sin legislador. Que Dios ha puesto en el corazón del hombre como leyes primarias los conceptos del bien y del mal. Esto no puede ser invención del hombre, pues, como apunta SJ. Back: “¿Como puede pretenderse que la ley moral sea hechura del hombre, cuando ella lo gobierna y con frecuencia lo condena? ¿Entronizaría él espontáneamente en su propio pecho un juez, un fiscal y un verdugo?”

El mundo moral con sus leyes eternas es tan real y verdadero como el físico. Así como el mundo físico por la ley de causa y efecto nos hace creer en la existencia de una causa creadora (Dios creador); así el mundo moral nos hace pensar en un Supremo-Legislador que concibió esas leyes y “las escribió en nuestros corazones”

  1. Argumento de la creación universalLa Creencia en la existencia de Dios está tan esparcida como la raza humana, aunque en muchas cosas esa creencia se encuentra pervertida. Como alguien ha dicho: “El hombre es incurablemente religioso”. El hombre siente tan profundamente la necesidad de adorar como siente la necesidad de satisfacer sus necesidades físicas y no es feliz hasta tanto encuentra a Dios y le adora y le sirve en forma inteligente.

¿Quién ha puesto ese instinto en el hombre? Indudablemente que esta es una de las huellas que señalan la existencia de Dios, el creador del hombre. Dios, que creó al hombre con el fin de que éste le adorara y le sirviera en la tierra como los ángeles lo hacían en el cielo, estampó con caracteres imborrables en la raza humana la conciencia religiosa, la cual a pesar de los razonamientos contrarios, y a pesar del pecado no ha podido ser borrada.

 

III. La existencia de Dios

 

  1. Su existencia afirmada

 

En ninguna parte de las Sagradas Escrituras se trata de demostrar la existencia de Dios mediante pruebas metodológicas o convencionales. Se le asume como prueba evidente, como creencia natural para el hombre. No es una condición preliminar para la fe. Declaran el hecho y piden al hombre que se embarque en una aventura de fe. La Biblia dice: Es necesario que el que a Dios se acerca, crea que le  hay” y este es el punto inicial de la Biblia en lo que respecta a los tratos del hombre con Dios.

 

La Biblia al hacer referencia en los hombres que no creen en Dios, los llama “necios”; en otras palabras, prácticamente impíos, que desalojan a Dios de sus pensamientos porque le desechan de sus vidas. Pertenecen al elevado número de ateos prácticos, es decir, los que viven y hablan como si no existiera Dios. Aunque hay otros que no negando la existencia de Dios, afirman y se aferran a la creencia intelectual que Dios no existe. Pero decir “No hay Dios” no quiere decir que Dios no exista, sino que no se inmiscuye o interviene en los asuntos del mundo. El hombre que considera a Dios ausente, se corrompe y procede con abominación Salmo 14

 

Cuando un hombre dice: “Conozco al presidente”, no quiere decir que “Sabe que el presidente existe”, ya que eso se da por sentado en la declaración. De igual manera los escritores bíblicos nos dicen que conocen a Dios, y esa declaración lleva implícita la existencia de Dios.

 

  1. Su existencia demostrada

 

Si la Biblia no nos ofrece una demostración razonada de la existencia de Dios ¿Por qué lo intentamos nosotros? Por lo siguiente:

 

  1. Para convencer a los que buscan sinceramente a Dios, es decir, a personas cuya fe ha sido oscurecida por alguna dificultad y que dicen “Quiero creer en Dios; demuéstreme que es razonable creer”. Ninguna cantidad de pruebas convencerá a esa persona que deseando vivir en el pecado y de manera egoísta expresa:” Lo desafío a que me demuestre que Dios existe”. Después de todo, la fe es asunto moral antes que intelectual; si una persona no está dispuesta a pagar el precio, evadirá toda clase de evidencia Lucas 16:31

 

  1. Para fortalecer la fe de los que ya creen. Estudian las pruebas no para creer, sino porque creen. Esa fe es tan valiosa para ellos que reciben con regocijo cualquier cosa que la aumenta o enriquece.

 

  1. Con el fin de enriquecer nuestro conocimiento de la naturaleza de Dios ¿Pues hay acaso objeto mayor de estudio y meditación que El?

 

¿Donde encontramos evidencia de la existencia de Dios? En la creación, la naturaleza del hombre y la historia humana.

 

De estas tres áreas deducimos las cinco (5) evidencias o pruebas de la existencia de Dios:

 

  • Argumento basado en la creación
  • Argumento basado en el diseño
  • Argumento basado en la naturaleza del hombre
  • Argumento basado en la historia
  • Argumento basado en la creencia universal

 

Por razones de espacio y tiempo  alrededor de los argumentos, y debido a espacio y tiempo no hablaremos ahora, pero sugerimos comprar el libro “Teología Bíblica Sistemática de Myer Pearlman, para ampliar los conceptos.

 

  1. Su existencia negada

 

El ateísmo consiste en la negación absoluta de la existencia de Dios. Algunos ponen en tela de juicio el que haya ateos verdaderos, pero si los hay, no se puede demostrar que busquen sinceramente a Dios o que sean lógicamente consecuentes. Puesto que los ateos se oponen a las convicciones más profundas y fundamentales de la raza, la responsabilidad de probar lo que sostienen descansa en ellos. No pueden con sinceridad y lógica afirmar que son ateos, a menos que puedan establecer que Dios no existe. Ahora bien, es innegable que las pruebas a favor de la existencia de Dios superan en mucho la evidencia en contra.

 

Solo Dios, cuya existencia niega el ateo, podría tener la capacidad de demostrar que no hay Dios. Además, la simple posibilidad de que exista un Soberano moral llena al hombre de una gran  responsabilidad, y la conclusión atea no debiera aceptarse hasta que la no existencia de Dios haya sido demostrada fuera de toda duda. Que contradictorios estos ateos, pues hay historias reales, de ateos que al encontrase en peligro de muerte, han orado. El huracán de la vida ha asolado el refugio de sus teorías, y dejado a la intemperie los cimientos de su fe, y han procedido como seres humanos. Alguien dijo “El ateísmo es una enfermedad, cuando el hombre pierde su fe en Dios, no se debe a ningún argumento sino a un “quebranto interno, traición o descuido, de lo contrario algún acido destilado en el alma ha disuelto la perla de gran precio”.

 

El ateísmo en un crimen contra el hombre. Trata de desalojar del corazón del hombre su anhelo de lo espiritual, su sed de lo infinito. Los ateos protestan contra los crímenes de la religión y reconocemos que la religión ha sido pervertida por el profesionalismo en el sacerdocio y por el clericismo. Pero el intento de borrar la idea de Dios porque se ha abusado de ella es tan lógico como intentar desarraigar el amor del corazón del hombre porque en algunos casos se ha pervertido y degradado.

 

  1. La naturaleza de Dios
  2. La espiritualidad de Dios.Dios es EspírituJuan 4:24 con Lucas 24:39

Esta es una gran verdad revelada en cuanto a la naturaleza de Dios. Dios es espíritu – quiere decir que no tiene cuerpo, es incorpóreo. Algunas veces en la Escritura se nos habla de las “manos de Dios”. Estas se llaman expresiones antropomorfas (de antropos – hombre y morfa – forma). Este lenguaje se hace necesario para traer lo infinito a lo finito, esto es, para que podamos entender mejor; pero nunca para significar que Dios tenga cuerpo como el hombre.

B. La personalidad de Dios.

Al decir que Dios es persona o que tiene personalidad queremos decir que tiene en sí los elementos constitutivos de la personalidad que son: intelecto, sentimiento, y voluntad.

Dios:

  • Piensa, Jeremías 29:11, Isaías. 46:11
  • Siente, Salmo 33:5, 103:8-11, Santiago 5:11
  • Tiene voluntad, actúa Salmo 115:3, Isaías 46:10-13, Daniel 4:35, Mateo. 19:26
  • Tiene personalidad.

Es bueno recordar que la personalidad radica en el Espíritu y no en el cuerpo, por eso Dios, aunque no tiene cuerpo, tiene personalidad.

  1. La unidad de Dios.Queremos decir con esto que Dios es uno, un ser absolutamente perfecto, supremo y todo poderoso. La idea del politeísmo (doctrina de muchos dioses) es repugnante y contradictoria. La Biblia enseña la unidad de Dios. Deuteronomio 6:4; Isaías 44:6-8, 45:5; 1a Timoteo 2:5; 1ª Corintios 8:4

    D. La Trinidad de Dios.

Sobre este tema se dedica un estudio completo por lo que en esta ocasión solo estaremos mencionado generalidades.

1. Definición – Es muy difícil definir la trinidad de Dios sin caer en error. Para poder expresar esta doctrina, el Dr. Strong apunta seis consideraciones:
a. En la Escritura hay tres personas reconocidas como Dios.
b. En la Escritura se describen como personas distintas.
c. Esta triple personalidad de la naturaleza divina no es temporal sino eterna.
d. Esta triple personalidad no es tritísmo porque, aunque hay tres personas, sólo hay una esencia.
e. Las tres personas: El Padre, el Hijo, y el Espíritu Santo son iguales.
f. Esta doctrina, aunque inescrutable y un tanto incomprensible para la mente humana, sin embargo, no es contradictoria.

  1. Los nombres de Dios

Dios se revela mediante la proclamación de su nombre, o mediante el dar a conocer su nombre Éxodo 6:3; 33:19; 34:5,6 El adorar a Dios significa invocar su nombre Génesis 12:8 temerle Deuteronomio 28:58 Alabarle 2ª Samuel 22:50  glorificarle Salmo 86:9

Es maldad tomar su nombre en vano Éxodo 20:7 Profanarlo o blasfemarlo Levítico 18:21; 24:16 El nombre de Dios defiende a su pueblo Salmo 20:1 Y por amor de su nombre El no los desamparara 1ª Samuel 12:22

Los siguientes son los nombres bíblicos más comunes en la Biblia:

  1. Eloy (Dios) Insinúa el poder creador y la omnipotencia de Dios. La forma plural significa plenitud de poder, y simboliza la Trinidad
  2. Jehová: Eloy, Dios-creador no se aísla de sus criaturas. Al ver sus necesidades descendió para ayudarles y salvarles. Jehová significa “El que fue, es y será “, es decir el Eterno

Lo que Dios hace por su pueblo se expresa por sus nombres, y cuando su pueblo experimenta su gracia, luego se dice que conocen su nombre. La relación de Jehová con Israel queda sintetizada en los nombres de Jehová relacionadas con sus promesas.

Jehová Rafa– Para los enfermos:”Jehová tu sanador “Éxodo 15:26

Jehová Nissi: “Jehová mi bandera” Exodo 17:8-15

Jehová Shalón “Jehová es paz” Jueces 6:24

Jehová raah “Jehová es mi pastor Salmo 23:1

Jehová Tsikenu “Jehová justicia nuestra” Jeremías 23:6

Jehová Yireh “Jehová proveerá” Génesis 22:14

Jehová Shama “Jehová esta allí” Ezequiel 48:35

  1. El (Dios) El-ELYON Génesis 14:18-20, “el Altísimo”, El SHADDAI, el Dios suficiente para las necesidades de su pueblo Éxodo 6:3 El –OLAM, el Dios eterno” Génesis 21:33
  2. Adonaí: Señor, y nos expresa la idea de gobierno y dominio Éxodo 23:17; Isaías 10:16,33. En virtud de lo que es y ha hecho, reclama para si el servicio y obediencia de su pueblo. Este nombre se aplica en el N.T al Cristo glorificado.
  3. Padre, Se emplea tanto en el A.T como en el N.T. Describe a Dios como el productor de todas las cosas, y el creador del hombre, relación que no garantiza la salvación. Solo quienes han sido vivificados para que tengan nueva vida por medio de su Espíritu son sus hijos en un sentido intimo y Salvador Juan 1:12,13
  4. Creencias erróneas

Hay otros puntos de vista relativos a Dios aparte de las Escrituras, dentro de estas algunas son verdades recalcadas con exceso, otras son verdades que no se han acentuado como es debido; otros, son verdades falseadas, tergiversadas . Y vamos a considerarlas porque así entenderemos mejor lo que es la verdad.

  1. Agnosticismo

Es un vocablo griego, que significa desconocido o imposible de conocer, niega a la inteligencia humana capacidad para conocer a Dios. Dicen los agnósticos: “La mente finita no puede comprender lo infinito”, pero no alcanzan a comprender que hay diferencia entre conocer a Dios en sentido absoluto, y conocer algunas cosas relativas a Dios. No podemos conocer a Dios en forma absoluta, pero si limitada, es decir, podemos saber algo de El.

“Podemos tocar la tierra, aunque somos incapaces de rodearla con nuestros brazos” o “Podemos saber que  Dios existe, sin saber todo lo que es”. El niño puede conocer a  Dios, mientras que el filosofo jamás podrá conocer  al Altísimo en forma perfecta”

Las Sagradas Escrituras se basan en la premisa de que Dios es conocible; por otra parte se nos advierte que aun “conocemos en parte” Éxodo 33:20; Job 11:7; Romanos 11:33; 1ª Corintios 13:9-12

  1. Politeísmo

Significa adoración de muchos dioses. Fue característica de las religiones antiguas, y se practica todavía en muchos países paganos. Se basa en la idea de que el universo es gobernado, no por una fuerza, sino por varias, de manera que hay un dios del agua, dios del fuego, de las montañas, de la guerra. Etc.”Honrando y dando culto a las criaturas antes que al creador” Romanos 1:25 Israel fue la primera nación que predico el monoteísmo en contraposición al politeísmo de las naciones vecinas.

  1. Panteísmo

Es una palabra formada de dos vocablos griegos que significan “Todo es Dios “es un sistema filosófico o religioso de los que creen que la totalidad del universo es el único Dios. Los árboles, las piedras, la tierra y el agua, pájaros, reptiles, incluyendo al hombre, todos según el panteísmo son parte de Dios

¿Cómo se origino este sistema? En Romanos 1:2-23 se nos da el indicio. Los que se alejaron de Dios buscaron un algo que ocupara su lugar .Para ocupar el lugar de Dios, debe algo ser tan grande como Dios. Si Dios ha desaparecido del mundo, porque no dejar que el mundo sea Dios, esa era el razonamiento .Y así comenzó la adoración a las montañas, las bestias y al hombre y a todas las fuerzas de la naturaleza.

El panteísmo confunde a Dios con la naturaleza. Pero el poema no es el poeta, el arte no es el artista, la música no es el músico y la creación no es Dios. Las Sagradas Escrituras corrigen ese punto de vista falso, tergiversado, del panteísmo.  Además de enseñarnos que Dios se revela en la naturaleza, también hace distinción entre Dios y la naturaleza.

La ciencia cristiana es una forma de panteísmo, pues una de sus creencias o doctrinas fundamentales es la siguiente: “Dios es todo, y todo es Dios”, técnicamente, es panteísmo idealista, porque enseña que  todo es idea, y por lo tanto la materia es irreal.

  1. Materialismo

El materialismo niega que haya distinción alguna entre la mente y la materia y afirma que todas las manifestaciones de la vida y de todas las fuerzas, son simplemente propiedades de la materia. Así como el hígado segrega bilis así el cerebro segrega pensamientos, y el hombre es una maquina. El hombre es simplemente un animal agregan. De esta forma quieren destruir la idea de la naturaleza superior del hombre y su destino divino.

¿Cómo rebatir esta idea?

  1. Nuestra propia conciencia nos dice que somos más que materia, y que somos distintos de un árbol o una piedra.
  2. La experiencia y la observación nos demuestran que la vida puede proceder solo de una vida existente, y por lo tanto la vida de este mundo procedió de una causa viva. Jamás se ha demostrado que la vida puede proceder de la materia muerta.
  3. La evidencia de que existe inteligencia y diseño en el universo contradice la idea del materialismo ciego.
  4. Aunque admitamos la idea de que el hombre es una maquina, sabemos que una maquina no se fabrica a si misma. La maquina no produce al inventor, sino este creo a aquella. Al creer que el hombre sea así, esta destruyéndose el fundamento de la moral puesto que el hombre al ser solo una máquina, no es responsable de sus hechos.

¿Cuál es el antídoto para el materialismo? ¡El evangelio! Predicado en la demostración del Espíritu y con señales que le siguen.

  1. Deísmo

Admite que hay un Dios personal, que creo el mundo, pero insiste en que después de la creación lo dejo para que se gobernara por las leyes naturales. Esto se denomina a veces racionalismo, porque hace de la razón la guía suprema de la religión. Este sistema es impugnado por las evidencias de la inspiración de la Biblia y las evidencias de la obra de Dios en la historia

La Biblia enseña dos verdades con respecto a la relación de Dios con el mundo:

  1. Su trascendencia, significando su separación del mundo y del hombre, y su elevación por sobre ellos Is 6:1. Este punto es recalcado con exceso por el deísmo.
  2. Su inminencia, significando su presencia en el mundo y su proximidad al hombre Hechos 17:28; Efesios 4:6 Este punto es recalcado con exceso por el panteísmo.

La Biblia dice que Dios está separado del mundo y es realmente superior a El; pero por otra parte, está en el mundo. Envió a su Hijo para que estuviera con nosotros. De manera entonces que la doctrina de la Trinidad evita estos dos extremos.  A la pregunta de si Dios está dentro o fuera del mundo la Biblia responde: Esta fuera y dentro del mundo.

  1. Los atributos de Dios

Definición: Los atributos son las características, propiedades o perfecciones de la persona y el carácter de Dios. Todas las cosas que existen tienen atributos o cualidades. Así es que Dios, por cuanto existe, ha de tener ciertos atributos o características que por tratarse de El, que es perfecto, pueden llamarse perfecciones.

¿Qué diferencia hay entre los nombres de Dios y los atributos de Dios? Los nombres expresan su ser todo, mientras que sus atributos indican varias facetas o aspectos de su carácter. Hay muchas cosas que se pueden decir de un ser tan elevado, excelso, como Dios, y nuestra tarea quedara facilitada si clasificamos sus atributos. El comprender a Dios con amplitud, en sentido absoluto, equivaldría a tratar de encerrar el Océano Atlántico en una  taza. Pero El se ha revelado lo suficiente como para satisfacer nuestra capacidad mental.

Clasificación de los atributos: Los atributos de Dios se dividen en tres grupos:

  1. Atributos no relacionados (La naturaleza interior de Dios)
  2. Espiritualidad
  3. Infinidad
  4. Unidad
  5. Atributos activos (Dios y el universo)
  6. Existencia propia
  7. Eternidad
  8. Inmutabilidad
  9. Omnipotencia
  10. Omnipresencia
  11. Omnisciencia
  12. Sabiduría
  13. Soberanía.
  14. Atributos Morales
  15. Santidad
  16. Justicia
  17. Fidelidad
  18. Misericordia
  19. Amor
  20. Bondad

Por razones de espacio y tiempo no se entra en detalles sobre esta ultima parte por lo que  de nuevo vamos a sugerir que el estudiante compre el libro de teología y Bíblica y Sistemática de Myer Pearlman y allí lo estudie.

 

 

 

LOS ANGELES, SATANAS Y LOS DEMONIOS

Nehemías 9:6;Genesis 19:1

Objetivos:

  1. Que el estudiante aprenda que hay un mundo espiritual, unos buenos y otros malos
  2. Que el estudiante aprenda que estos espíritus fueron creados por Dios, y que él los creo buenos a todos, y su creación fue antes que al hombre.
  3. Que el estudiante aprenda que fue el pecado de orgullo y de ambición de ser adorado lo que influyo en la caída de Satanás

 

Introducción

 

Nos rodea un mundo espiritual mucho más poblado, poderoso y de mayores recursos que el mundo de los seres humanos. Los espíritus buenos y malos, andan entre nosotros. Con la velocidad de la luz y sin hacer el menor ruido pasan de un lugar a otro. Habitan el espacio que nos circunda. Sabemos que algunos de ellos están interesados en nuestro bienestar; otros procuran dañarnos. Los escritores inspirados descorren la cortina y nos proporcionan una visual de este mundo invisible, con el objeto de que seamos animados y advertidos.

 

  1. Ángeles

 

Hebreo mal’ak; Griego angelos significa mensajero. La Biblia habla de ángeles buenos y malos, aunque subraya que todos los ángeles fueron originalmente creados buenos y santos Genesis 1:31, Teniendo la libertad de elección, numerosos ángeles se unieron a la rebelión de Satanás y se desviaron de su condición original de gracia como siervos de Dios, perdiendo de ese modo su misión celestial.

 

Son seres espirituales creados con juicio moral y alta inteligencia peros sin cuerpos físicos. Son los guerreros de Dios, y como grupo, a menudo se hace referencia a ellos como las huestes(o ejércitos) del cielo. No siempre han existido; son parte del universo que Dios creo. Esdras afirma esto cuando dice de Dios: “Tu solo eres Jehová; tu hiciste  los cielos, y los cielos de los cielos, con todo su ejército, la tierra y todo lo que esta en ella, los mares y todo lo que hay en ellos:” Nehemías  9:6

 

  1. Su naturaleza

 

Los ángeles son:

 

  1. Criaturas o seres creados

Fueron hechos de la nada, por el poder extraordinario de Dios. Ellos existieron antes de la creación del hombre y la rebelión de los ángeles ocurrió antes de ello, a las órdenes de Satanás, por ser criaturas no aceptan la adoración Apocalipsis 19:10; 22:8,9 y el hombre, ha recibido orden de no adorarlos Colosenses 2:18.

 

  1. Espíritus

Se les describe como espíritus, porque a diferencia del hombre, no están limitados por las condiciones naturales o físicas. Aparecen y desaparecen a voluntad, y viajan con rapidez inimaginable sin empleo de medios naturales. Tiene la capacidad de tomar la forma humana cuando se requiere su presencia visible Génesis 19:1-3

 

  1. Inmortal

No están sujetos a la muerte. En Lucas 20:34,35 el Señor Jesucristo les explica a los saduceos que los santos resucitados serán como los ángeles en el sentido de que no pueden morir más.

 

  1. Numerosos: su número es muy elevado

“Millares de millares…Millones de millones Daniel 7:10

Doce legiones de ángeles” Mateo 26:53

“Multitud de los ejércitos celestiales” Lucas 2:13

 

  1. Sin sexo

Se describe a los ángeles como sui fueran varones, pero en realidad son asexuales, es decir, no se propagan Lucas 20:34,35

 

  1. Su clasificación:

 

ángeles, autoridades y potestades. 1ª Pedro 3:22

:” Sobre todo principado y autoridad y poder y señorío; y sobre todo nombre que se nombra, no solo en este siglo, sino también en el venidero “Efesios 1:21

Sean tronos, sean dominios, sean principados, sean potestades; todo fue creado por medio de El” Colosenses 1:16

 

  1. El ángel del Señor:

Se puede decir  que este misterioso ángel no es otro que el Hijo de Dios, el Mesías, el Liberador de Israel y Salvador futuro del mundo. Por lo tanto el ángel del Señor, es realmente un ser increado.

 

  1. El arcángel

Miguel es mencionado como arcángel, o ángel principal Judas 8; Apocalipsis 12:7

Gabriel ocupa también una posición muy elevada. Esta en la presencia de Dios Lucas 1:19

 

  1. Ángeles escogidos

Son probablemente aquellos ángeles que permanecieron fieles a Dios durante la rebelión satánica 1ª Timoteo 5:21; Mateo 25:41

  1. Ángeles de las naciones

Se nos enseña en la Biblia que toda raza tiene su ángel guardián, preocupado del bienestar de esa nación Daniel 10:13,20-21

 

  1. Los querubines

Parecen ser Ángeles de elevada posición relacionados con los fines retributivos y redentores de Dios respecto al hombre Génesis 3:24; Éxodo 25:22, se les describe con el rostro de un león, hombre, buey y águila. Su forma compuesta y su proximidad a Dios llevan implícita la seguridad de que también las mismas criaturas serán libradas de la servidumbre de corrupción Romanos 8:21

 

  1. Los serafines (Seres ardientes)

Son mencionados en Isaías 6. Se sabe  muy poco de ellos. Su característica distintiva es su amor ardiente a Dios.

 

  1. Su carácter.

 

  1. Obedientes

Cumplen su misión sin discutir ni vacilar. Salmo 103:20; Judas 6; 1ª Pedro 3:22

 

  1. Reverentes

Su actividad mas elevada es la adoración a Dios  Nehemías 9:6; Filipenses 2:9-11; Hebreos 1:6

 

  1. Sabios

 

La inteligencia de los Ángeles excede a la del hombre en esta vida, pero es necesariamente finita. Los Ángeles no pueden directamente discernir nuestros pensamientos y su conocimiento de los misterios de la gracia es limitado 1ª Reyes 8:39; 1ª Pedro 1:12

 

  1. Humildes

No abrigan resentimientos personales, ni tampoco denuncian o vilipendian a sus opositores 2ª Pedro 2:11; Judas 9

 

  1. Poderosos

Son  poderosos en fortaleza Salmo 103:20

 

  1. Santos

Separados por Dios y para El, son “santos ángeles” Apocalipsis 14:10

 

  1. Su obra

 

  1. Son agentes de Dios

Se les menciona como ejecutores de los decretos del juicio de Dios Génesis 3:24; Números 22:22-27; Mateo 13:39, 41,49; Marcos 13:27; Génesis 19:1; 2ª Samuel 24:16; 2ª Reyes 19:35; Hechos 12:23

 

  1. Son mensajeros de Dios

Ángel=mensajero. Dios envía por medio de ellos:

Anunciaciones Lucas 1:11-20

Advertencias Hebreos 2:2

Instrucciones Mateo 28:2-6

Aliento Hechos 27:23

Revelación Hechos 7:53

 

  1. Siervos de Dios

¿No son todos espíritus ministradores, enviados para servicio a favor de los que serán herederos de la salvación? Hebreos 1:14

Son enviados para:

Sostener o confortar Mateo 4:11; Lucas 22:43

Preservar Génesis 16:7; Éxodo 23:20

Para liberar Números 20:16; Salmo 34:7

Para interceder Zacarías 1:12

Para ejercer ministerio a favor de los justos después de la muerte Lucas 16:22

 

  1. Satanás

 

Algunas personas dicen que el diablo no existe. Pero después de observar el mal que reina en el mundo, se les perdonara a las gentes sencillas que se pregunten quien dirige las empresas diabólicas si el diablo no esta presente.

 

  1. su origen Isaías 14:12-15; Ezequiel 28:12-19

 

De acuerdo con las Escrituras Satanás fue originalmente Lucifer (Porta antorcha) el mas glorioso de los ángeles. Si  leemos a Isaías y Ezequiel conoceremos la historia, que aunque esta dirigida a los reyes de Tiro y de Babilonia, y fue descrita así por el profeta,   es la caída de Satanás la que se narra y es con un propósito practico.

 

Estos reyes reclamaban para si adoración, y era una blasfemia, como si fueran divinos e  hicieron de sus súbditos juguetes de su despiadada ambición. Para advertirlos fue que los profetas inspirados por Dios descorrieron el velo del pasado lejano y presentaron la ciada del ángel rebelde que dijo: “seré semejante al altísimo”

 

Con este orgullo trato de infectar Satanás a Adán y Eva, Génesis 3:5; Isaías 14:14.Esta ambición a ser adorado será transmitida cuando se encarne en el anticristo Apocalipsis 13:4

Como castigo de su maldad Satanás fue arrojado del cielo, junto con un grupo de ángeles que se habían unido  a su rebelión. Mateo 25:4; Apocalipsis 12:7; Efesios 2:2; Mateo 12:24

 

  1. su carácter

 

El carácter de Satanás esta indicado por los nombres y títulos por medio de los cuales es conocido.

a.) Satanás

Significa adversario y presenta sus intentos perniciosos y maliciosos de obstaculizar los propósitos de Dios.

¿Cómo se manifiesta su oposición?

  • obstaculizando los planes de Dios con la destrucción de la línea genealógica escogida de donde vendría el Mesías predicho en  Gn 3:15
  • Queriendo destruir la iglesia de dos maneras:
  1. Adentro: enseñanzas falsas 1ª Timoteo 4:1; Mateo 13:38,39
  2. Persecución Apocalipsis 2:10
  • Intento de destruir a Israel, la iglesia de Dios del A.T
  • Intento de la muerte de Jesús por Herodes
  • Apartar a Jesús de su misión salvadora

Pero en los tiempos finales Satanás encarnado en el Anticristo, será vencido a la venida de Cristo.

b.) Otros nombres:

Diablo (Calumniador) Génesis 3:2, 4,5; Apocalipsis 12:10; Job 1:9; Zacarías 3:1,2; Lucas 22:31

Destructor (Griego Apolion Hebreo abadon) Apocalipsis 9:11

Serpiente Apocalipsis 12:9

Tentador Mateo 4:3; Génesis 22:1

Príncipe y dios de este mundo Juan 12:31; 2a Corintios 4:4; 1a Juan 5:19; 1a Juan 2:16

 

  1. sus actividades

 

a.) Naturaleza:

  • Se opone a la obra de Dios 1ª Tesalonicenses 2:18
  • Obstaculiza la obra del evangelio Mateo 13:19; 2ª Corintios 4:4

Se posesiona de los malvados, los enceguece, engaña y los hace caer en el lazo Lucas 22:3; 2ª Corintios 4:4; Apocalipsis 20:7,8; 1ª Timoteo 3:7

Aflige y tienta a los santos de Dios Job 1:12; 1ª Tesalonicenses 3:5

 

b.) Esfera:

  • Actúa como ángel de luz 2ª Corintios 11:14
  • Frecuenta reuniones religiosas Job 1
  • Sus agentes pasan como ministros de justicia 2ª Corintios 11:15

 

c.) Su motivo

  • El odia a la imagen de Dios reflejada en nosotros.

 

  • El odia nuestra naturaleza humana asumida por el Hijo de Dios
  • El odia la gloria externa de Dios
  • El odia la felicidad misma para la cual estamos destinados
  • El nos odia por miles de razones y nos envidia.

 

d.) Su limitación

Aunque es fuerte, debemos tener cuidado de no exagerar su poder. El ya es un enemigo derrotado. Es un cobarde y al respecto Santiago 4:7 nos dice” resistid al diablo y huirá de vosotros”. Tiene poder pero limitado. No tienta, aflige, mata, ni toca a un creyente sin el permiso de Dios.

 

e.) Su destino

Dios en el principio decreto su caída del poder que había causado la caída del hombre Génesis 3:15 La humillación de la serpiente hasta el polvo, fue un cuadro profético de la degradación final y derrota de “esa serpiente el diablo”. Durante la tribulación será arrojado del cielo a la tierra  Apocalipsis 12:9; durante el milenio será puesto en un abismo, preso y después de mil años. Será arrojado en el lago de fuego y azufre Apocalipsis 20:10

 

III. Espíritus malvados

  1. Ángeles caídos
  2. Demonios
  • Ángeles caídos

Los ángeles fueron creados perfectos, intachables y al igual que el hombre fueron dotados del poder de elegir. Bajo la dirección de Satanás, muchos de ellos pecaron y fueron arrojados del cielo 2ª Pedro 2:4; Judas 6. El pecado por el cual Satanás y sus secuaces cayeron fue el orgullo. Alguien piensa que el motivo de su rebelión fue la revelación de la futura encarnación del Hijo de Dios y la obligación de adorarle.

Su habitación actual según las Escrituras es parcialmente el en el infierno 2ª Pedro 2:4 y parcialmente en el mundo, en especial en el aire que nos circunda Juan 12:31; 14:30; 2ª Corintios 4:4

  • Demonios

Las Escrituras nos describen el origen de los demonios. Esa cuestión parece ser una parte del misterio que rodea el origen del mal. Pero la Biblia testifica con claridad con relación a su verdadera existencia y a su actividad Mateo 12:26,27

En los evangelios leemos como un espíritu sin cuerpo entra al hombre, de quien dicen luego que tiene un demonio. En algunos casos, más de un demonio se hace presente en su víctima. Marcos 16:9; Lucas 8:2 La morada de los demonios en el hombre provoca locura, epilepsia, y otras enfermedades relacionadas principalmente con el sistema mental y nervioso Mateo 9:33; 12:22; Marcos 5:4,5 La persona que esta bajo la influencia de un demonio no es dueña de sí misma; el mal espíritu habla por medio de su boca, o lo deja mudo a voluntad, lo lleva adonde quiere y por lo general lo emplea como instrumento suyo, impartiéndole a veces para ello poder sobrenatural.

 

Síntomas de posesión demoníaca

  • Una especie de doble conciencia
  • Acciones e impulsos directamente opuestos y contrarios
  • El sujeto evidencia otra personalidad , quedando la personalidad propia dormida o latente
  • La nueva personalidad presenta rasgos de carácter completamente distintos de los propios del sujeto
  • Estos cambios de carácter son en la dirección de la perversión moral e impureza
  • Evidencian conocimientos que no se explican en forma ordinaria
  • Con frecuencia conoce al Señor como ser divino
  • Demuestran aversión y temor al Señor.

 

Motivo por el que los demonios quieren poseer el cuerpo del hombre:

  1. Engañar y arruinarnos alejando nuestra mente de Dios
  2. Inducir a quebrantar las leyes de Dios
  3. Provocar el descontento de Dios
  4. Usurpa el culto puro de Dios 1ª Corintios 10:20,21; Apocalipsis 9:20; Isaias 65:3
  5. El diablo es el imitador de Dios

 

Paralelos entre posesión y gobierno por Dios

Posesión

  • Introducción de una nueva personalidad, haciéndolo su nueva criatura
  • Exclamaciones inspiradas del demonio constituyen una farsa satánica
  • Recibe un don tal como poder demoníaco, de médium y otros
  • Desarrolla capacidades para ser usada y quiere ser usada
  • Imitación satánica de los dones del Espíritu Santo
  • Manifiestan con frecuencia fuerza extraordinaria, sobrehumana.
  • Imitación satánica del poder del Espíritu Santo.

Gobierno de Dios

Tiene una personalidad divina que mora en El Juan 14:23

Expresiones inspiradas por el Espíritu Santo

El Señor Jesucristo vino para libertar de los malos espíritus y ponerlos bajo el domino del Espíritu Santo

 

Siendo que un ataque de demonios vienen en varias formas y grados, los que creen en el Hijo deben darse cuenta que por su sacrificio en la cruz fue que se anulo el poder de quien tenía” El dominio de la muerte, es decir, el diablo Hebreos 2:14. En la cruz Dios desarmo a los poderes y a las potestades  y por medio de Cristo les humillo en público al exhibirlo en su desfile triunfal Colosenses 2:15

 

Por consiguiente si estos seres lanzan un ataque contra nosotros, debemos cobrar confianza en la victoria de Cristo y usar las armas que tiene el poder divino para derribar fortalezas 2ª Corintios 10:4  a veces decidiremos hablarle al espíritu malo, ordenándole en el nombre Jesús que se vaya Lucas 9:1;10:17;Hechos 8:7;16:18;Santiago 4:7  No debemos temerle a los demonios porque “el que está en nosotros es mas poderoso que el que está en el mundo” 1ª Juan 4:4 Sin embargo, se nos advierte que no todo el tiempo debemos alegrarnos de que puedan sometérsenos los espíritus sino mas bien alegrarnos de que nuestros nombres estén escritos en el libro de la vida Lucas 10:20

Algún día Cristo vendrá y eliminara por completo la influencia de Satanás y los demonios de este mundo 2ª Tesalonicenses 2:8; Apocalipsis 20:1-3

 

Influencia demoníaca o influencia de demonios sobre los seres humanos,

Los demonios afligen a los seres humanos.

a) Algunos causan locura Mateo 8:28; 17:15,18; Marcos 5:15; Lucas 8:27-29.
b) Algunos causan mudez  Mateo 9:33
c) Algunos causan inmoralidad  Mateo  10:1; Marcos 1:23-26; 3:11; Lucas 4:36; Hechos  5:16; 8:17
d) Algunos causan sordera  Marcos 9:25.
e) Algunos causan epilepsia  Mateo 17:15-18.
f) Algunos causan ceguera  Mateo 12:22

Personalidad de los demonios

  • Ya hemos visto que los demonios tienen nombre.
    (2) Los demonios “hablan” Lucas 4:34, 41; Lucas 8:28; Mateo 8:29; Marcos 5:12
    (3) Tienen inteligencia.
    Saben quién es Jesús Lucas 4:34.
    b. Saben de su condenación futura  Mateo 8:29
    c. Pueden distinguir entre los salvos y los no salvos Hechos 16:15; Apocalipsis 9:4.
    d. Son capaces de formular una teología sistemática en torno a Satanás 1 Timoteo 4:1
    (4) Tienen emociones.
    a. Miedo  Lucas 8:28; Santiago 2:19.
    b. Desdén  Hechos 16:15
    (5) Tienen mucha fuerza.
    Éxodo 8:7; 7:11, 12; Daniel 10:13; Marcos 5:2-4; 9:17-26; Hechos 19:16; 2a Corintios 10:4, 5; Apocalipsis 9:15-19

 

EL ESPIRITU SANTO

ASPECTOS TEOLOGICOS

Juan 14:16

Objetivos:

  1. Que Los estudiantes aprendan que el Espíritu Santo es Dios y que ha existido desde el principio
  2. Que el estudiante aprenda su obra en el A.T y en el N.T
  3. Que el estudiante conozca la naturaleza del Espíritu Santo
  4. Que todos, estudiantes y maestros seamos  llenos de El.

 

  1. Introducción

 

¿Quién es el Espíritu Santo?

 

Antes de que Jesús dejara la tierra, les dio una promesa a sus discípulos de que no los dejaría solos pero que les mandaría el Espíritu Santo.  Juan 14:16

 

El Espíritu Santo se ha quedado a vivir con nosotros y consolarnos, además de ser nuestro amigo, maestro, consejero y guía. El nos ayuda, para que por su presencia en nuestra vida, nos acerquemos a Jesús. El permanece con todos aquellos que han recibido a Jesucristo como su Señor y Salvador.

 

  1. Es Dios

 

El Espíritu  Santo es Dios y es la tercera persona  de la trinidad, pero esto no indica que ocupe un tercer lugar. La Biblia habla tanto del Espíritu Santo como del Padre y el Hijo, aunque tienen diferentes funciones, los tres trabajan juntos.

 

  1. El Espíritu Santo en el A.T

 

Es una de las tres personas del eterno Dios trino y uno Marcos 1:10-11  y aunque no se revelo la plenitud de su poder al pueblo de Dios  sino hasta el ministerio de Jesús y más tarde, el día de Pentecostés  Hechos 2  hay pasajes del A.T. que se refieren a él y a su obra:

 

RUAJ=Palabra hebrea para Espíritu: que se traduce “viento” y “aliento”. Génesis 2:7; Ezequiel 37:9-14 

 

Tuvo un papel activo en la creación Génesis 1:2 preparándola para que la palabra creadora de Dios formara el mundo, junto al Padre y al Hijo Job 26:13; Salmo 33:6

 

  1. Es autor de la vida Génesis 2:7 ; Job 27:3; Job 33:4 ; Salmo 104:30
  2. Esta activo en la transmisión del mensaje de Dios a su pueblo, según leemos
  • Nehemías 9:20: Instruyo a los Israelitas en el desierto
  • 2ª Samuel 23:2 y Hebreos 3:7-11: los salmistas cantaban por el Espíritu de Dios.
  • Números 11:29, 2ª Crónicas 20:14: declaraban la palabra inspirados por él.

 

  1. Impartía el liderazgo al pueblo de Dios Éxodo 33; Números 11:16-17; Jueces 6:34
  2. Venia sobre las personas para capacitarlas en un servicio especial Génesis 41:38; Éxodo 31:1-11; Éxodo 35:30-35; Éxodo 31:3
  3. Existía el deseo del Espíritu Santo de guiar por las sendas de una vida justa Salmo 51:10-13 ; Salmo 143:10 Los que dejan de vivir por el Espíritu de Dios , inevitablemente sufren de alguna forma el juicio de Dios Números 14:29 ; Deuteronomio 1:26
  4. El Espíritu Santo en el A.T solo venia sobre algunas personas capacitándolas para el servicio o la profecía ;no hubo derramamiento general sobre Israel Joel 2:28-30 Hechos 2:4,16,17

 

En el A.T se prevé la futura era del Espíritu, es decir la época del N.T. Allí leemos por ejemplo las profecías del Mesías venidero  Isaías 11:1-4; 42:1; 61:1-3

Jesús leyó Isaías 61 en la Sinagoga  Lucas 4:21 Sobre derramamientos generales sobre el pueblo de Dios  Joel 2:28-29; Isaías 32:15-17 y cuando esto sucediera su pueblo seria capacitado para profetizar, ver visiones, tener sueños proféticos, vivir una vida de obediencia, sanidad y rectitud y dar testimonio con gran poder.

 

Los profetas del A.T previeron y profetizaron sobre la época del Mesías, cuando tendría lugar el derramamiento y la llenura del Espíritu Santo sobre toda la humanidad (promesa), el cual sucedió  en Pentecostés; diez días después de la ascensión de Jesús al cielo  Joel 2:28,32;Hechos 2:41, Hechos 4:4

 

  1. La obra del Espíritu Santo en el N.T

 

  1. Da testimonio de Jesús Juan 15:26
  2. Nos da gozo, nos consuela y nos ayuda  Juan 14:16,1ª Tesalonicenses 1:6
  3. Nos guía a toda verdad Juan 16:13;Romanos 8:26-27
  4. Nos convence de nuestro pecado Juan 16:7-8
  5. Nos santifica Pedro 1:2; Romanos 8:24 ; Gálatas 5:16-17 ; 2ª Tesalonicenses 2:13
  6. Nos sella
  7. Da poder para el servicio y testimonio Hechos 1 :8 y dando dones  1ª Corintios 12
  8. Capacita, bautiza, vive en la iglesia 1ª Corintios 3:16;1ª Corintios 12:13
  9. Nos dice que somos hijos de Dios Romanos 8:16
  10. Nos ayuda en nuestra oración, adoración e intercesión a Dios Hechos 10:46
  11. Nos revela a Jesús y nos lleva a la comunión intima con él 1ª Corintios 2:9-10
  12. Imparte el amor a Dios Romanos 5:5
  13. Edifica a la Iglesia Efesios 2:22
  14. Inspira su adoración 3:3
  15. Dirige la misión de la Iglesia Hechos 13:2-4
  16. Designa los obreros en la Iglesia Hechos 20:28
  17. Imparte dones 1ª Corintios 12:1-11
  18. Unge a los predicadores Hechos 2:4;1ª Corintios 2:4
  19. Guarda el evangelio 1ª Timoteo 1:14

 

Es hermoso  hablar sobre la obra del espíritu Santo en nosotros, pues en el nuevo Testamento es el agente de la salvación y convence de culpa; revela la verdad sobre Cristo  Juan 14:16,26 da el nuevo nacimiento  Jn 3:3-6 y bautiza a los creyentes para formar el cuerpo de Cristo  1a Corintios 1:13

 

En la conversión se recibe el Espíritu y se llega a participar de la naturaleza divina  Juan 3:3-6; 20:22; 2ª Pedro 1:4

Es agente de la santificación .En la conversión el Espíritu Santo viene a vivir a los creyentes, los cuales quedan bajo su influencia santificadora  Romanos 8:9; 1ª Corintios 6:19

 

  1. La naturaleza del Espíritu Santo

 

  1. ¿Quién es el Espíritu Santo?

 

Hablaremos de él y estudiaremos los nombres que lleva y los símbolos que ilustran su labor.

Nombres:

 

  1. El Espíritu de Dios
  2. El Espíritu de Cristo
  3. El Consolador
  4. El Espíritu Santo
  5. El Espíritu Santo de la promesa
  6. El Espíritu de verdad
  7. El Espíritu de Gracia
  8. El Espíritu de vida
  9. El Espíritu de adopción

 

  1. Primer nombre: El Espíritu de Dios:

 

El Espíritu Santo es el poder ejecutivo de la deidad, el cual trabaja en todas las esferas, tanto físicas como morales.

 

Por medio del Espíritu Santo, Dios creó y preserva el universo.

Por medio del Espíritu Santo, “el dedo de Dios”  Lucas 11:20

 

Dios opera en la esfera espiritual, convirtiendo a los pecadores y santificando y sustentando a los creyentes.

 

  • ¿Es divino el Espíritu Santo en el sentido absoluto de la palabra?

 

Su deidad queda demostrada por medio de los hechos siguientes: Se le confieren atributos divinos. Es eterno, omnipresente, omnipotente y omnisciente Hebreos 9:14; Salmo 139:7-10; Lucas 1:35

 

Se le adscriben operaciones divinas, como son:

 

  1. La creación, regeneración y resurrección Génesis 1:2; Job 33:4; Juan 3:5-8; Romanos 8:11

 

  1. Se pone a un mismo nivel de dignidad con el Padre y con el Hijo 1ª Corintios 10:4-6; 2ª Corintios 13:14; Mateo 28:19; Apocalipsis 1:4

 

  • ¿Es el Espíritu Santo una persona o solo una influencia?

 

  1. A menudo se menciona al Espíritu Santo en forma impersonal, por ejemplo,
  • el aliento que llena
  • la unción que unge
  • el fuego que alumbra y proporciona calor
  • el agua que se derrama en abundancia,
  • El don del cual todos somos participes

 

Sin  embargo, todas estas no son sino meras descripciones de sus operaciones.

Las sagradas Escrituras describen al Espíritu Santo en forma tal, que no dejan lugar a Dudas con respecto a su personalidad.

 

  1. En efecto, ejercita los atributos de su personalidad, que son:

 

  1. Intelecto: Mas el que escudriña los corazones sabe cuál es la intención del Espíritu, porque conforme a la voluntad de Dios intercede por los santos.Romanos 8:27

           

  1. Voluntad: Pero todas estas cosas las hace uno y el mismo Espíritu, repartiendo a cada uno en particular como el quiere” 1ª Corintios 12:11

           

  1. Sensibilidad: Y no contristéis al Espíritu Santo de Dios, con el cual fuisteis sellados para el día de la redención Efesios 4:30

 

  1. Se le atribuyen actividades personales:

 

  1. El revela: Porque nunca la profecía fue traída por voluntad humana, sino que los santos hombres de Dios hablaron siendo inspirados por el Espíritu Santo” 2ª Pedro 1:21

 

  1. El enseña : “Mas el Consolador, el Espíritu Santo, a quien el Padre enviara en mi nombre, él os enseñara todas las cosas y os recordara todo lo que yo he dicho”. Juan 14:26

 

  1. El atestigua: “Y por cuanto sois hijos, Dios envió a vuestros corazones el Espíritu de su Hijo, el cual clama ¡Abba, Padre! Gálatas 4:6

 

  1. El intercede: “Y de igual manera el Espíritu nos ayuda en nuestra debilidad; pues que hemos de pedir como conviene, no lo sabemos, pero el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos indecibles”. Romanos 8:26

 

  1. El habla: El que tenga oído, oiga lo que el Espíritu dice  a las iglesias. Al que venciere, le daré a comer del árbol de la vida, el cual esta en medio del paraíso de Dios”. Apocalipsis 2:7

 

  1. El ordena: Y atravesando Frigia y la provincia de Galacia, les fue prohibido por el Espíritu Santo hablar la palabra en Asia; y cuando llegaron a Misia, intentaron ir a Bitinia, pero el Espíritu no se lo permitió”. Hechos 16:6-7

 

  1. El testifica: “Pero cuando venga el consolador, a quien yo os enviare del Padre, el Espíritu de verdad, el cual procede del Padre, él dará testimonio acerca de mi”. Juan 15:26

 

  1. Se le puede contristar: “Y no contristéis al Espíritu Santo de Dios, con el cual fuisteis sellados para el día de la redención”. Efesios 4:30

 

  1. Se le puede mentir : “Y dijo Pedro: Ananías, ¿Por qué lleno Satanás tu corazón para que mintieses al Espíritu Santo, y sustrajeses del precio de la heredad? Hechos 5:3

 

  1. Blasfemar: Por tanto os digo: Todo pecado y blasfemia será perdonado a los hombres; mas la blasfemia contra el Espíritu no le será perdonado”. Mateo 12:31-32

 

Quizás algunos le hayan negado personalidad al Espíritu Santo porque en las descripciones que de él se hacen, no se le atribuye cuerpo o forma. Pero la personalidad y corporeidad (Calidad de corpóreo)  deben distinguirse entre si.

 

  1. Personalidad es aquello que posee inteligencia, sentimientos y voluntad, no constituye un argumento contra la realidad. El viento es real y sin embargo no tiene forma

El viento sopla de donde quiera, y oyes su sonido; mas ni sabes de donde viene, ni a donde va; así es todo aquel que es nacido de nuevo” Juan 3:8

 

No es difícil formarse una idea de Dios el Padre o del Señor Jesucristo; Pero algunos han confesado ser incapaces de formarse una concepción clara del Espíritu Santo. La razón es doble.

 

  • En primer lugar las operaciones del Espíritu Santo a través de las escrituras son invisibles, secretas e internas

 

  • En segundo lugar, el Espíritu Santo nunca habla a si mismo, o se representa a si. Siempre se revela en el nombre y en la representación de otro. Se esconde tras el Señor Jesús y en las profundidades de nuestro hombre interior.

 

  • Nunca llama la atención a si mismo, sino hacia la voluntad de Dios y la obra salvadora de Cristo.”Porque no hablara de si mismo”  Juan  16:13

 

  1. ¿Es el Espíritu Santo una personalidad separada y distinta de Dios el Padre?

 

Si lo es. El procede de Dios, es enviado de Dios, es el don de Dios para el hombre. Sin embargo, El Espíritu Santo no es independiente de Dios. Representa siempre a Dios, y actúa en las esferas del pensamiento, de la voluntad y actividad.

 

Como puede  el Espíritu ser uno con Dios y   distinto de Dios, constituye una parte del misterio de la trinidad.

 

  1. Segundo nombre: El Espíritu de Cristo

 

No hay una distinción esencial entre el Espíritu de Dios, el Espíritu de Cristo y el Espíritu Santo, porque hay un solo Espíritu Santo, como hay un solo Dios y un solo Hijo Romanos 8:9

 

Pero el Espíritu Santo tiene varios nombres que describen sus diversos ministerios.

 

¿Por qué se llama al Espíritu Santo el Espíritu de Cristo?

 

  1. Porque se le envía en el nombre de Cristo Juan 14:26

 

  1. Porque él es el Espíritu que envió Cristo.

 

El es el principio de la vida espiritual por el cual los hombres nacen en el reino de Dios. Esta nueva vida del Espíritu es impartida y mantenida por Cristo  Juan 1:12, 13; 4:10; 7:38 Quien también es el que bautiza con el Espíritu Santo

” Yo a la verdad os bautizo en agua para arrepentimiento; pero el que viene tras mi, cuyo calzado yo no soy digno de llevar, es más poderoso que yo; él os bautizara en Espíritu Santo y fuego.” Mateo 3:11

 

  1. 3. El Espíritu Santo es denominado el Espíritu de Cristo porque su misión especial en esta edad es glorificar a Cristo. ” El me glorificara; porque tomara de lo mío, y os lo hará saber”. Juan 16:14

 

Su labor especial está relacionada con aquel que vivió, murió, resucitó y ascendió. Convierte en una realidad vivida en los creyentes lo que Cristo ha hecho para ellos.

 

  1. 4. El Cristo glorificado está presente en la iglesia y en los creyentes por medio del Espíritu Santo

 

  1. 5. Se dice a menudo que el Espíritu Santo ha venido para ocupar el lugar de Cristo, pero seria más exacto decir que ha venido para hacer de Cristo una realidad.

 

  1. 6. El Espíritu Santo Hace posible y real la omnipresencia de Cristo en el mundo

“Porque donde están dos o tres congregados en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos”. Mateo 18:20.

 

  1. 7. La conexión entre Cristo y el Espíritu Santo es tan estrecha que se dice que ambos, Cristo y el Espíritu Santo, moran en el creyente

 

“ Con Cristo estoy juntamente crucificado y ya no vivo yo, mas Cristo vive en mi; y lo que ahora vivo en la carne , lo vivo en la fe del Hijo de Dios, el cual me amo y se entrego a sí mismo por mi”. Gálatas 2:20

“Mas vosotros no vivís según la carne, sino según el Espíritu, si es que el Espíritu de Dios mora en vosotros. Y si alguno no tiene el Espíritu de Cristo, no es de él. Pero si Cristo esta en vosotros, el cuerpo en verdad está muerto a causa del pecado, mas el Espíritu vive a causa de la justicia”. Romanos 8:9-10

 

Los creyentes están en Cristo y en el Espíritu. Gracias al Espíritu Santo, la vida de Cristo viene a ser nuestra vida en Cristo.

 

  1. tercer nombre: El consolador

 

En el evangelio de Juan, en los capítulos 14 al 17 se le da el titulo del consolador. Los discípulos habían terminado la última comida con el Maestro, sus corazones estaban embargados de tristeza, sabiendo la próxima partida de su Señor. Además, los oprimía un sentimiento de debilidad y desamparo, y se preguntaban:

 

  • ¿Quién nos ayudara cuando él se vaya?
  • ¿quién nos enseñara y guiara?
  • ¿Quién permanecerá a nuestro lado cuando enseñemos y prediquemos?
  • ¿Cómo podremos hacer frente a un mundo hostil?

 

El Señor Jesús los tranquilizo con la siguiente promesa:

” Y yo rogare al Padre, y os dará otro consolador, para que este con vosotros para siempre’ Juan 14:16

Significado de “consolador” (Paracleto en Griego) Es uno llamado al lado de otro para el propósito de ayudarle en cualquier forma, particularmente en procedimientos legales y criminales. Se  acostumbraba en los tribunales antiguos a que las partes litigantes se presentaran acompañadas de uno o mas amigos de influencia, denominados “Paracletoi” en el idioma griego, y “Advocatus” en latín.

 

Eso proporcionaba a sus amigos—sin esperar pago o recompensa alguna y por simples razones de amistad o afecto—los beneficios de su presencia o la ayuda que representaban sus sabios consejos. Les aconsejaban que tuvieran que hacer y decir; actuaban como portavoces y a veces les representaban. Permanecían junto a las partes y asumían su defensa y protección en las pruebas, dificultades, y peligros de la situación. En pocas palabras, hacían de la causa de sus amigos, su propia causa.

 

Tal era la relación que había habido entre el Señor Jesucristo y sus discípulos durante su ministerio terrenal y era natural entonces que los discípulos estuvieran desanimados ante su partida.

 

Pero El les consoló con la promesa de otro consolador que sería su defensor, auxiliador y maestro durante su ausencia. Se le denomina “otro consolador” porque iba a ser el consolador invisible de los discípulos, de la misma manera que Cristo lo había sido en forma visible.

  • Jesús envía el Espíritu, y sin embargo viene espiritualmente a los discípulos mediante el Espíritu Santo;

 

  • Entonces y de esta manera es el sucesor de Cristo y a la vez hace posible y real la presencia continuada de Cristo en la Iglesia.

 

  • Es el Espíritu Santo que hace que la persona de Cristo more en nosotros de manera que adquiramos el derecho de decir con Pablo: “Cristo vive en mi”.

 

  • Es por lo tanto la vida de Cristo, la naturaleza de Cristo, los sentimientos de Cristo, las virtudes de Cristo, que el Espíritu Santo comunica a los creyentes

 

  • Es la semejanza de Cristo que el Espíritu Santo amolda a los creyentes, y de acuerdo con el modelo que Cristo nos ha dejado.

 

Sin Cristo, el Espíritu Santo no tiene nada que producir en el corazón del creyente. Quitemos a Cristo y su palabra y será como remover del estudio de un fotógrafo la persona cuyos rasgos a la luz esta a punto de fijar en la placa fotográfica  preparada para recibir esos rasgos.

 

El envió del consolador no significa que Cristo a dejado de ser el Auxiliador y Abogado de su pueblo. Juan nos dice que Jesús todavía ocupa ese cargo

           

“Hijitos míos, estas cosas os escribo para que no pequéis; y si alguno hubiere pecado, abogado tenemos para con el Padre, a Jesucristo el justo 1ª Juan  2:1

 

Cristo cuya esfera de labor esta en el cielo, defiende a sus discípulos contra los cargos del acusador de los hermanos. Al mismo tiempo el Espíritu Santo cuya esfera de actividad está en la tierra, reduce a silencio a los adversarios terrenos de la iglesia mediante la victoria de la fe que vence al mundo. Y así como Cristo es el paracleto en el cielo, el Espíritu Santo lo es en la tierra.

 

Cristo que ascendió al cielo, no solo envía el Espíritu Santo, sino que también se manifiesta  a si mismo por medio del Espíritu Santo En el cuerpo solo podía estar en un lugar a la vez. En su vida después de la ascensión, Cristo es omnipresente por medio del Espíritu Santo. Durante su vida terrenal, su relación con los hombres era externa; por medio del Espíritu Santo, el Señor puede morar en la profundidad de sus almas.

 

Un escritor expuso esa verdad de la siguiente manera:

“Si Cristo hubiera permanecido en la tierra, sujeto a su vida física, habría sido solo un ejemplo digno de ser imitado; pero desde que ascendió al Padre y envió su Espíritu Santo, es una vida para ser vivida y compartida. Si Cristo hubiera permanecido entre nosotros, visible y tangible, la relación que hubiera existido entre él y nosotros habría sido igual a la que hay entre el modelo y el escultor que esculpe el mármol, pero nunca como la idea y la inspiración que produce la obra de arte…

En el cuerpo solo podía estar en un lugar a la vez. En su vida después de la ascensión, Cristo es omnipresente por medio del Espíritu Santo.

 

Durante su vida terrenal, su relación con los hombres era externa; por medio del Espíritu Santo, el Señor puede morar en la profundidad de sus almas Pero gracias a su Espíritu Santo, El puede vivir dentro de nosotros como la misma Alma de nuestra alma, el mismo Espíritu de nuestro espíritu, la verdad de nuestra mente, el Amor de nuestro corazón y el deseo de nuestra voluntad.

 

Si la labor del Espíritu es comunicar la obra del Hijo, ¿Qué beneficio puede haber en la partida de uno con el objeto de hacer posible la venida de otro?

 

La respuesta es la siguiente: No es a un Cristo terrenal a quien el Espíritu Santo comunica, sino al Cristo celestial, el Cristo investido de nuevo con su eterno poder y revestido de su gloria celestial.

 

El doctor Gordón A. J. nos ilustra de la siguiente manera:

 

“Es como si un padre, cuyo pariente hubiera muerto, dijera a sus hijos: “Somos pobres, pero yo he heredado una fortuna. Si aceptáis con alegría que os deje y cruce el mar, para recibir mi herencia, os enviare mil veces más de lo que tendréis si yo permaneciera con vosotros.”

La vida de Cristo en la tierra representaba los días de su pobreza

 

“ Porque ya conocéis la gracia de nuestro Señor Jesucristo, que por amor a vosotros se  hizo pobre, siendo rico, para que vosotros con sui pobreza fueseis enriquecidos” 2ª Corintios 8:9

 

Y cuando sufrió la humillación; en la cruz se aseguro las riquezas de su gloria

 

“Para que os de, conforme a las riquezas de su gloria, el ser fortalecidos con poder en el hombre interior por su Espíritu”. Efesios 3:16

 

Después de su ascensión al Padre, el Señor Jesús envió al Espíritu Santo para distribuir las riquezas de su herencia.

Por su ascensión, Cristo tendría mucho mas que dar y la iglesia mucho mas que recibir

 

“Aun tengo muchas cosas que deciros, pero ahora no las podéis sobrellevar” Juan 16:12

 

“De cierto, de cierto os digo: El que en mi cree, las obras que yo hago, él las hará también; y aun mayores hará, porque Yo voy al Padre”. Juan 14:12

 

La corriente de vida tendrá ahora más poder porque ahora tiene origen en un manantial que está en el cielo mismo. El Consolador enseña solo aquello que pertenece a Cristo, y sin embargo más de lo que Cristo enseño.

 

Hasta que no aconteciere la crucifixión, la resurrección y la ascensión, la doctrina cristiana no estaba completa y por lo tanto no podía ser transmitida en toda su plenitud a los discípulos de Cristo.

 

En Juan 16:12,13, Jesús dice en otras palabras lo siguiente:

 

“Yo os he hecho avanzar un corto trecho en el camino del conocimiento de mi doctrina, el Espíritu Santo os hará recorrer todo el camino”.

 

La ascensión tenía por objeto impartir una mayor proporción de la verdad, como asimismo una mayor proporción de poder.

 

  1. Cuarto nombre: El Espíritu Santo

 

Es llamado Santo porque es el Espíritu Santo, y porque su principal obra es la santificación.

 

Necesitamos un Salvador por dos razones, a saber:

 

  1. Para hacer algo por nosotros
  2. Para hacer algo dentro de nosotros.

 

Jesús hizo lo primero al morir por nosotros, y mediante el Espíritu Santo vive dentro de nosotros transmitiendo a nuestra alma su divina vida. El Espíritu Santo ha venido a reorganizar la naturaleza del hombre y para oponerse abiertamente a todas sus malas tendencias.

 

  1. Quinto nombre: El Espíritu Santo de la promesa

 

Es así llamado porque el recibimiento de su poder y de su gracia constituye una de las bendiciones sobresalientes prometidas en el A.T  Joel 2:28; Ezequiel 36:27

 

Es la más elevada prerrogativa de Cristo, el Mesías, la de impartir el Espíritu Santo, y eso fue lo que reclamo para si Jesús cuando dijo:

 

“He aquí, yo enviare la promesa de mi Padre sobre vosotros” Lucas 24:49; Gálatas 3:14

 

“Y después de esto derramare de mi Espíritu sobre toda carne, y profetizaran vuestros hijos y vuestras hijas; vuestros ancianos soñaran sueños, y vuestros jóvenes verán visiones”. Joel 2:28

 

“Y pondré  sobre vosotros mi Espíritu, y haré que andéis en mis estatutos, y guardéis mis preceptos, y los pongáis por obra.” Ezequiel 36:27

 

  1. Sexto nombre: El Espíritu De verdad

 

  • El propósito de la encarnación fue revelar al Padre
  • La misión del Consolador es la de revelar al Hijo.

 

Cuando miramos una pintura, quizás podamos apreciar mucho su color y forma, pero para apreciar todo su valor y propósito que encierra, es necesario que un experto en cuestiones de arte nos de una explicación.

 

El Espíritu Santo es el intérprete de Jesucristo. No ofrece una nueva revelación, sino que más bien aclara la mente del hombre, capacitándolo así para descubrir un significado más profundo en lo que respecta a la vida y palabras de Cristo. Así como el Hijo no hablo de si mismo, sino de lo que había recibido del Padre, tampoco el Espíritu hablara de si mismo, como si fuera una fuente distinta de información, sino que declarara lo que oye en esa vida interior de la Trinidad.

 

  1. Séptimo nombre: El Espíritu de Gracia

 

El Espíritu Santo da al hombre gracia para arrepentirse al contender con El Hebreos 10:29; Zacarías 12:10

Imparte el poder para santificación, para sufrir con paciencia y para servicio.

El que hiciera afrenta al Espíritu de gracia, ahuyenta a aquel que es el único que puede tocar o conmover el corazón, y por lo tanto se aísla voluntariamente de la misericordia de Dios.

“sino una horrenda expectación de juicio, y de hervor de fuego que ha de devorar a los adversarios”  Hebreos 10:29

 

“Y derramare sobre la casa de David, y sobre los moradores de Jerusalén, espíritu de Gracia y de oración; y miraran a mí, a quien traspasaron, y lloraran como se llora por hijo unigénito, afligiéndose por él como quien se aflige por el primogénito.” Zacarías 12:10

 

  1. Octavo nombre: El Espíritu de vida

 

“Creo en el Espíritu Santo, el Señor y dador de vida”, reza un antiguo credo.

 

El Espíritu Santo es aquella persona de la Trinidad cuya función especial es la creación y preservación de la vida natural y espiritual.  Romanos 8:2; Apocalipsis 11:11

 

“Porque la ley del Espíritu de vida en Cristo Jesús me ha librado de la ley del pecado y de la muerte” Romanos 8:2

 

“Pero después de tres días y medio entro en ellos el espíritu de vida enviado por Dios, y se levantaron sobre sus pies, y cayo gran temor sobre los que los vieron”.  Apocalipsis 11:11

 

  1. Noveno nombre: El Espíritu de adopción

Cuando una persona es salva, no solo se le da el nombre de hijo de Dios, y es adoptado en la familia divina, sino que también recibe dentro de su alma la conciencia de que es participante de la naturaleza divina Romanos 8:15

 

Al respecto, el obispo Andrews escribió lo siguiente:

 

“Así como Cristo es nuestro testigo en los cielos, así también el Espíritu Santo da testimonio aquí en la tierra a nuestros espíritus que somos hijos de Dios”

 

III. Símbolos del Espíritu

 

Dios ha escogido ilustrar con símbolos lo que de otra manera, y debido a la pobreza del idioma, jamás podríamos haber sabido.

 

Se emplean los siguientes símbolos para describir las operaciones del Espíritu Santo:

 

  1. Fuego: El fuego ilustra limpieza, purificación, arrojo vehemente y celo producido por la unción del Espíritu Santo. El Espíritu Santo es comparado al fuego porque este calienta, ilumina, purifica y se propaga.

 

  1. Viento: El viento simboliza la labor regeneradora del Espíritu e indica sus operaciones misteriosas, independientes, penetradoras, purificadoras y que imparten vida.

 

“Y me dijo: Profetiza al espíritu, profetiza, hijo de hombre, y di al espíritu: Así ha dicho Jehová el Señor: Espíritu, ven de los cuatro vientos, y sopla sobre estos muertos, y vivirán “Ezequiel 37:9

 

“ El viento sopla de donde quiere, y oyes su sonido; mas ni sabes de donde viene, ni a donde va; así es todo aquel que es nacido del Espíritu” Juan 3:8

 

“Y de repente vino del cielo un estruendo como de un viento recio que soplaba, el cual lleno toda la casa  donde estaban sentados” Hechos 2:2

 

  1. Agua: El Espíritu Santo es la fuente de agua viva, la más pura, la mejor, porque él es el verdadero río de la vida cuya corriente impetuosa inunda nuestras almas, limpiándolas del polvo del pecado.

 

El poder del Espíritu Santo hace en el terreno espiritual., lo que el agua hace en el orden material.

 

  1. El agua purifica, El agua refresca  El agua apaga la sed
  2. El agua convierte el campo estéril en tierra fructífera
  3. El agua purifica lo que está manchado
  4. El agua restaura la limpieza
  5. El agua es un símbolo muy apropiado de la gracia divina

 

Que no solamente limpia el alma sino que le añade belleza divina

 

. El agua es un elemento indispensable de la vida física Pero….El Espíritu Santo es un elemento indispensable de la vida espiritual.

 

  • ¿Cuál es el significado de la expresión “agua viva”?

 

Es viva en contraste con las aguas estancadas de cisternas o pantanos; es un agua que salta a borbotones y fluye siempre en comunicación con la fuente o manantial del cual procede, y da siempre señales de vida.

 

Si se echan esta agua en un depósito, si su corriente es interrumpida, o si se le corta de su manantial o fuente de origen, ya no puede recibir más el nombre de agua viva.

 

Los cristianos tendrán el agua viva solo mientras estén en contacto con su divina fuente, que es Cristo mismo.

 

“He aquí que yo estaré delante de ti allí sobre la peña en Oreb; y golpearas la peña, y saldrán de ella aguas, y beberá el pueblo, Y moisés lo hizo así en presencia de los ancianos”  Éxodo 17:6

 

Esparciré sobre vosotros agua limpia, y seréis limpiados de todas vuestras inmundicias; y de todos vuestros ídolos os limpiare. Os daré corazón nuevo y  pondré espíritu nuevo dentro de vosotros; y quitare de vuestra carne el corazón de piedra, y os daré un corazón de carne”   Ezequiel 36:25-26

           

“Me hizo volver luego a la entrada de la casa; y he aquí aguas que salían de debajo del umbral de la casa hacia el oriente; porque la fachada de la casa estaba al oriente, y las aguas descendían de debajo, hacia el lado derecho de la casa, al sur del altar”. Ezequiel 47:1

 

“Respondió Jesús: de cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de agua y del Espíritu, no puede entrar en el reino de Dios”. Juan 3:5

“Mas al que bebiere del agua que yo le daré, no tendrá sed jamás; sino que el agua que yo le daré será en él una fuente de agua que salte para vida eterna”. Juan 4:14

 

“El que cree en mí, como dice la Escritura, de su interior correrán ríos de agua viva. Esto dijo el Espíritu que habían de recibir los que creyesen en él; pues aun no había venido el Espíritu santo, porque Jesús no había sido aun glorificado”. Juan  7:38-39

 

  1. Un Sello:

 

“En el también vosotros, habiendo oído la palabra de verdad, el evangelio de vuestra salvación, y habiendo creído en él, fuisteis sellados con el Espíritu Santo de la promesa”. Efesios 1:13

“Pero el fundamento de Dios está firme, teniendo este sello; conoce el Señor a los que son suyos; y: Apártese de iniquidad todo aquel que invoca el nombre de Cristo”.2ª Timoteo 2:19

 

Ilustración:

 

  1. Propiedad: La impresión del sello significa una relación con el propietario del mencionado sello y constituye una prueba segura de que le pertenece.

Los creyentes son propiedad de Dios y se sabe que lo son por el Espíritu que mora en ellos. En Éfeso en la época del apóstol Pablo, un comerciante se trasladaba al puerto, seleccionaba cierta madera, y la estampaba con su sello para que se hiciera cargo de la madera que ostentaba la impresión de dicho sello

 

  1. También está implicado el concepto relativo a la seguridad. El Espíritu inspira la tranquilidad y la seguridad en el corazón del creyente. El Espíritu Santo constituye las arras o anticipo de nuestra herencia en los cielos, una seguridad de la gloria venidera. Los cristianos han sido sellados, pero deben cuidarse de no hacer nada que pueda romper ese sello.

“En él también vosotros, habiendo oído la palabra de verdad, el evangelio de vuestra salvación, y habiendo creído en él, fuisteis sellados con el Espíritu Santo de la promesa “Efesios 1:13

“Diciendo: no hagáis daño a la tierra, ni al mar, ni a los árboles, hasta que hayamos sellado en sus frentes a los siervos de nuestro Dios”  Apocalipsis 7:13

“Y no contristéis al Espíritu Santo de Dios, con el cual fuisteis sellados, para el día de la redención”  Efesios  4:30

 

  1. Aceite: El aceite es quizás el más familiar y común de los símbolos del Espíritu.

 

Toda vez que se usaba aceite en los ritos del A. T, ello representaba utilidad, fructificación, belleza, vida y transformación. Se usaba por lo común para alimentos, luz, lubricación, remedio y para aliviar la piel. De igual manera en el orden espiritual, el Espíritu fortalece, ilumina, libera, sana y alivia el alma.

 

  1. La paloma: Como un símbolo la paloma nos habla de dulzura, ternura, amabilidad, inocencia, suavidad, paz, pureza y paciencia. Entre los sirios, es un emblema de los poderes dadores de vida de la naturaleza. Una tradición judía traduce Génesis 1:2 así:

 

“El Espíritu de Dios como una paloma cobijaba el haz de las aguas”. Cristo hablo de la paloma como la personificación de la inocencia, que era el rasgo característico de sus propios discípulos.

 

Los profetas del A.T previeron y profetizaron sobre la época del Mesías, cuando tendría lugar el derramamiento y la llenura del Espíritu Santo sobre toda la humanidad (promesa) lo cual sucedió  en Pentecostés; diez días después de la ascensión de Jesús al cielo  Joel 2:28,32; Hechos 2:41, Hechos 4:4

 

  1. La obra del Espíritu Santo

           

  1. A. ¿Cuáles son las actividades características del Espíritu Santo a lo largo de la historia de la Biblia?

 

Desde el mismo principio de la creación tenemos una indicación de que la obra del Espíritu Santo es:

  • La de completar y sostener lo que el Padre ha planeado y lo que Dios el Hijo ha empezado, porque en

Génesis 1:2El Espíritu de Dios iba y venía sobre la superficie de las aguas”

 

  • Y en Pentecostés, con el comienzo de la nueva creación en Cristo, es el Espíritu Santo el que viene a la iglesia con gran poder  Hechos 1:8; 2:4, 17,18

Debido a que el Espíritu Santo es la persona de la  Trinidad  mediante la  cual  Dios manifiesta particularmente su presencia en la era del nuevo pacto, es apropiado que Pablo llamara al Espíritu Santo “Las primicias”  Romanos 8:23

 

  • Y la “garantía o anticipo 2ª Corintios 1:22; 5:5 de la plena manifestación de la presencia de Dios que nosotros conoceremos en el nuevo cielo y nueva tierra  Apocalipsis 21:3-4

Incluso en el N.T, se predijo que la presencia del Espíritu Santo traería bendiciones abundantes de parte de Dios. Isaías predijo un tiempo cuando el Espíritu Santo traería un gran avivamiento:

 

“Porque los palacios quedaran desiertos, la multitud de la ciudad cesara; las torres y fortalezas se volverán cuevas para siempre, donde descansen asnos monteses, y ganados hagan majada; Hasta que sobre nosotros sea derramado el Espíritu de lo alto, y el desierto se convierta en campo fértil, y el campo fértil sea estimado por bosque. Y  habitara el juicio en el desierto, y en el campo fértil morara la justicia. Y el efecto de la justicia será paz; y la labor de la justicia, reposo y seguridad para siempre. Y mi pueblo habitara en morada de paz, en habitaciones seguras, y en recreos de reposo. “Isaías 32:14-18

 

Aguas sobre el sequedal, y ríos sobre la tierra árida; mi Espíritu derramare sobre tu generación, y mi bendición sobre tus renuevos” Isaías 44:3

 

Por otro lado, la salida del Espíritu Santo eliminaba las bendiciones de Dios en el pueblo:

 

“Mas ellos fueron rebeldes, e hicieron enojar su Santo Espíritu; por  lo cual se les volvió enemigo, y él mismo peleo contra ellos” Isaías 63:10

           

No obstante, varias profecías del A.T predijeron un tiempo cuando el Espíritu Santo vendría en plenitud mayor, un tiempo cuando Dios haría un nuevo pacto con su pueblo

Ezequiel 36:26-27; 37:14; 39:29; Joel 2:28-29

 

  1. ¿En qué formas específicas nos trae el Espíritu Santo las bendiciones de Dios?

 

Podemos distinguir cinco (5) aspectos de la obra del Espíritu Santo que nos traen evidencias de la presencia y la obra de Dios:

 

  1. El Espíritu Santo habilita
  2. El Espíritu Santo purifica
  3. El Espíritu Santo revela
  4. El Espíritu Santo unifica.
  5. El Espíritu Santo da una evidencia más fuerte o más débil de la presencia y bendición de Dios según le respondamos.

 

  1. El Espíritu Santo habilita

 

  1. Da vida: En la esfera de la naturaleza es la tarea del Espíritu Santo dar vida a todas las criaturas que se mueven, ya sea en la tierra o en el cielo o en el mar, porque “Si envías tu Espíritu, son creados” Salmo 104:30

 

A la inversa, “Si él  pusiese sobre el hombre su corazón, y recogiese así su espíritu y su aliento, toda carne perecería juntamente, y el hombre volvería al polvo” Job 34:14-15 Aquí vemos el papel del Espíritu Santo en dar y sostener la vida humana y animal.

 

Paralelo a esto esta el papel del Espíritu Santo en darnos vida en “la regeneración” Jesús le dijo a Nicodemo: “Lo que es nacido de la carne, carne es; y lo que es nacido del Espíritu, espíritu es. No te maravilles de que te dije: Os es necesario nacer de nuevo” También dijo: “El Espíritu da vida; la carne para nada vale.  Juan 3:6-7,63; 2ª Corintios 3:6; 6:3; Hechos 10:44-47; Tito 3:5

 

Consecuente con esta función del Espíritu Santo de dar vida está el hecho que fue el Espíritu Santo quien concibió  a Jesús en el vientre de María su Madre  Mateo 1:18,20;Lucas 1:35 y de dar vida dando vida nueva resucitada a nuestros cuerpos mortales:

 

“Y si el Espíritu de aquel que levanto de entre los muertos a Jesús mora en vosotros, el que levanto de los muertos a Cristo Jesús vivificara también vuestros cuerpos mortales por  su Espíritu que mora en vosotros” Romanos 8:11

 

  1. Nos da el poder para servir

 

  1. Antiguo Testamento:

 

El habilito con frecuencia a las personas para un servicio especial. Le dio a Josué dones de liderazgo y sabiduría Números 27:18; Deuteronomio 34:9

           

Y habilito a los jueces para que liberaran a Israel de sus opresores:

Otoniel  Jueces 3:10

Gedeón  Jueces 6:34

Sansón  Jueces  13:24-25; 14:6,19; 15:14

 

El Espíritu Santo vino sobre Saúl con Poder y lo habilito para la guerra contra los enemigos de Israel 1ª Samuel 11:6

 

Y cuando David fue ungido como rey, “El Espíritu del Señor vino con poder sobre David, y desde ese día estuvo con él 1ª Samuel 16:13

 

El Espíritu Santo doto a Bezalel, en una forma ligeramente diferente de capacitación, dándole habilidades artísticas para la construcción del tabernáculo y su mobiliario  Éxodo 31:3; 35:31 también lo capacito para enseñar a otros  Éxodo 35:34

 

El Espíritu Santo también protegía al pueblo de Dios y le capacitaba para vencer a sus enemigos.

Ejemplos:

 

  • Dios puso su Espíritu en el tiempo del Éxodo Isaías 63:11-12
  • Cuando regresaron del cautiverio Hageo 2:5
  • Cuando Saúl intentaba capturar a David , vino sobre los mensajeros de David 1ª Samuel 19:20
  • Finalmente sobre el mismo Saúl 1a Samuel 19:23
  • Mientras Ezequiel profetizaba juicio Ezequiel 11:5,13
  • Predijo un tiempo cuando ungiría a un siervo-Mesías Isaías 11:2-3
  • Otras profecías sobre su “Ungido” Isaías 42:1; 61:1;Lucas 4:18

 

Se dice que en  el A.T no había una obra del Espíritu Santo dentro del pueblo.

Esto se dice por las palabras de Jesús a sus discípulos en Juan 14:17

 

“El Espíritu de verdad, el cual el mundo no puede recibir, porque no le ve, ni le conoce; pero vosotros le conocéis, porque mora en vosotros, y estará en vosotros”

 

Pero no deberíamos de concluir solo basados en este versículo, de que no existía sino después de Pentecostés. Aunque el A.T no habla con frecuencia de las personas que tenían el Espíritu Santo o que estaban llenas del Espíritu Santo, hay algunos ejemplos:

  • Josué Números 27:18;Deuteronomio 34::9
  • Ezequiel Ezequiel 2:2;3:24
  • Daniel Daniel  4:8-9,18;5:11
  • Miqueas Miqueas 3:8

O sea no había  una diferencia absoluta entre la obra del Espíritu Santo en el antiguo pacto y el nuevo pacto. Tampoco significa que en  Juan  7:39 (Hasta ese momento Jesús no había sido glorificado todavía) quiere decir que  no había actividad del Espíritu Santo en la vida de las personas antes de Pentecostés

 

Estos pasajes deben ser formas diferentes de decir que  la obra más poderosa y completa del Espíritu Santo, todavía no había llegado a la vida de los discípulos

 

El Espíritu Santo todavía no había venido para morar dentro de ellos en la manera en que Dios había prometido que enviaría su Espíritu para que estuviera con los creyentes cuando llegara la era del nuevo pacto  Ezequiel 36:26,27; 37:14

 

Ni el Espíritu Santo se había derramado en la gran abundancia y plenitud que caracterizaría la nueva era del pacto  Joel 2:28-29 En este sentido poderoso del nuevo pacto, el Espíritu Santo no estaba todavía obrando dentro de los discípulos.

 

  1. Nuevo Testamento:

 

Su obra habilitadora la vemos por primera vez en una forma más plena en el ungimiento y habilitación de Jesús como el Mesías. El Espíritu Santo descendió sobre Jesús en su bautismo Mateo 3:16; Marcos 1:11; Lucas 3:22

 

Juan el Bautista dice: “vi al Espíritu que descendía del cielo como paloma, y permaneció sobre él” Jn 1:32

Por tanto Jesús fue al desierto para enfrentar las tentaciones “lleno del Espíritu” Lucas 4:1

Y después de las tentaciones, al comienzo de su ministerio” Jesús  regreso a Galilea “en el poder del Espíritu” Lucas  4:14

 

Cuando se levanto para predicar en la sinagoga  de Nazaret, declaro que se había cumplido en él la profecía de Isaías “El Espíritu del Señor esta sobre mí, y me ha enviado para proclamar libertad a los presos y dar vista a los ciegos, para poner en libertad a los oprimidos, para proclamar el año nuevo del Señor” Lucas 4:18-19

El poder del Espíritu Santo se pudo ver en la vida de Jesús en los milagros que empezó a hacer, como expulsar demonios con solo una palabra y la curación de todos los que acudían a él  Lucas 4:36,40-41

 

El Espíritu Santo estaba complacido de morar en Jesús y de habilitarle, porque se deleitaba en la absoluta pureza moral de la vida de Jesús. El  tenia la unción del Espíritu sin medida, y esta unción permaneció sobre él  Juan 1:32; Hechos  10:38

 

El Espíritu Santo también habilito a los discípulos de Jesús para varias clases de ministerio, Jesús les había prometido:

“Pero recibiréis poder cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en todo Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra” Hechos 1:8

 

Hay varios ejemplos específicos de la habilitación de los primeros cristianos por parte del Espíritu Santo para hacer milagros al tiempo que proclamaban el evangelio:

 

Esteban  Hechos 6:5,8

Pablo   Romanos 15:19; 1ª Corintios 2:4

Poder a la iglesia naciente

Otros: Hechos 4:8,31; 6:10; 1ª Tesalonicenses  1:5; 1ª Pedro 1:12

 

También el Espíritu Santo habilita dando dones espirituales para equipar a los cristianos para el ministerio. El Apóstol Pablo dice en 1ª Corintios 12:11

” Pero todas estas cosas las hace uno y el mismo Espíritu, repartiendo a cada uno en particular como él quiere”

Puesto que el Espíritu Santo es el que muestra o manifiesta  la presencia de Dios en el mundo, Pablo puede llamar a los dones “manifestación especial” del Espíritu Santo

 

”Pero a cada uno le es dada la manifestación del Espíritu para provecho” 1a Corintios 12:7

 

Cuando los dones espirituales están activos, esa es otra indicación de la presencia de Dios el Espíritu Santo en la iglesia.

 

En la vida de oración de cada creyente encontramos que el Espíritu Santo nos habilita para la oración y la hace eficaz.

 

“Y de igual manera el Espíritu nos ayuda en nuestra debilidad; pues que hemos de pedir como conviene, no lo sabemos, pero el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos indecibles”  Romanos 8:26

Una clase específica de oración que el Nuevo Testamento dice que el Espíritu posibilita que se haga es orar en lenguas:

“A otro, el hacer milagros; a otro, profecía; a otro, discernimiento de espíritus; a otro, diversos géneros de lenguas; y a otro, interpretación de lenguas. Pero todas estas cosas las hace uno y el mismo Espíritu, repartiendo a cada uno en particular como él quiere” 1ª Corintios 12:10,11

“Porque el que habla en lenguas no habla a los hombres, sino a Dios; pues nadie le entiende, aunque por el Espíritu habla misterios”  1ª Corintios 14:2

“¿Que pues? Orare con el espíritu, pero orare también con el entendimiento; cantare con el espíritu, pero cantare también con el entendimiento. Porque si bendices solo con el espíritu, el que ocupa el lugar de simple oyente, ¿Cómo dirá el amen a tu acción de gracias? Pues no sabe lo que has dicho. Porque tú, a la verdad, bien das gracias; pero el otro no es edificado. 1ª Corintios 14:15-17

 

Otro aspecto de la obra del Espíritu Santo en habilitar a los cristianos para el servicio es el de capacitarlos para vencer la oposición espiritual a la predicación del evangelio y a la obra de Dios en la vida de las personas.

 

Este poder en la guerra espiritual  lo vemos primero en acción en la vida de Jesús, quien dijo:

“Pero si yo por el Espíritu de Dios echo fuera los demonios, ciertamente  a llegado a vosotros el reino de DiosMateo 12:28

 

 

LA TRINIDAD

Lucas 3;21-22;Juan 14:9

 

Objetivos

 

  • Que entendamos que Dios es tres personas en una y que podamos explicárselos a otros
  • Estudiar lo que dice la Biblia sobre la Trinidad
  • Aprender que las tres personas de la Trinidad obran en nosotros como una sola, pero cada una en forma distinta

 

Introducción

 

A veces algunos usan tres diferentes nombres al referirse a  Dios: Dios o Padre, Jesucristo, y Espíritu Santo. Pero estos son más que simplemente formas de llamarle; son, en verdad, nombres de tres personas muy distintas. Pero aunque Dios Padre, Dios Hijo (Jesús) y Dios Espíritu Santo han existido eternamente como tres personas distintas, son un solo Dios.  A esto se le llama la doctrina de la trinidad. Y aunque la idea de tres personas y un solo Dios es difícil de entender, incluso así esta es una de las ideas más importantes de la fe cristiana.

 

  1. La doctrina:

Las sagradas escrituras enseñan que Dios es uno, y que fuera de él no hay Dios.

¿Cómo Dios pudo tener comunión antes que las criaturas finitas comenzaran a existir?

 

La unidad divina es una unidad compuesta, y que en esta unidad hay realmente tres personas distintas, cada una de ellas es la divinidad, pero consciente en grado supremo de las otras dos personas. Entonces existía una eterna comunión antes que los seres finitos fueran creados; por lo tanto Dios nunca estuvo solo.

 

  1. Qué dice la Biblia acerca de la Trinidad?

 

La Trinidad es uno de los grandes misterios teológicos. Algunos piensan que como somos monoteístas y creemos en un solo Dios, no podemos aceptar el concepto de la Trinidad. Pero la Biblia enseña que la divinidad consiste en tres personas—el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo—cada una de ellas plenamente Dios y manifestación plena de la naturaleza divina  Lucas 3:21,22

 

El Padre es la persona central de la Trinidad, el creador, la causa primera, la idea original, el concepto de todo lo que ha sido y será creado. Jesús dijo: “Mi Padre hasta ahora trabaja, y yo trabajo”  Juan 5:17

 

El Hijo es el logos o expresión de Dios—el unigénito del Padre –él mismo es Dios aún mas, como Dios encarnado nos revela al Padre  Juan 14.9.

El Hijo de Dios es tanto el agente de la creación como el único redentor de la humanidad.

 

El Espíritu Santo, la tercera persona de la Trinidad, procede del Padre y es adorado y glorificado junto al Padre y al Hijo.  Inspiro las Escrituras, derrama su poder sobre el pueblo de Dios, y convence al mundo de pecado, de justicia y de juicio  Juan 16:8

 

Las tres personas de la Deidad  son eternas. El Padre existe y ha existido desde la eternidad .Junto a él siempre existió su expresión, el Hijo. Siempre el Padre amo al Hijo y el Hijo amo y sirvió al Padre. En esta relación de amor esta el Espíritu de Dios, quien ha existido desde la eternidad. No es que el Padre existiera primero, el Hijo después y por último el Espíritu. Los tres han sido desde siempre, antes que nada existiese; tres personas distintas en un solo Dios

 

.En la ocasión del bautismo de Jesús, las tres personas de la Trinidad estaban presentes y actuantes. El Padre hablo desde el cielo, el Hijo cumplía toda justicia, y el Espíritu Santo descendió sobre el Hijo como una paloma.  Mateo 3:16,17

 

No es que haya tres dioses, cada uno de ellos independiente, de existencia propia, por si mismo. Los tres cooperan con una mente y propósito, de manera que en el sentido más exacto del vocablo, “son uno”. Él Padre crea, el Hijo redime y el Espíritu Santo santifica. Sin embargo en cada una de esas operaciones, los tres están presentes.

 

El Padre es eminentemente Creador, y el Hijo es prominentemente el Redentor, y el Padre y el Espíritu Santo se presentan en la función de enviar al Hijo para redimir. El Espíritu Santo es el Santificador, y el Padre y el Hijo cooperan en esa obra santificadora.

 

La Trinidad es una comunión eterna, pero la obra de la redención del hombre  provoco su manifestación histórica. El Hijo entro en el mundo de una nueva forma cuando se revistió de su naturaleza humana, y se le dio un nuevo nombre, Jesús. El Espíritu Santo entro en el mundo en una nueva forma, es decir, como el Espíritu de Cristo, encarnado en la iglesia, sin embargo, los tres obran  juntos.

 

El padre testifico del Hijo  Mateo 3:17

El Hijo testifico del Padre  Juan 5:19

El Hijo testifico del Espíritu  Juan 14:26

El Espíritu Testifico del Hijo   Juan 15:26

 

¿Parece todo difícil de comprender?

 

La palabra Trinidad nunca se halla en la Biblia, pero la idea que la palabra representa se afirma en muchos versículos.

Comenzaremos mencionado algunos versículos del A.T  y N T que enseñan que la deidad esta compuesta por más de una persona:

  1. Génesis 1:26”Hagamos al hombre a nuestra imagen y semejanza” (habla en plural hagamos)

El uso de  “nosotros” y “nuestra” implica más de una persona interviniendo en la creación. Los únicos otros seres a los que Dios posiblemente podía estarse refiriendo serian los ángeles, pero nosotros no somos hechos a imagen de los ángeles sino a imagen de Dios  Génesis 1:27 así que este versículo debe implicar que hay más de una persona en Dios.

 

  1. Cuando Jesús fue bautizado se abrió el cielo, y él vio al Espíritu Santo de Dios bajar como una paloma y posarse sobre él “Y hubo una voz del cielo que  decía: Este es mi Hijo amado; en quien tengo mi complacencia”  Mateo 3:16-17

 

En ese momento todos los tres miembros de la Trinidad estaban desempeñando tres actividades distintas: Dios padre estaba hablando, Dios Hijo estaba siendo bautizado, y Dios Espíritu Santo estaba posándose sobre el Hijo.

 

  1. En Mateo 28:19 leemos que Jesús envió a sus discípulos para hacer su obra y les dijo que fueran e hicieran discípulos de todas las naciones, bautizándoles en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Al decir esto les estaba afirmando que todos los miembros de la Trinidad son distintos en su personalidad (el Padre no puede ser el Hijo, por ejemplo).

 

Judas 20-21 también afirma de las tres personas de la Trinidad:”Pero vosotros, amados, edificándoos sobre vuestra santísima fe, orando en el Espíritu Santo, conservaos en el amor de Dios, esperando la misericordia de nuestro Señor Jesucristo para vida eterna.”

 

  1. Demostración de la doctrina en el A.T.

 

El Antiguo Testamento no enseña ni clara ni directamente la doctrina de la Trinidad, la razón es evidente, un mundo donde la adoración de muchos dioses era cosa común, era necesario inculcar en el pueblo de Israel la verdad de que Dios era uno, y que no había nadie fuera de él.

 

Pero aunque no se menciona en forma explícita, el germen de la doctrina puede descubrirse; cada vez que un hebreo pronunciaba el nombre de Dios (elohim) decía realmente Dioses, pues el vocablo hebreo esta en plural, y a veces se emplea en el idioma hebreo con un adjetivo plural  Josué 24:18-19  y con un verbo en plural  Génesis 35:7

 

Imaginémonos a un devoto judío meditando sobre el hecho de Jehová es uno, y al mismo tiempo Elohin o “dioses”. Es posible imaginarse que llegaría a la conclusión de que había una pluralidad de personas en un Dios. Pablo jamás dejo de creer en la unidad de Dios, tal como se le había enseñado desde la infancia   1ª Timoteo 2:5; 1ª Corintios 8:4

 

Su Dios era el Dios de Abraham, Isaac y Jacob; sin embargo el predicaba de la deidad de Cristo Filipenses 2:8; 1ª Timoteo 3:16 y la personalidad del Espíritu Santo  Efesios. 4:30  y coloca a tres personas juntas en la bendición apostólica  2ª Corintios 13:14

 

Cada uno de los componentes de la Trinidad es mencionado en el A.T

 

  1. Padre Isaías 63:16 y Malaquías 2:10
  2. El Hijo de Jehová Salmo 45:6,7:2:6, 7,12; Proverbios 30:4

En  los v.6 y 7 del Salmo 45 se encuentran su cumplimiento definitivo en Jesucristo. Al Rey mesiánico se le llama “Dios” en el v.6 y se distingue de “el Dios tuyo” en el v.7.Esa distinción es compatible con la enseñanza neo testamentaria de que tanto Cristo como el Padre son plenamente Dios.

 

  1. El Mesías es descrito con títulos divinos Jeremías 23:5,6; Isaías 9:6
  2. Se menciona el ángel de Jehová que lleva el nombre de Dios, y que tiene poder para perdonar pecados o retenerlos  Éxodo 23: 20,21

 

  1. El Espíritu Santo Génesis 1:2; Isaías 11:2,3; 48:16; 61:1; 63:10

 

  1. La Trinidad está representada en la triple bendición de Números 6:24,26 y en la triple doxología Isaías 6:3.

 

Doxología: Gr d1ca, gloria y –logia. Formula de alabanza a la Divinidad, especialmente a la Trinidad en la liturgia católica y en la Biblia.

 

  1. Demostración de la doctrina en el N.T

Los cristianos primitivos consideraban como base o fundamento de su fe la verdad de la unidad de Dios. Los escritores del N.T, al referirse a Jesús, emplean un idioma que indica que reconocían a Jesús como por” sobre todas las cosas, bendito por los siglos Romanos 9:5 Y  la experiencia espiritual de los creyentes confirma y apoya estas afirmaciones. Cuando conocían a Jesús, lo conocían como Dios.

 

Lo mismo se puede decir del Espíritu Santo. Los cristianos primitivos no podían menos que creer que el Espíritu que residía en ellos, que los guiaba, les enseñaba y los inspiraba para caminar en novedad de vida, era un ser a quien podían conocer, y con quien tenían verdadera comunión, y no una simple influencia o sentimiento. Cuando leían el N.T, descubrían que en sus páginas se le asignaba al Espíritu Santo los atributos de la personalidad.

 

De manera que la iglesia primitiva confrontaba dos verdades:

 

  1. Que Dios es uno, y que el Padre es Dios
  2. El Hijo es Dios y el Espíritu Santo es Dios.

 

Y estas dos grandes verdades relativas a Dios constituyen la doctrina de la Trinidad. Dios el Padre era una realidad para ellos, el Hijo era una realidad para ellos, y así también lo era el Espíritu Santo. La conclusión a que se llegaba  de esas verdades era que en  la divinidad  había una distinción real pero misteriosa de la personalidad, distinción que se puso de manifiesto en la obra divina para la redención del hombre.

 

Varios pasajes del N.T mencionan las tres personas divinas

 

Compare Mateo 3:14,17;28:19;Juan 14:16,17,26;Juan 15:26; 2ª Corintios 13:14;Galatas l4:6;Efesios 2:18;2ª Tesalonicenses 3:5;1ª Pedro 1:2;Efesios 1:3,13;Hebreos 9:14

 

Comparación de textos y demostración:

 

  1. Cada una de las tres personas es creadora, aunque se afirma que hay un solo Creador Job 33:4; Is 44:24

 

  1. Se denomina Jehová a cada una de las personas Deuteronomio 6:4; Jeremías 23:6; Ezequiel 8:1,3

 

  • El Señor Romanos 10:12; Lucas 2:11; 2ª Corintios 3:18

 

  • El Dios de Israel Mateo 15:31; Lucas 1:16,17; 2ª Samuel 23:2,3

 

  • El legislador Romanos 7:25; Gálatas 6:2; Romanos 8:2; Santiago 4:12

 

  • Omnipresente Jeremías 23:24; Efesios. 1:22; Salmo 139:7,8

 

  • La fuente de vida Deuteronomio 30:20; Colosenses 3:4; Romanos 8:10

 

Sin embargo, se afirma que hay un solo ser que se puede describir de esa manera.

 

  1. Cada una de las personas hizo a la humanidad. Salmo 100:3; Juan 1:3; Job 33:4

 

  • Resucita a los muertos Juan 5:21; 6:33
  • Resucito a Cristo 1ª Corintios 6:14; Juan 2:19; 1ª Pedro 3:18
  • Comisiona al ministerio 2ª Corintios 3:5; 1ª Timoteo 1: 12; Hechos 20:28
  • Santifica al pueblo de Dios Judas 1; Hebreos 2:11; 1ª Corintios 12:6
  • Y efectúa toda clase de operaciones de carácter espiritual 1ª Corintios 12:6; Colosenses 3:11

 

Sin embargo, es claro que solo un Dios es capaz de hacer todo eso.

 

 

  1. Sabemos que la Biblia dice muy claro que hay un solo Dios y no tres:

 

Deuteronomio. 6:4:”Dios es el único Señor”

Isaías.  45:5:” Yo soy el Señor y no hay otro; fuera  de mi no hay ningún Dios”

Romanos. 3:30: “Pues no hay mas que un solo Dios “

Santiago. 2:19:” ¿Tu crees que hay un solo Dios? bien haces, también los demonios lo creen y tiemblan”

1ª Timoteo 2:5: “Porque solo hay un Dios”

 

Resulta muy difícil, el hecho de entender como hay tres personas distintas en la Trinidad, cada una con todo el Ser de Dios en si misma, siendo un solo Dios indivisible. Pero la Trinidad es uno de esos misterios que solo podemos describir en parte. Aunque hay analogías que nos ayudan a entender un poco, sin embargo, ninguna de las analogías logran describir este misterio, porque intentan explicar el Ser de Dios en términos de la creación. Son esfuerzos de explicar como Dios se parece a la creación. Pero nada en la creación es exactamente como el Ser de Dios.

 

ANALOGIA. Método de descripción que compara lo semejante con lo semejante. En cuestiones religiosas, el lenguaje de analogía (analógico) es frecuente para comunicar ideas abstractas. Cuando se afirma que «Dios es Padre» se hace una analogía, queriendo decir que la relación de Dios con la humanidad tiene alguna semejanza con la relación de un padre hacia sus hijos. El uso de la analogía es muy importante en la comunicación del evangelio

Quiero atreverme a Decir que la doctrina de la Trinidad  es algo que nunca entenderemos plenamente, porque partes de ella están más allá de nuestra comprensión. Sin embargo es extremadamente importante que este misterio sea verdad.

 

Por ejemplo, si Jesús no es a la vez plenamente Dios y una persona separada de Dios, habiendo muerto y resucitado de los muertos, si  alguien piensa que Jesús no resucito de entre los muertos, cualquier creencia en él es necia. De modo que los que afirman esto, en las palabras de Pablo, son “los mas desdichados de todos los mortales”  1ª Corintios 15:19

 

  1. Los distintos papeles de la Trinidad

 

  1. El Padre:

Dios es el Creador de todo el universo

 

Col 1:16:Porque en él fueron creadas todas las cosas, las que hay en los cielos y en la tierra, visibles e invisibles; sean tronos sean dominios, sean principados, sean potestades; todo fue creado por medio de él y para él”

 

Amo  tanto a su creación que envió a su Hijo unigénito a que muriera por nuestros pecados

 

Juan 3:16: “Porque de tal manera amo Dios al mundo, que ha dado a su Hijo Unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda mas tenga vida eterna”

 

  1. El Hijo:

 

Jesucristo es el Hijo de Dios. Como Hijo de Dios fue enviado al mundo con el propósito de morir en la cruz en sacrificio por los pecados de la humanidad. Permaneció en la tierra por 33 años, desarrollando su ministerio de alcanzar a los perdidos, por medio del mensaje de salvación. En la etapa final de su ministerio, cuando ya contaba con 12 apóstoles y 70 lideres, más cientos de personas que le seguían; lo llevaron a la cruz y fue crucificado para que nosotros podamos tener vida eterna. Después de su muerte y resurrección fue llamado redentor  o Salvador del mundo.

 

Efesios 1:7: “En quien tenemos redención por su sangre, el perdón de pecados según las riquezas de su gracia”

 

  1. El Espíritu Santo

 

Antes  de Jesús dejar la tierra, les dio una promesa a sus discípulos de que no los dejaría solos, y que les mandaría al Espíritu Santo. Ahora el Espíritu Santo ha quedado para vivir en nuestras vidas y ser el Consolador, además de ser nuestro amigo, maestro, consejero y guía. El nos ayuda para que por su presencia en nuestra vida, nos acerquemos a Jesús.

 

El permanece en todos aquellos que han recibido a Jesucristo como su Señor y Salvador. “Y yo rogare al Padre, y os dará otro consolador, para que este con vosotros para siempre.”Juan 14:6

 

  1. Papeles de la Trinidad en la creación

 

Todos los tres miembros de la trinidad tienen papeles diferentes .Por ejemplo en la creación sabemos que Dios hablo para que la tierra existiera  Génesis 1:9-10 Pero en Juan 1:3, dice que Dios Hijo ejecuto esas palabras “Por medio de él todas las cosas fueron creadas; sin él, nada de lo creado llego a existir”

 

Y en Gn  1:2 nos dice, en tanto que Dios estaba creando, el Espíritu Santo de Dios iba y venía sobre la superficie de las aguas; es decir, sustentando y manifestando la presencia de Dios en la creación.

 

  1. Papeles de la Trinidad en la salvación

 

Dios Padre amo tanto “al mundo que dio a su Hijo unigénito….para salvarlo por medio de él  Juan 3:16-17. De esta determinación Jesús dijo: “Porque he bajado del cielo no para hacer mi voluntad sino de la del que me ha enviado”  Juan 6:38.  La voluntad del Padre fue que su Hijo muriera por nuestros pecados para que no tuviéramos que morir.  Hebreos 10:10

 

Cuando Jesús resucito de los muertos y ascendió al cielo, él y el Padre enviaron al Espíritu Santo para que completara la obra que ellos habían empezado Juan 14:16; 16:7

 

Tanto en la creación como en la redención, el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo tuvieron papeles distintos. Fue el Padre quien dirigió y envió tanto al Hijo como al Espíritu Santo. Fueron el Hijo y el Padre quienes enviaron al Espíritu. El Hijo fue obediente al Padre, y el Espíritu Santo lo fue tanto al Padre como al Hijo. En consecuencia, tanto el Hijo como el Espíritu Santo han desempeñado sus papeles en igual deidad con el Padre, pero en su completa sumisión.

 

Estas funciones y papeles diferentes son simplemente el resultado de la relación eterna entre el Padre, el Hijo y el Espíritu .No reducen la deidad, atributos o naturaleza esencial del Padre, Hijo o Espíritu. La distinción se define en las maneras en que se relacionan a través de la creación

 

  1. Unidad y diversidad

 

La unidad y diversidad  dentro de la Trinidad provee una base maravillosa para la unidad y diversidad que experimentamos en la vida diaria, casarse por ejemplo; dos personas  distintas se unen y, por esta decisión, llegan a ser” un solo cuerpo Efesios 5:31

Mientras que su esposo y esposa tienen igual posición, valor y personalidad ante Dios, también tienen papeles distintos. Así como el Padre tiene autoridad sobre el Hijo, también así, en el matrimonio el esposo la tiene sobre la esposa. Pablo dice en 1ª Corintios 11:3 “Cristo es cabeza de todo hombre, mientras que el hombre es cabeza de la mujer y Dios cabeza de Cristo”.

 

Aunque podría ser difícil definir específicamente los papeles de esposo y esposa, la Biblia dice claramente que la relación entre la Trinidad provee el modelo para la relación en el matrimonio.

 

Otro ejemplo de unidad y diversidad se ve en la Iglesia: Esta tiene muchos miembros, todos con diferentes habilidades, pero un solo cuerpo con un propósito  1ª Corintios 12:12

 

También se ve en la constitución étnica de la Iglesia: esta incluye miembros de “todas las naciones, tribus, pueblos y lenguas”  Apocalipsis 7:9  Esta diversidad añade una complejidad que nos muestra la sabiduría de Dios al permitir que en el mundo exista tanto la unidad como la diversidad y que estas sean un reflejo de la unidad y diversidad que existe dentro de la Trinidad.

 

Trabajo en casa

 

  1. ¿.Puede mencionar tres pasajes claves de la Biblia que hablen acerca de la Trinidad?

 

  1. ¿Que nos dicen exactamente estos pasajes en cuanto a al Trinidad?

 

  1. ¿Porque ninguna analogía logra explicar completamente la Trinidad?

 

  1. ¿Quiere decir que debemos tratar de concebir una analogía que resulte?

 

  1. ¿Porque si o porque no?

 

  1. ¿De qué forma las maneras diferentes en que el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo se relacionan uno como otro nos proveen de un modelo para las maneras en que debemos relacionarnos con otros?

 

 

 

 

 

 

 

 

LA CREACION

Juan 1:3

 

Objetivos

  1. Que el estudiante aprenda que la creación es hechura de Dios, únicamente
  2. Que el estudiante aprenda que la creación Dios la hizo de la nada y solo necesito la “Palabra”
  3. Que el estudiante aprenda que la teoría sobre la evolución es solo eso una teoría, que no puede demostrase científicamente.
  4. Que el estudiante aprenda que la creación fue obra de la Trinidad

 

Introducción

 

Dios creo el universo de la nada; nada excepto Dios existía antes de que el universo fuera creado. Todas las cosas, las que en Génesis 1:1 se llaman “Los cielos y la tierra” fueron creadas por Dios. “Por medio de El todas las cosas fueron creadas” Juan 1:3

“Porque en el fueron creadas todas las cosas, las que hay en los cielos y las que hay en la tierra, visibles e invisibles; sean tronos  sean dominios, sean principados, sean potestades; todo fue creado por medio de El y para El” Col 1:16 Y como ya estudiamos en la Trinidad el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo participaron en esto.

 

  1. ¿Cómo fue creado todo?

Dios hablo para dar existencia a toda la creación: desde la tierra y las aguas, hasta las plantas y los animales Génesis 1:3-25 Es decir, toda la creación excepto el hombre. El hombre y la mujer fueron creados por las mismas manos de Dios y recibieron vida del mismo aliento de El Génesis 2:7,22. Esta creación intima y especial es una señal del lugar especial que Dios diseño para que estos tuvieran en todo lo que hizo. Además, los seres humanos son los únicos que Dios hizo a su imagen Génesis 1:27

 

Y ser hecho a la imagen de Dios quiere decir que somos semejantes a El y que le representamos, Además de ser el pináculo de todo lo creado, es el único nombrado para gobernar sobre el resto de la creación como representante de Dios Génesis 1:28-31

  1. El Dios de la creación

 

  1. Dios se revela en la Biblia como un ser infinito y eterno, que existe por si mismo y que es la primera causa de todo lo que existe. Nunca hubo un momento en que Dios no existiera. Como afirma Moisés: “Antes que naciesen los montes y formases la tierra y el mundo, desde el siglo y hasta el siglo, tu eres Dios” Salmo 90:2. En otras palabras, Dios existió eterna e infinitamente antes de crear el universo finito. El es anterior a todas las cosas creadas en el cielo y en la tierra, y está por encima y es independiente de ellas 1ª Timoteo 6:16; Colosenses 1:16

 

  1. 2. Dios se revela como un ser personal que creo a Adán y Eva a su “Imagen” Génesis 1:27 Por cuanto Adán y Eva fueron creados a la imagen de Dios, ellos podían responder a Dios y tener comunión con El de una manera amorosa y personal.

 

  1. 3. También Dios se revela como un ser moral que lo creo todo bueno y por lo tanto sin pecado. Después que Dios había acabado de crear y estaba examinando lo que había hecho, observo que “era bueno en gran manera” Génesis 1:31 Como Adán y Eva fueron creados por Dios a su imagen y semejanza, tampoco ellos tenían pecado Génesis 1:26. Tanto el hombre como la mujer fueron una creación especial de Dios, no un producto de la evolución Génesis 1:27; Mateo 19:4; Marcos 10:6 Debido a que fueron creados a imagen de Dios ellos podían responder a Dios y tener comunión con El, y reflejar de manera extraordinaria su amor, gloria y santidad. Tenían una semejanza moral con Dios, porque no tenían pecado y eran santos poseyendo sabiduría y un corazón amoroso y la voluntad de hacer lo bueno Efesios 4:24 El pecado entro en la existencia humana cuando Eva fue tentada por la serpiente, o Satanás Génesis 3:1-7; Romanos 5:12; Apocalipsis 12:9 En el episodio de la tentación, la serpiente ataco a Dios a través de su creación. Afirmo que lo que Dios le había dicho a Adán no era cierto; por ultimo hizo que Dios maldijera a su creación, incluso la raza humana que El había creado a su imagen. A la serpiente se le identifica más tarde como Satanás o el diablo Apocalipsis 12:9; 20:2

 

  1. Puntos de vista sobre las teorías
  2. Hay muchas teorías científicas que chocan con la historia Bíblica de la creación; como por ejemplo las que afirman que todo lo vivo llego a existir como resultado de mutaciones al azar en un periodo muy largo de tiempo, y no como el resultado del diseño inteligente de Dios a través de su infinito poder.
  3. Las teorías científicas que no ven a Dios como el creador no nos conceden la divinidad que nos da el relato Bíblico. Las Escrituras enseñan que aunque Dios no necesitaba crear nada, escogió crearnos a su imagen y semejanza.
  4. Algunas observaciones científicas del mundo pueden corregir los malos entendidos de algunos. En un tiempo muchos cristianos creían que la Biblia decía o enseñaba que el sol giraba alrededor de la tierra. Se opusieron a las teorías de Galileo, cuyas observaciones astronómicas le llevaron a creer que la tierra giraba sobre su eje y se movía alrededor del sol.
  5. Posteriormente la iglesia reconoció que la Biblia no enseñaba eso y le dieron la razón a Galileo aceptando sus teorías. Esto motiva a decir que debemos ejercer cuidado al hablar sobre asuntos respecto a los cuales la Biblia no lo hace claramente.
  6. Cuando nuestras observaciones del mundo natural parecen estar en conflicto con nuestro entendimiento bíblico, debemos echar un nuevo vistazo a ambas cosas, tratando de hallar en donde nuestra comprensión limitada y conocimiento imperfecto pueden estar errados. Por supuesto un entendimiento entre la ciencia y la Biblia no estará en conflicto.
  7. Dios creo de la nada la tierra y todo lo que hay en ella. Creo al hombre del polvo del mundo. Antes de la creación no existía nada sino Dios. Por consiguiente nada excepto El es eterno. Nada excepto El puede gobernar sobre todo lo que ha hecho. En este sentido Dios es grande y poderoso y digno de toda adoración y como somos producto de su creación, es lógico que este hecho produzca gran humildad en nosotros. Y como Dios no necesitaba crear nada y lo hizo, entonces debe haberlo hecho con algún propósito: somos producto especial de su creación. Este hecho también debe darnos gran dignidad.

 

  1. La creación distinta pero dependiente

 

Como creador Dios es distinto de la creación; El no es parte de la creación, El es diferente de la creación en muchas maneras. El hizo todas las cosas y gobierna sobre estas. Es más grande que la creación y muy independiente de esta. El no necesita la creación de ninguna manera.

 

Sin embargo, interviene íntimamente en ella. Con su mismo aliento dio vida a su propia imagen. “En su mano esta el alma  de todo, y el halito de todo el género humano” Job 12:10 Dios mismo es quien da la vida y el aliento a todas las cosas:” Ni es honrado por manos de hombres, como si necesitase de algo; pues El es quien da a todos vida y aliento y todas las cosas. Porque en el vivimos y nos movemos y somos como algunos de vuestros propios poetas también han dicho: Porque linaje suyo somos” Hechos 17:25,28

 

Dios también está involucrado y es distinto de la creación .El no depende de la creación sino la creación depende de El. Por lo tanto, nada en la creación merece el afecto que se le debe a Dios. Aunque El es más grande que la creación, no escogió dejarla para que funcione por cuenta propia. Más bien escogió estar íntimamente involucrado, especialmente con aquellos que hizo a su imagen. Por lo tanto, El no esta tan distante de nosotros como para no poder intervenir íntimamente en nuestras vidas y luchas.

 

El está cerca y como dice su palabra:” Dios es nuestro amparo y fortaleza, nuestro pronto auxilio en las tribulaciones “Salmo 46:1. Debido a que Dios es más grande que toda la creación e interviene en toda ella, si esperamos en Dios, no tenemos nada que temer.

 

III. La actividad de la creación

 

  1. Dios creo todas las cosas en el cielo y la tierra Génesis 1:1; Isaías 40:28; 42:5; 45:18; Marcos 13:19; Efesios 3:9; Colosenses 1:16; Hebreos 1:2; Apocalipsis 10:6. El verbo “creo” heb bara se emplea exclusivamente para referirse a una actividad que solo Dios puede realizar. Significa que en un momento especifico Dios creo materia y sustancia que no tenia existencia alguna anteriormente Génesis 1:3
  2. La Biblia describe la creación de Dios como desordenada, vacía cubierta de tinieblas Génesis 1:2 En aquel tiempo el universo y el mundo no tenían la forma ordenada que ahora tienen. Estaban vacíos, desprovistos de toda criatura viva y carente de toda luz. Después de esta etapa inicial, Dios creo la luz para disipar las tinieblas Génesis 1:3-5, dio forma al universo y lleno la tierra de seres vivientes Génesis 1:6-13; Génesis 1:20-28
  3. 3. El método que Dios empleo en la creación fue el poder de su palabra. Una y otra vez se declara: “Y dijo Dios… Génesis 1:3, 6, 9, 11, 14, 20, 24,26 En otras palabras Dios hablo y fueron creados los cielos y la tierra ; antes que se pronunciara la palabra de Dios, ellos no tuvieron existencia previa alguna Salmo 33:6,9; 148:5;Isaias 48:13;Romanos 4:17; Hebreos 11:3
  4. 4. Toda la trinidad, no solo el Padre, desempeño un papel en la creación:
  5. El Hijo es el verbo poderoso por medio del cual Dios creo todas las cosas Juan 1:1,3; Colosenses 1:16; Hebreos 1:2
  6. El Espíritu Santo tuvo un papel activo en la obra de la creación. Se le describe como moliéndose sobre la creación y preservándola y preparándola para la ulterior actividad creadora de Dios Salmo 33:6; Job 33:4; Salmo 104:30

 

  1. La creación que da gloria

 

  1. Toda la creación fue hecha para dar gloria a Dios Salmo 19:1.

 

Dios dice también que fueron creados para su gloria Isaías 43:7 De hecho el papel de Dios como creador le hace digno de nuestra gloria Apocalipsis 4:11. La creación de Dios muestra su poder y sabiduría superiores, Jeremías 10:12 Incluso una breve reflexión de la complejidad, diversidad y belleza de la creación debe impulsarnos a alabar a Dios por su poder, sabiduría y entendimiento.

Dios no necesitaba más gloria de parte de su creación. Toda la gloria que Dios necesita ha estado siempre en la Trinidad. Mas bien, la Biblia es clara al afirmar que Dios Creo todas las cosas y por su voluntad existen y fueron creadas Apocalipsis 4:11. Dios creo el universo para mostrar su grandeza, para demostrar su excelencia y para deleitarse en su obra. Por lo tanto, conforme nosotros nos deleitamos espontáneamente en las actividades creativas de Dios, también las nuestras y las de otros le darán gloria al imitar el deleite que El halla en su creación.

 

  1. Creación y evolución

La evolución es el punto predominante sobre el origen de la vida y del universo expuesto en la comunidad científica y educativa del mundo actual. Los que creen en la Biblia deben considerar cuatro puntos en cuanto a la evolución:

  1. La evolución es un esfuerzo naturalista. Se explica por la suposición de que no hay ningún creador personal y divino que hizo y formo el mundo; más bien todo comenzó a existir por una serie de sucesos casuales que ocurrieron durante miles de millones de  años
  2. La evolución n o es verdaderamente científica. Según el método científico deben basarse todas conclusiones en la prueba irrefutable deducida de experimentos que puedan reproducirse en cualquier laboratorio. Sin embargo, no se ha ideado ni puede idearse ningún experimento que pruebe y verifique las teorías en cuanto al origen de la materia a partir de una supuesta explosión gigantesca; o en cuanto el gradual desarrollo dé los seres vivientes de las formas más simples hasta las más complejas. Por lo tanto la evoluciona es una hipótesis sin prueba científica y debe aceptarse por fe en las teorías humanas. La fe de nosotros los creyentes en la creación divina, es real y está sustentada en la revelación inspirada, la cual afirma que El hizo todas las cosas de la nada Hebreos 11:3
  3. Es innegable que ocurren cambios y desarrollos dentro de las diversas especies de seres vivientes.

Por ejemplo, se están extinguiendo algunas variedades de especies; por otro lado a veces se ven nuevas razas que se forman dentro de las especies. Pero no hay prueba alguna ni siquiera en el registro geológico, que respalde la teoría de que alguna vez una especie de ser viviente evolucionara de otra especie. Mas bien, la prueba existente respalda la afirmación bíblica de que Dios creo cada ser viviente “según su especie” Génesis 1:21,24-25

  1. Los que creen en la Biblia también deben rechazar la teoría llamada evolución teísta

Esa teoría adopta la mayor parte de las conclusiones de la evolución naturalista, solo añadiendo que Dios comenzó el proceso evolutivo. Tal teoría niega la revelación bíblica que le atribuye a Dios una función activa en todos los aspectos de la creación. Dios no es un pasivo supervisor de un proceso evolutivo; más bien, es el activo “creador de todas las cosas” Colosenses 1:1

 

 

 

 

El hombre

Génesis 1:26-27

Objetivos:

  • Que el estudiante aprenda que Dios creo al hombre a su imagen y a su semejanza
  • Que el estudiante conozca que Dios hizo a cada criatura según su especie
  • Que el estudiante aprenda que la Biblia no habla del eslabón perdido, teoría que niega la creación divina del hombre
  • Que el estudiante aprenda que el hombre es una criatura moral con intelecto, capacidad para sentir y voluntad formada por cuerpo, alma y espíritu.
  1. El Hombre Como Un Ser Creado

La Biblia enseña con claridad la doctrina de la creación especial, lo cual significa que Dios hizo a cada criatura “según su especie”. Creó las diversas especies, y luego las dejo que se desarrollaran y progresaran de acuerdo con las leyes de su especie o ser. La distinción existente entre el hombre y las criaturas inferiores queda insinuada en la declaración de que “creo Dios al hombre a su imagen”.

Habiéndose descubierto en el medio de un universo maravilloso y siendo del más alto orden de las criaturas físicas, el hombre, naturalmente, buscaría la forma de entender su propio origen tanto como el origen de todas las cosas existentes. Dado que la Naturaleza no revela la creación del hombre y la tradición no sería una fuente digna de confianza en la información, es razonable esperar que Dios revelaría los hechos esenciales acerca de la creación del hombre en la Biblia. En los primeros capítulos del Génesis, y donde se quiera en la Biblia, la creación del hombre se enseña claramente en la Escritura.

A causa de que el origen del hombre es un asunto natural para la investigación y especulación, aquellos que han tratado de contestar la pregunta aparte de la Escritura han hecho numerosas tentativas para explicar el origen del hombre. Estos hechos conflictivos demuestran que el hombre no tiene información cierta acerca de su origen a no ser la que la Biblia le pueda dar, y sólo en la Escritura uno puede esperar encontrar un relato completo y exacto.

Uno de los puntos de vista más comunes que se han levantado en contradicción con la doctrina de la creación del hombre revelada en la Biblia es la teoría de la evolución. Contraria a la doctrina de la creación especial figura esta teoría, la cual nos enseña que las formas de vida nacieron de una forma y que las especies superiores se desarrollaron de las inferiores, de manera que por ejemplo, el caracol se convirtió en pez, el pez en reptil, el reptil en ave, y pasando rápidamente, el mono se convirtió en ser humano.

Es que de alguna manera llegó a la existencia siendo una célula viviente y de esta célula viviente el hombre evolucionó por un proceso de selección natural. La evolución intenta explicar todas las complicadas formas de vida en este mundo por este proceso natural.

Esta teoría podemos explicarla así:

Cierto día en el pasado distante, apareció la materia y la energía. La ciencia no sabe la fecha ni como comenzó. Dentro de la materia y la energía, apareció una célula viva. Nadie sabe de donde. En esta célula residía una chispa de vida, y de esta célula original nació toda la vida, tanto vegetal como animal hasta el hombre. Ese desarrollo fue controlado, según la teoría, por leyes inherentes o intrínsecas. Estas leyes con relación al medio ambiente, explican las varias especies que han existido y existen aun, incluso el hombre. De acuerdo con esta teoría, se ha producido un progreso gradual y continuo de las formas inferiores de vida hacia las superiores, hasta que se llego al hombre.

Revisando otra fuente explica que de  acuerdo a la teoría de la evolución, todas las plantas, animales y el hombre fueron formados por un proceso de pequeños cambios llevados a cabo por mutaciones, las cuales se creen que explican todas las especies. Sin embargo, las mutaciones son casi invariablemente dañinas más que beneficiosas, y nunca se han observado series de mutaciones que sean beneficiosas o que hayan producido una nueva especie. De acuerdo con esto, mientras que el registro bíblico reconoce que puede haber variaciones dentro de las especies, declara que Dios creó los animales «según su especie» Génesis 1:21, 24,25

¿Qué es una especie?

Es una clase de plantas o animales que tiene propiedades características en común., y que puede propagarse indefinidamente sin cambiar sus características. Esta especie produce una variedad, es decir una o más plantas o animales que poseen características notables que no son comunes a las especies en general. Por ejemplo un tipo especial  de caballo de carrera se obtiene por cría y selección, pero siempre será caballo, si este tipo de caballo se continúa desarrollando y se perpetúa por muchas generaciones, entonces surge una raza.

Por ejemplo entre los perros tenemos muchas razas que tienen diferencias notables unas de otras, sin embargo todas estas razas pertenecen a la especie canina. Por eso cuando leemos que Dios hizo todos los seres según su especie, no afirmamos que Dios los hizo incapaces de desarrollarse en nuevas variedades. Solo decimos que Dios hizo las especies distintas y separadas, y coloco una barrera intermedia de manera que, por ejemplo, un caballo no podría desarrollarse hasta transformarse en una raza de animales que ya no pudieran denominarse caballos.

¿Qué pruebas existen para determinar la diferencia entre las especies?

  1. Si se pueden aparear dos animales a fin de que se propaguen, y si la descendencia de estos se puede propagar indefinidamente, luego pertenecen a la misma especie., de lo contrario no pertenecen a la misma especie. Ejemplo: caballo y asno, son diferentes especies pues si se cruzan producen mulos o mulas, que son estériles, y no pueden entonces engendrar mulas o mulos. Esta verdad contradice la teoría de la evolución, pues muestra en forma evidente que Dios ha colocado una barrera que impide que una especie se transforme en otra.

Se han encontrado dibujos de animales en las pirámides de Egipto, que son iguales a los animales de ahora, miles de años después, son fósiles en las rocas, no demuestran evolución, lo que es un aprueba de que la teoría de la evolución es una mentira.

En contraste con los animales, el hombre fue hecho a la imagen y semejanza de Dios Génesis 1:26-27. Aunque muchos adeptos a la evolución admiten que es sólo una teoría y los fósiles revelan que no ha habido evolución sistemática de las formas más bajas de vida a las formas más altas, la evolución se constituye en la única explicación que el hombre natural ha sido capaz de ofrecer en contradicción a la doctrina bíblica de la creación; está basada claramente en un concepto naturalístico, más bien que en el origen sobrenatural del hombre.

De igual manera, la teoría de la así llamada evolución teísta -que Dios usó la evolución como un método- para ser sostenida depende de una negación del significado literal de la narración de la creación en la Biblia.

Por el otro lado, no hay un animal que emplee herramientas, que haga fuego, que se exprese mediante el lenguaje elocuente o que tenga capacidad de conocer lo espiritual. Pero todo esto esta presente en las formas más bajas del ser humano. El mono mas inteligente es solo animal; el espécimen mas degradado de la raza humana es sin duda aun un ser humano.

¿Han oído del eslabón perdido? Los que promueven esta teoría hablan de este pitecántropo erecto, que se encuentran en museos queriendo dar evidencias falsas de la verdad de esta teoría, pero abonando en contra de esta teoría hay un comentario de un hombre de ciencia del museo británico que dice:” En todo este gran museo no existe partícula alguna de evidencia de la transmutación de las especies .En cambio este museo está lleno de pruebas de la completa falsedad de tales puntos de vista. (Dr Etheridge)

La doctrina de la creación del hombre está enseñada claramente en la Escritura Génesis. 1:1 – 2:25; Juan. 1:3; Colosenses. 1:16; Hebreos. 11:3. El primer capítulo de Génesis se refiere a Dios como el Creador cerca de diecisiete veces, y se pueden encontrar cerca de cincuenta referencias más en la Biblia. Algunas enseñan directamente sobre la creación, y otros pasajes implican que Dios es el Creador de Adán y Eva Éxodo 20: 11; Salmo 8:3-6; Mateo. 9:4-5; Marcos. 10:6-7; Lucas. 3:38; Romanos 5:12-21; 1 Corintios ” 11:9; 15:22, 45; 1 Timoteo 2:13-14.

El verdadero concepto de la creación es que Dios creó el mundo de la nada, puesto que en Génesis  1:1 no se hace mención de ninguna existencia previa.

Mientras que los evangélicos han diferido en la interpretación precisa del proceso de la creación, la mayoría de los intérpretes que sostienen la inspiración e infalibilidad de la Biblia atribuyen la presente existencia de los animales y del hombre a la creación inmediata de Dios, y en la Escritura no hay evidencia del desarrollo evolucionario de las especies por leyes naturales.

  1. La Naturaleza Del Hombre

De acuerdo al testimonio de la Escritura, el hombre, en su forma humana presente, fue creado por Dios como la conclusión y consumación de toda la creación. Se dice del hombre que fue hecho a la imagen y semejanza de Dios y que Dios respiró en él el aliento de vida Génesis. 1:26; 2:7. Estas distinciones califican al hombre por sobre todas las otras formas de vida que están sobre la tierra e indican que el hombre es una criatura moral con intelecto, capacidad para sentir y voluntad.

Hablando en líneas generales, la creación del hombre incluyó aquello que era material  e inmaterial (Polvo y el aliento de vida). Esta doble distinción tiene referencia al «hombre exterior» y al «hombre interior»  2 Corintios. 4: 16; «el vaso de barro» y «su tesoro» 2 Corintios. 4: 7. Mientras que el alma y el espíritu del hombre se presentan existiendo para siempre, el cuerpo retorna al polvo desde donde fue formado, y el espíritu va a Dios quien lo dio  Eclesiastés. 12:7. De acuerdo a ello, la gente puede matar el cuerpo pero no matar el alma  Mateo.10:28.

Cuando la Escritura considera la parte inmaterial del hombre, a veces usa varios términos intercambiables:

Ejemplos de versículos y su comparación:

Génesis. 41:8 con Salmo 42:6;

Mateo. 20:28 con 27:50;

Juan. 12:27 con 13:21;

Hebreos 12:23 con Ap. 6:9

Pero aun aplicando estos términos a

Dios Isaías 42:1; Jeremías 9:9; Hebreos 10:38

Y a los animales  Eclesiastés 3:21; Apocalipsis 16:3.

Algunas veces se distingue el espíritu, del alma del hombre  1 Tesalonicenses 5:23; Hebreos 4:12.El espíritu se menciona usualmente en las Escrituras como aquella parte del hombre la cual es capaz de contemplar a Dios, y el alma es aquella parte del hombre la cual está relacionada al yo y las varias funciones del intelecto, sensibilidades y voluntad del hombre.

El espíritu es lo que distingue al hombre de todas las cosas creadas conocidas. Contiene vida humana e inteligencia Proverbios 20:27; Job 32:8 y es distinto a la vida animal. Los animales tiene un alma pero no espíritu (Teología Bíblica de Myer Pearlman) Génesis 1:20. En Eclesiastés 3:21 parece que se hace referencia al principio de vida tanto en el hombre como en las bestias. Salomón registra una pregunta que se formulo cuando se había apartado de Dios. A diferencia del hombre, por lo tanto, los animales no pueden conocer las cosas de Dios 1ª Corintios 2:11; 14:2; Efesios 1:17; 4:23 y no pueden entrar en relaciones personales, responsables con El Juan 4:24

El espíritu del hombre cuando es habitado por el Espíritu de Dios se convierte en centro de adoración, de oración, canciones, bendición y servicio. Ro 8:16; Juan 4:23,24; 1ª Corintios 14:15; Romanos 1:9; Filipenses 1:27.Este espíritu del hombre que representa la naturaleza más elevada del hombre esta relacionado con la cualidad del carácter. Aquello que adquiere dominio de su espíritu se convierte en un atributo de su carácter. Por ejemplo, si permite que el orgullo lo domine, se dice que tiene espíritu altivo Proverbios 16:18

De acuerdo con las influencias respectivas que lo controlan, un hombre puede tener:

  1. Un espíritu perverso Isaías 19:14
  2. Un espíritu provocador, irritable Salmo 106:33
  3. Un espíritu precipitado Proverbios 14:29
  4. Un espíritu agitado Génesis 41:8
  5. Un espíritu contrito y humillado Isaías 57:15; Mateo 5:3
  6. Un espíritu de servidumbre Romanos 8:15
  7. Un espíritu de celo Números 5:14

Por lo que debe entonces

  1. Custodiar el espíritu Malaquías 2:15
  2. Enseñorearse de su espíritu Proverbios 16:32
  3. Hacerse un nuevo espíritu mediante el arrepentimiento Ezequiel 18:31
  4. Pedir a Dios que cambie su espíritu Ezequiel 1:19

Cuando las malas pasiones dominan al hombre y este manifiesta un espíritu perverso, esto significa que la vida natural, el alma ha destronado al espíritu. El espíritu ha luchado y perdido la batalla. El hombre es presa de sus sentidos naturales y apetitos y es “carnal”. El espíritu no ejerce ya dominio de la situación y su carencia de poder se describe como un estado de muerte. De ahí que sea necesario un nuevo espíritu Ezequiel 18:31; Sal 51:10

Y solo Dios a través de su Santo Espíritu puede impartir al alma del hombre una nueva vida espiritual, en otras palabras, regenerarlo Juan 3:8; 20:22; Colosenses 3:10 Y cuando esto sucede el espíritu del hombre ocupa un lugar de ascendencia y el hombre se convierte en “espíritu”. Sin embargo el espíritu no puede vivir de si mismo, sino que debe buscar constante renovación mediante el Espíritu de Dios.

También se usan otros términos de la naturaleza inmaterial del hombre tales como:

  • El corazón Éxodo. 7:23; Salmo. 37:4; Romanos. 9:2; 10:9-10; Efesios. 3:17
  • La mente del hombre: mente del hombre no salvo 1:28; 2 Corintios. 4:4
  • La mente renovada que posee un cristiano 22:37; Romanos. 12:2

Otras expresiones tales como «voluntad» y «conciencia» también se refieren a la parte inmaterial del hombre.

Dada la variedad de términos que a veces son usados en sentido similar y a veces en contraste el uno con el otro, muchos han considerado la división del hombre en material e inmaterial como la división básica; pero aun aquí expresiones como «alma» y «espíritu» a veces son usadas para la totalidad del hombre incluyendo su cuerpo.

El alma es el principio vivificante e inteligente que anima al cuerpo humano, empleando los sentidos corporales como sus agentes en la exploración de las cosas materiales, y los órganos corporales para expresión de si misma y comunicación con el mundo exterior. Debe su existencia al halito sobrenatural del Espíritu de Dios.

La podemos describir como:

  1. Espiritual y viviente puesto que procede de Dios;
  2. Natural, puesto que opera mediante el cuerpo. Sin embargo, no debemos pensar que el alma es parte de Dios, puesto que el alma peca. Es mejor afirmar que es el don y la obra de Dios Zacarías 12:1.

El cuerpo humano del hombre es la habitación del alma y el espíritu del hombre hasta que muera. Aunque acaba con la muerte, está sujeto a resurrección. Esto es verdadero en cuanto a los salvos y los no salvos, aunque las resurrecciones son diferentes.

A veces el cuerpo tiene referencia como:

  1. La «carne» Colosenses. 2:1, 5, y se usa para el cuerpo de Cristo 1 Timoteo. 3: 16
  2. Otras veces se refiere a la naturaleza pecaminosa, la cual incluye el alma y el espíritu, como en la declaración de Pablo que él había «crucificado la carne» Gálatas 5:24.

De acuerdo a ello, la carne no debe considerarse sinónimo con el cuerpo en todos los pasajes, puesto que puede implicar todo el hombre no regenerado.

Los cuerpos de las personas salvas son declarados como:

  • «Templos» 2:21; 1 Corintios. 6: 19; Filipenses 1 :20
  • «Vasos de barro» 2 Corintios 4:7
  • Cuerpos «viles»  Filipenses 3:21
  • Cuerpos para ser mortificados Romanos 8:13; Col. 3:5
  • Cuerpos los cuales tienen que ser mantenidos en sujeción 1 Corintios 9:27.
  • Cuerpos de los salvos serán transformados, santificados, salvados y redimidos
  • Cuerpos glorificados para siempre en la venida de Cristo por su Iglesia Romanos 8:11,17-18,23

Jesucristo poseía un cuerpo humano perfecto antes de su muerte, y después de su resurrección tenía un cuerpo de carne y hueso que es el ejemplo del cuerpo de resurrección del creyente. El término «cuerpo» se usa también como una figura de la iglesia como el cuerpo de Cristo y del cual Cristo es la cabeza.

  1. El Hombre: Su Caída

El problema de cómo el pecado entró en el universo es un asunto que, solamente la Biblia provee una explicación razonable. Como fue visto cuando  estudiamos a los ángeles, el pecado entró primeramente en el universo en la rebelión de algunos de los santos ángeles guiados por Satanás, lo cual ocurrió bastante antes de que el hombre fuera creado. Los primeros capítulos del Génesis registran la caída en el pecado por Adán y Eva. Las varias interpretaciones de este hecho nos llevan a considerarlo un evento  que explica la pecaminosidad de la raza humana. Pero la interpretación ortodoxa, es que el acontecimiento tuvo lugar exactamente como se registra en la Escritura, y ésta es la manera en que se relata en el resto de la Biblia.

La caída del hombre en pecado puede considerarse desde tres aspectos:

1) Adán antes de la caída,

2) Adán después de la caída,

3) el efecto de la caída de Adán sobre la raza humana.

  1. Adán antes de la caída.

La Biblia introduce en la historia al primer hombre y a la mujer que le fue dada por compañera. Estos dos seres fueron unidos como «una sola carne», y según el concepto divino esto es lo que constituye la verdadera unidad. Aunque tanto el hombre como la mujer pecaron y cayeron, la Biblia se refiere a este fracaso mutuo como a la caída del hombre.

No es posible hacer cálculos en cuanto a la extensión del período durante el cual Adán y Eva permanecieron en su condición original; sin embargo, es evidente que fue un tiempo suficiente como para que pudieran acostumbrarse a la situación en que habían sido colocados, para observar con cuidado y darle nombre a las criaturas vivientes y experimentar la comunión con Dios.

Semejante a todas las obras de Dios, el hombre fue creado «bueno en gran manera» Génesis 1:31, que significa que él era agradable al Creador. Esto implica además que Adán era inocente, siendo este último término de carácter negativo y sugiriendo simplemente que el primer hombre no había cometido pecado. La santidad, que es el principal atributo de Dios, es un término positivo e indica que El es incapaz de pecar.

El hombre, dado que fue hecho a la imagen de Dios, tenía una personalidad completa y la capacidad moral de tomar decisiones. En contraste con Dios quien no puede pecar, tanto los hombres como los ángeles podían pecar. Como fue visto en el estudio anterior sobre los ángeles, Satanás pecó  Isaías 14: 12-14; Ezequiel 28:15, y tras él fueron otros ángeles, de quienes se ha escrito que «no guardaron su original estado Judas 6. Debido al hecho de que Satanás y los ángeles caídos pecaron primero, el hombre no originó el pecado, pero se convirtió en un pecador debido a la influencia satánica Génesis 3:4-7.

El relato de cómo pecaron Adán y Eva está revelado en Génesis 3:1-6. De acuerdo a esto, Satanás apareció en la forma de una serpiente, una criatura la cual en ese tiempo era un animal muy hermoso y atractivo. Como lo registra la Biblia, Dios había dado a Adán y Eva una prohibición: ellos no deberían comer del árbol del conocimiento del bien y del mal. De acuerdo a Génesis 2: 17, Dios dijo: «Mas del árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás; porque el día que de él comieres, ciertamente morirás.» Esta prohibición relativamente simple era una prueba para ver si Adán y Eva obedecerían a Dios.

En su conversación con Eva, Satanás introdujo esta prohibición diciéndole a Eva: ¿Conque Dios os ha dicho: No comáis de todo árbol del huerto?»  Génesis. 3:1. Lo que quiso implicar era que Dios estaba escondiendo algo que era bueno y que El estaba siendo muy severo innecesariamente en su prohibición. Eva le contestó a la serpiente: «Del fruto de los árboles del huerto podemos comer; pero del fruto del árbol que está en medio del huerto dijo Dios: No comeréis de él, ni le tocaréis, para que no muráis»  Génesis. 3: 2-3.

En su respuesta Eva cayó en la trampa de Satanás al dejar fuera la palabra «libremente» en el permiso de Dios de comer de los árboles del huerto, y también ella dejó fuera la palabra «seguramente» en la advertencia de Dios. La tendencia natural del hombre de minimizar la bondad de Dios y de magnificar su severidad son, desde entonces, características familiares de la experiencia humana. Satanás inmediatamente se aferró de la omisión de la palabra «seguramente» en cuanto al castigo y le dijo a la mujer: «No moriréis: sino que sabe Dios que el día que comáis de él, serán abiertos vuestros ojos, y seréis como Dios, sabiendo el bien y el mal»  Génesis 3:4-5.

En su conversación con la mujer, Satanás se revela como el engañador. La seguridad del castigo se desafía directamente y se niega así expresamente la Palabra de Dios.

El hecho de que comiendo del fruto sus ojos serían abiertos al conocimiento del bien y del mal era verdad, pero lo que Satanás no reveló fue que “ellos tendrían el poder de conocer el bien y el mal sin el poder de hacer el bien”.

De acuerdo a Génesis 3:6, la caída de Adán y Eva en el pecado está registrada así: «y vio la mujer que el árbol era bueno para comer, y que era agradable a los ojos, y árbol codiciable para alcanzar la sabiduría; y tomó de su fruto, y comió; y dio también a su marido, el cual comió así como ella.» Si Satanás le sugirió esto a la mujer o si ella llegó a estas conclusiones por sí misma no lo dice la Escritura.

Sin embargo, se nota aquí el modelo familiar de la tentación en tres líneas indicadas en 1 Juan 2:16:

  • El hecho de que el fruto era bueno para comer apeló a la «concupiscencia de la carne»;
  • El hecho de que era «agradable a los ojos» apeló a la «concupiscencia de los ojos»;
  • y el poder del fruto del árbol de hacerlos sabios apeló a la «vanagloria de la vida».

Un ejemplo similar de tentación fue seguido por Satanás en la tentación de Cristo Mateo 4:1-11; Marcos. 1:12-13; Lucas. 4:1-13.

Eva fue engañada en tomar del fruto, y Adán siguió su ejemplo aunque él no fue engañado 1 Timoteo 2:14.

  1. Adán después de la caída.

Cuando Adán y Eva pecaron perdieron su bendito estado en el cual ambos habían sido creados y vinieron a ser objeto de varios cambios trascendentales.

  1. El hombre cayó bajo el dominio de la muerte espiritual y física. Dios había dicho: «Porque el día que de él comieres, ciertamente morirás» Génesis 2:17; y esta divina sentencia se cumplió. Adán y Eva sufrieron inmediatamente la muerte espiritual, que significa separación de Dios. Y a su debido tiempo sufrieron también el castigo de la muerte física, que significa el acto por el cual el alma se separa del cuerpo.
  2. El juicio de Dios también cayó sobre Satanás, y la serpiente fue condenada a arrastrarse en el suelo Génesis 3:14 La lucha entre Dios y Satanás se describe en Génesis 3:15 en lo que se relaciona con la raza humana, y Dios dice: «y pondré enemistad entre ti y la mujer, y entre tu simiente y la simiente suya; ésta te herirá en la cabeza, y tú le herirás en el calcañal.» Esto se refiere al conflicto entre Cristo y Satanás, en el cual Cristo murió en la cruz, pero no pudo ser retenido por la muerte, como se anticipó en la expresión «Tú le herirás en el calcañal».

Sin embargo, la última derrota de Satanás está indicada en el hecho de que la simiente de la mujer le «herirá en la cabeza», esto es, infringirle una herida mortal y permanente. La simiente de la mujer se refiere a Jesucristo, quien en su muerte y resurrección conquistó y venció a Satanás.

  1. Un juicio especial también cayó sobre Eva, la cual experimentaría dolor al dar a luz sus hijos y se debería de someter a su esposo Génesis 3:16. El hecho de que se produciría la muerte haría necesario que se produjeran múltiples nacimientos.
  2. Una maldición especial cayó sobre Adán, al cual le fue asignada la dura labor de trabajar la tierra, ahora maldita con espinos y cardos, para obtener la comida necesaria para su continua existencia. De acuerdo con esto, la misma creación sería cambiada por el pecado del hombre Romanos 8:22.

Más adelante la Escritura indica cómo los efectos del pecado serían parcialmente aliviados por medio de la salvación en el caso del hombre y por un levantamiento parcial de la maldición en el futuro reino milenial.  Adán y Eva, sin embargo, después de la caída fueron conducidos fuera del huerto y comenzaron a experimentar el dolor y la lucha que han caracterizado a la raza humana desde entonces.

  1. El efecto de la caída de Adán sobre todo el género humano.

El efecto inmediato del pecado sobre Adán y Eva fue que éstos murieron espiritualmente y llegaron a estar sujetos a la muerte espiritual. Su naturaleza se depravó y, por tanto, la raza humana experimentaría la esclavitud del pecado. Además del cambio de la suerte del hombre y su ambiente, la Biblia también revela una profunda doctrina de imputación, que pone de relieve la verdad que Dios ahora acusó a Adán con pecado y, como resultado, acusó a sus descendientes con la responsabilidad del primer pecado de Adán.

Las Escrituras mencionan tres grandes imputaciones:

1) El pecado de Adán es imputado a su posteridad  Romanos 5: 12-14

2) el pecado del hombre es imputado a Cristo  2 Corintios 5: 21

3) la justicia de Dios imputada a los que creen en Cristo Génesis 15:6; Salmo. 32:2; Romanos 3:22;     4:3, 8,21-25; 2 Corintios 5:21; Filemón 17-18

Es obvio que se efectuó un traspaso de carácter judicial del pecado del hombre a Cristo, quien llevó sobre su cuerpo en el madero el pecado del género humano. «Mas Jehová cargó en El,  el pecado de todos nosotros» Isaías 53:5; Juan. 1:29; 1 Pedro 2: 24; 3: 18.

De igual manera hay un traspaso de carácter judicial de la justicia de Dios al creyente, puesto que no podía haber otro fundamento de justificación o aceptación delante de Dios. Esta imputación pertenece a la nueva relación espiritual que el creyente disfruta con Dios en la esfera de la nueva creación. 2 Corintios. 5:21.Estando unidos al Señor por el bautismo del Espíritu 1 Corintios. 6:17; 12:13; 2 Corintios 5:17; Gálatas 3:27, y vitalmente relacionados con Cristo como un miembro de su cuerpo Efesios 5:30, se sigue que cada virtud de Cristo es comunicada a los que han llegado a ser una parte orgánica de El. El creyente está «en Cristo» y, por consiguiente, participa de todo lo que Cristo es.

Así, también los hechos de la antigua creación son traspasados de manera real a aquellos que por generación natural están «en Adán». Ellos poseen la misma naturaleza de Adán, y se dice, además, que ellos han pecado en él. Esto es un hecho tan real que llega a ser en sí mismo la base suficiente del juicio divino decretado en contra del pecado; al igual que la imputación de la justicia de Dios en Cristo es el fundamento satisfactorio para la justificación. Y el resultado es el juicio de Dios sobre todos los hombres, ya sea que ellos hayan pecado o no según la trasgresión de Adán.

A pesar de que los hombres sostengan, como generalmente lo hacen, que ellos no son responsables del pecado de Adán, la revelación divina afirma que, debido a los efectos trascendentales de la relación representativa que todos los seres humanos tienen con Adán, el pecado original del primer hombre es inmediata y directamente imputado a todos los miembros de la raza, con la invariable sentencia de muerte descansando sobre todos ellos Romanos 5:12-14

De igual manera, el pecado original de Adán es transmitido en la forma de naturaleza pecaminosa indirectamente, o sea, por herencia, de padre a hijo, a través de todas las generaciones. El efecto de la caída es universal; así también lo es la oferta de la divina gracia.

La caída de los hombres no se efectúa cuando cometen su primer pecado; ellos han nacido ya en pecado, como criaturas caídas, procedentes de Adán. Los hombres no se convierten en pecadores por medio de la práctica del pecado, sino que ellos pecan debido a que por naturaleza son pecadores. Ningún niño necesita que se le enseñe a pecar, pero cada niño tiene que ser estimulado a realizar el bien.

Debe observarse que, no obstante que la caída de Adán pesa sobre toda la Humanidad, es evidente que hay una provisión divina para los infantes y para todos aquellos que no tienen responsabilidad moral.

Los santos juicios de Dios tienen que caer sobre todos los pecadores no redimidos:

  • Por causa del pecado imputado
  • Por causa de la naturaleza pecaminosa que todos han heredado
  • Por causa de que todos están bajo pecado
  • por causa de sus propios pecados.

Si bien es cierto que estos juicios divinos no pueden atenuarse, el pecador puede escapar de ellos por medio de Cristo. Estas son las buenas nuevas del Evangelio.

La pena que descansa sobre la antigua creación es:

  • Muerte física, por la cual el alma se separa del cuerpo
  • Muerte espiritual, la cual, semejante a la de Adán, es el estado presente de los perdidos y la separación entre el alma y Dios Efesios 2:1; 4:18-19
  • La segunda muerte, o sea, la eterna separación entre el alma y Dios y la expulsión de los perdidos de la presencia de El para siempre Apocalipsis 2:11; 20:6,14; 21:8.

 

 

 

 

El pecado

Génesis 3:11-19

Objetivos

  • Que el estudiante aprenda que el pecado lo separa automáticamente de la presencia de Dios, y que el mismo se origina de no reconocer su dependencia de Dios
  • Que el estudiante aprenda que la raíz del pecado es la incredulidad
  • Que el estudiante aprenda que el pecado es la rebelión del hombre contra la soberanía Dios
  • Que el estudiante conozca que la tentación en el hombre  puede llevarle al pecado pero que Dios le da  armas para resistirla
  • Que el estudiante conozca que la serpiente antigua, Satanás, presenta con gran astucia sugerencias que cuando se les abraza dan objeto a deseos pecaminosos y actos también pecaminosos
  1. Introducción
  2. Definición: PECADO.

El pecado en el ser humano es una consecuencia de su inevitable pero innecesaria renuencia a confesar o reconocer su dependencia de Dios; a aceptar su finitud, como criatura de Dios; y a admitir su inseguridad aparte de Dios. Esta renuencia lo enreda en un círculo vicioso, que termina por acentuar o dar mayor fuerza a la inseguridad de la que quiere escapar.

 

La raíz del pecado es la incredulidad. El pecado  se expresa en el orgullo, que trata de conseguir seguridad aparte de Dios mediante la elevación del yo finito a una posición de importancia infinita. El orgullo se expresa en rebelión y presunción intelectual para con Dios, en injusticia para con el prójimo, y en mentira y autoengaño hacia uno mismo.

 

Según CONELA: «El pecado  es la rebelión contra Dios y su soberanía y la raíz de los males que afectan a todo individuo y a toda sociedad con todas sus instituciones Génesis 3.11–19; 6.5, 12; 11.1–9. Se hace distinción entre el pecado  individual o personal y el pecado  social o colectivo.

 

  1. INJUSTICIA.
  2. Ausencia de justicia por la violación del derecho o los derechos de otros. La injusticia provoca un daño no merecido. Se aplica a toda acción que involucra la desconsideración del otro o la violación de sus derechos, ya sea de manera activa o pasiva.
  3. Según el MCLAI: «La presencia brutal de la tortura, la existencia de un cada vez mayor número de personas que no pueden encontrar empleo, el aumento alarmante del número de aquellos que no saben ni leer ni escribir, la negación a grandes sectores de la población de las condiciones mínimas de supervivencia y de los derechos humanos fundamentales son manifestaciones perturbadoras de cómo la injusticia y la mentira deterioran la vida de nuestro continente.»
  4. La fe evangélica afirma que «el poder del evangelio y la acción consecuente de las iglesias evangélicas podrán permear y transformar las condiciones de injusticia y desigualdad que predominan hoy en AL» (CLADE III). La realidad del pecado no se necesita argumentar la cuestión relativa a la realidad del pecado. Tanto la historia como la propia conciencia del hombre atestiguan con abundancia la citada verdad.

Origen en Génesis 3 encontramos las claves que caracterizan la historia espiritual del hombre y ellas son:

  • Tentación
  • Pecado
  • Culpabilidad
  • Castigo
  • Redención

 

Tentación:

El segundo capitulo de Génesis proporciona el fondo de la narración de la caída del hombre. Allí se hace mención de dos árboles: el árbol del conocimiento del bien y del mal y el árbol de la vida. Estos árboles significaban que en el libre albedrío de nuestros primeros padres ellos podían escoger entre el bien y el mal. ¿Porque razón se había plantado el árbol del bien y del mal? Con el objeto de proporcionar una prueba por medio de la cual el hombre podía con cariño y libertad escoger servir a Dios y desarrollar así  el carácter. Sin el libre albedrío, el hombre hubiera sido una simple maquina.

*Fuente de la tentación

La serpiente. Que era un animal hermoso fue el agente empelado por Satanás, que ya había sido arrojado del cielo antes de la creación del hombre Ezequiel 28:13-17; Isaías 14:12-15 Por esta razón se describe a Satanás como la serpiente antigua. Que se llama diablo y Satanás. Apocalipsis 12:9

*Sutileza

Esta es una característica sobresaliente de la serpiente Mateo 10:16 presenta con gran astucia sugerencias que cuando se les abraza dan objeto a deseos pecaminosos y actos también pecaminosos. Comienza dirigiéndose a la mujer el vaso más débil que además no había oído la prohibición Génesis 2:16,17 y espera hasta que Eva esta sola. Se presenta con astucia y tergiversa las palabras de Dios Génesis 3:1; 2:16,17 Con astucia siembra duda en el corazón de la cándida mujer y luego lo demás ya lo sabemos.

Culpabilidad (pecado)

¿Cuales son las evidencias de una conciencia culpable? “entonces fueron abiertos los ojos de ambos y conocieron que estaban desnudos” Génesis 3:7 Las palabras de la serpiente se cumplieron pero el conocimiento adquirido fue distinto del que ellos esperaban. En vez de sentirse como Dios, experimentaron un horrible sentimiento de culpabilidad que los hizo temer a Dios. Nótese que la desnudez física o corporal es símbolo de una conciencia desnuda. Las perturbaciones de carácter emocional se reflejan en nuestro aspecto. Unos escritores dicen que antes de su caída  Adán y Eva estaban vestidos de un halo o vestidura de Luz, señal de comunión con Dios y el dominio del espíritu sobre el cuerpo. Cuando pecaron, la comunión fue interrumpida, el cuerpo venció el espíritu y se inicio el conflicto entre el espíritu y la carne que ha sido la causa de tanta miseria. Romanos 7:14-24 Esta tentativa de cubrir su desnudez con hojas de higuera es el deseo del hombre de ocultar su culpabilidad bajo el manto del olvido o de las excusas. El hombre culpable por instinto trata de ocultarse de Dios y de huir de El Génesis  3:8

Castigo

  1. de la serpiente Génesis 3:14-15

¿Por qué Dios castigo a la serpiente si solo fue un instrumento de tentación? Porque Dios se propuso hacer de la maldición sobre la serpiente una figura y profecía de la maldición sobre el diablo y todas las fuerzas del mal. Lucas 10:18; Romanos 16:20; Apocalipsis 12:9

  1. de la mujer Génesis 3:16

La presencia del pecado ha sido la causa de mucho sufrimiento. El pecado ha empeñado todas las relaciones de la vida, incluso la vida matrimonial. En muchos países la mujer es esclava del hombre.

  1. Castigo del hombre Génesis 3:17-19

 El castigo consistirá en lo arduo del trabajo, y de las desilusiones y disgustos que acarrea

  1. La doctrina Bíblica de la obediencia

Reconociendo que hay varios pecados definidos en la Palabra de Dios, concluimos en  base de las Escrituras,  que el pecado es cualquier falta de conformidad al carácter de Dios, ya sea en obra, disposición o estado.

En la Palabra de Dios se definen varios pecados, como se ilustran, por ejemplo, en los Diez Mandamientos que Dios dio a Israel Éxodo. 20:3-17  El pecado es tal porque es diferente de lo que Dios es, y Dios es eternamente Santo. El pecado siempre es contra Dios Salmo 51:4; Lucas 15:18 aun cuando pueda ser dirigido contra seres humanos. Una persona que peca es, de acuerdo a ello, sin semejanza a Dios y sujeta al juicio de Dios. La doctrina del pecado se presenta en cuatro aspectos en la Biblia:

  1. 1. El pecado personal Romanos 3:23 es la forma de pecado que incluye todo lo que en la vida diaria está en contra o fracasa en conformidad con el carácter de Dios. Los hombres son conscientes con frecuencia de sus pecados personales, y los pecados personales pueden tomar una gran variedad de forma. Hablando en forma general, el pecado personal se relaciona con algún mandamiento particular de Dios en la Biblia. Incluye el aspecto de rebelión o desobediencia

La idea esencial es que el hombre no alcanza a la norma y fracasa en alcanzar el nivel del propio carácter de santidad de Dios.

  1. 2. La naturaleza pecadora del hombre Romanos 5:19; Efesios 2:3 es otro aspecto importante del pecado tal como se revela en la Biblia. El pecado inicial de Adán le llevó a la caída, y en la caída él se volvió un ser completamente diferente, depravado y degenerado y sólo capaz de engendrar seres caídos como él mismo. Por lo tanto, cada hijo de Adán es nacido con la naturaleza adámica, siempre está predispuesto a pecar, y aunque su naturaleza fue juzgada por Cristo en la cruz Romanos 6:10, una fuerza vital y activa permanece en cada vida del cristiano. Nunca se dice que será quitada o erradicada en esta vida, pero para el cristiano hay poder vencedor provisto a través del Espíritu que mora en él Romanos 8:4; Gálatas 5:16-17

Muchos pasajes bíblicos hacen alusión a este importante asunto. De acuerdo con Efesios 2:3, todos los hombres «éramos por naturaleza hijos de ira», y toda la naturaleza del hombre es depravada. El concepto de la total depravación no es que cada hombre es lo más malo posible que él pueda ser, sino más bien que el hombre, a través de su naturaleza, está corrompido por el pecado  Romanos 1: 18 3: 20 De acuerdo a ello, el hombre, en su voluntad  Romanos 1:28, su conciencia 1 Timoteo 4:2 y su intelecto Romanos 1:28; 2 Corintios. 4:4 está corrompido y depravado, y su corazón y entendimiento están cegados  Efesios 4:18

  1. También se presenta en la Biblia el pecado como imputado o computado en nuestra cuenta Romanos 5:12-18. Como se vio en conexión con la caída del hombre hay tres imputaciones principales presentadas en las Escrituras:
  2. a) La imputación del pecado de Adán a su descendientes, en cuyo hecho se basa la doctrina del pecado original;
  3. b) La imputación del pecado del hombre a Cristo, en cuyo hecho está basada la doctrina de la salvación; y
  4. c) La imputación de la justicia de Dios en aquellos que creen en Cristo, en cuyo hecho se basa la doctrina de la justificación.

La imputación puede ser tanto

  1. a) actual,
  2. b) judicial.

La imputación actual es poner en la cuenta de alguien algo que originalmente ya pertenecía al deudor. Aunque Dios pueda hacer esto en su justicia, por la obra reconciliadora de Cristo Dios no está ahora imputando al hombre el pecado, el cual es suyo desde un principio 2 Corintios 5:19

La imputación judicial es cargar a la cuenta de alguien algo que no pertenece al deudor Filemón 18.

Aunque ha habido desacuerdo en cuanto a si la imputación del pecado de Adán a cada miembro de la raza es actual o judicial, Romanos 5:12 declara claramente que la imputación es actual, en vista de la cabeza representativa; la posteridad de Adán pecó cuando él pecó.

Los próximos dos versículos Romanos 5:13-14 se han escrito para probar que no es una referencia a pecados personales Hebreos 7:9-10.

Sin embargo, Romanos 5:17-18 implica que su imputación también es judicial, puesto que se establece que por el pecado de un hombre vino juicio sobre todos los hombres. Sólo el pecado inicial de Adán está en cuestión. Su efecto es la muerte, tanto para Adán, así como de Adán hacia los miembros de la Humanidad. La cura divina provista para el pecado imputado es el don de Dios, lo cual es vida eterna a través de Jesucristo.

  1. El estado judicial resultante de pecado para toda la raza humana también se presenta en la Escritura. Por consideración divina el mundo entero, incluyendo judíos y gentiles, está ahora «bajo pecado» Romanos 3:9; 11:32; Gálatas 3:22.

Estar bajo pecado es estar contado desde el punto de vista divino sin ningún mérito que pueda contribuir a la salvación. Puesto que la salvación es solamente por gracia y la gracia excluye todos los méritos humanos, Dios ha decretado, con respecto a la salvación de los hombres, que sea «bajo pecado», o sin ningún mérito. Este estado bajo pecado sólo es remediado cuando el individuo, a través de las riquezas de la gracia, es contado para permanecer en los méritos de Cristo.

Tomado como un todo, la Biblia indica claramente los efectos devastadores del pecado sobre el hombre y la ausencia total de esperanza para el hombre en cuanto a solucionar su propio problema de pecado. El correcto entendimiento de la doctrina de pecado es esencial para entender el remedio de Dios para el mismo.

III.   La salvación de la pena del pecado

La revelación divina en cuanto a la salvación debería ser dominada por cada hijo de Dios:

1) Puesto que la salvación personal depende de ello

2) Es el mensaje que Dios ha comisionado al creyente a proclamar al mundo

3) Descubre la completa medida del amor de Dios.

De acuerdo a su amplio significado como se usa en la Escritura, la palabra «salvación» representa la obra total de Dios por medio de la cual Él rescata al hombre de la ruina eterna y la sentencia del pecado y le confiere las riquezas de su gracia, incluyendo la vida eterna ahora y en la gloria eternal en los cielos.

Estamos seguros de que, comenzando con Adán y continuando con Cristo, aquellos individuos quienes ponen su confianza en Dios han sido renacidos espiritualmente y hechos herederos de la gloria en los cielos. De igual manera, la nación de Israel renacerá espiritualmente de una vez» en el tiempo de la venida del Señor  Isaías 66:8

También se dice que las multitudes tanto de judíos como de gentiles que vivan en la tierra durante el reino venidero conocerán al Señor desde el más pequeño hasta el más grande Jeremías 31:34. Sin embargo, la salvación ofrecida a los hombres en la edad presente no solamente está revelada más completamente en la Biblia en cuanto a sus detalles, sino que también excede grandemente cualquier otra obra salva-dora de Dios en las maravillas que lleva a cabo, puesto que la salvación que se ofrece en la edad presente incluye cada una de las fases de la obra de gracia de Dios tal como el morar, el sellar y el bautismo del Espíritu.

  1. La salvación como el remedio de Dios para el pecado

Aun cuando se hacen ciertas distinciones en la doctrina bíblica del pecado, hay dos hechos universales que deben considerarse en primer lugar:

  1. El pecado es siempre condenable, ya sea que lo cometa el salvaje o el civilizado, el no regenerado o el regenerado. Aunque puede haber diferentes grados de castigo para el pecador Lucas 12:47-48,
  2. El único remedio para el pecado está en la sangre derramada del Hijo de Dios. Esto es tan cierto cuando se trata de los que por medio de sacrificios de animales anticiparon la muerte de Cristo en la cruz, como lo es de aquellos que por fe miran ahora retrospectivamente hacia el sacrificio del Cordero de Dios.

Si la pena del pecado puede ser remitida es porque hubo otro que en su carácter de sustituto satisfizo todas las demandas que la justicia divina tenía contra el pecador. En el antiguo orden, el pecador no era perdonado sino hasta que el sacerdote había presentado el sacrificio cruento para expiación, el cual anticipaba la muerte de Cristo en la cruz  Levíticos. 4:20, 26, 31, 35; 5:10, 13, 16, 18; 6:7; 19:22; Números 15:25-26, 28

Y después que el sacrificio del Hijo de Dios se ha consumado, prevalece la misma verdad tocante a que su sangre derramada en el Calvario es la base del perdón para todo pecador. Este es el testimonio de la Palabra de Dios: «En quien tenemos redención por su sangre, el perdón de pecados según las riquezas de su gracia» Colosenses 1:14; Ef. 1:7

La muerte vicaria de Cristo es infinitamente perfecta en su eficacia redentora, y, por lo tanto, el pecador que confía en Él es no solamente perdonado, sino también justificado para siempre Romanos 3:24. Dios nunca ha tratado el pecado con lenidad. Al pecador no se le impone ninguna carga por el perdón; pero si es perdonado se debe tan sólo a que el castigo divino por el pecado cayó con todo su rigor sobre el Cordero de Dios 1ª  Pedro 2:24; 3:18

  1. El pecado antes de la cruz y después de la cruz
  2. Se dice que el método divino de tratar con el pecado antes de La cruz fue la expiación. Según su uso bíblico, la palabra «expiación» significa sencillamente «cubrir». «La sangre de los toros y de los machos cabríos no puede quitar los pecados» Hebreos 10:4.

La sangre del sacrificio indicaba de parte del que lo ofrecía su reconocimiento de la justa pena de muerte impuesta sobre el pecador  Levíticos 1:4; y de parte de Dios era una anticipación de la sangre eficaz que Cristo derramara en la cruz. Por el hecho de simbolizar la sangre derramada de Cristo, la sangre de la expiación servía para cubrir el pecado como en un pacto de promesa hasta el día cuando Cristo viniera a tratar en forma definitiva con el pecado del mundo.

  1. En Romanos 3:26 se declara cuál ha sido el método divino de tratar con el pecado después de la cruz. Cristo ha muerto. El valor de su sacrilegio no es ya un asunto de expectación que debe tomarse coma un pacto de promesa y simbolizarse par la sangre de las animales ofrecidos en el altar; la sangre de Cristo ha sida derramada, y ahora lo único que se demanda de toda persona, sin tomar en cuenta cual sea su grada de culpabilidad, es que crea en la que la gracia infinita ha consumado para salvación del pecador.

Como antes se ha dicho, la palabra expiación, la cual aparece sólo en el Antiguo Testamento, significa <pasar sobre», «pasar par alto» y (<cubrir» el pecado; pera cuando Cristo trató con el pecado en la cruz, Él no solamente lo pasó por alto o lo cubrió. De su sacrificio infinitamente eficaz se ha dicho: «He aquí el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo» Juan 1:29; Colosenses 2:14; Hebreos 10:4; 1a Juan. 3:5.

  1. Los tres tiempos de la salvación
  2. El tiempo pasado de la salvación está revelado en ciertos pasajes los cuales, cuando hablan de la salvación, se refieren a ella siendo completamente en el pasado, o completada para el que ha creído Lucas 7:50; 1 Corintios 1:18; 2 Corintios 2:15; Efesios 2:5, 8 Tan perfecta es esta obra divina que del salvado se dice que está salvado para siempre Juan. 5:24; 10:28, 29; Romanos 8:1
  3. El tiempo presente de la salvación, el cual es el tema que se trata más adelante tiene que ver con la salvación presente del poder del pecado Romanos 6:14; 8:2; 2 Corintios 2:12-13;
  4. 3. El tiempo futuro de la salvación contempla que el creyente será aún salvo dentro de total conformidad con Cristo Romanos 8:29; 13:11; 1a Pedro.1:5; 1 Juan. 3:2.
  5. La salvación como la obra terminada de Cristo

Cuando se contempla la obra de Dios para los hombres perdidos, es importante distinguir entre la obra acabada de Cristo por todos, la cual está completa en una perfección infinita, y la obra salvadora de Dios, la cual es aplicada para y en el individuo en el momento en que el cree en Cristo.

«Consumado es» es la última frase registrada de Cristo antes de su muerte  Juan. 19:30. Es evidente que Él no se estaba refiriendo a su propia vida, su servicio o su sufrimiento; sino más bien a una obra especial la cual su Padre le había dado para hacer, la cual ni aun había

El hecho de que Cristo haya muerto no salva a los hombres, pero provee una base suficiente sobre la cual Dios, en completa armonía con su santidad, es libre para salvar aún al peor de los pecadores. Estas son las buenas nuevas las cuales el cristiano está comisionado a proclamar a todo el mundo. La sangre del Unigénito y amado Hijo de Dios fue lo más precioso delante de sus ojos; sin embargo, fue el pago para el rescate del pecador.

  1. La salvación como obra salvadora de Dios

La obra salvadora de Dios, la cual se cumple en el momento en que uno cree, incluye varias fases de la obra de Dios en la gracia:

  • Redención,
  • Reconciliación,
  • Propiciación,
  • Perdón,
  • Regeneración,
  • Imputación,
  • Justificación,
  • Santificación,
  • Perfección,
  • Glorificación.

Por medio de ella somos hechos capaces de ser participes de:

  • La herencia de los santos Colosenses 1:12
  • Hechos aceptos en el Amado Efesios 1:6
  • Hechos hijos de Dios Juan 1:12,
  • Hechos ciudadanos de los cielos Filipenses 3:20,
  • hechos una nueva creación 2 Corintios 5:17,
  • hechos miembros de la familia de Dios Efesios 2:19; 3:15,
  • hechos justicia de Dios 2 Corintios 5:21
  • , hechos cercanos a Dios Efesios 2:13
  • hechos completos en Cristo Colosenses 2:10

El hijo de Dios ha sido liberado del poder de las tinieblas y trasladado al reino del amado Hijo de Dios Colosenses 1:13, y ahora posee toda bendición espiritual Efesios 1:3

Entre las maravillosas obras de Dios mencionadas recientemente, la culpa y la pena del pecado han sido quitadas; puesto que se dice del que es salvo que es perdonado de todas sus transgresiones y justificado para siempre. Dios no podría perdonar y justificar aparte de la cruz de Cristo, pero puesto que Cristo ha muerto, Dios es capaz de salvar hasta lo sumo a todos los que vienen a Él por medio de Cristo Jesús.

  1. La salvación en relación al pecado del salvo
  2. El perdón de los pecados se cumple para el pecador cuando él cree en Cristo y es una parte de su salvación. Muchas cosas que constituyen la salvación son forjadas por Dios en el momento que uno cree; pero el perdón nunca se recibe por parte del no salvo aparte de la obra completa de la gracia salvadora sobre la base de creer en Cristo como Salvador.
  3. En el trato divino con tos pecados del cristiano, es sólo la cuestión del pecado lo que se tiene en vista, y el pecado del cristiano es perdonado, no sobre la base del creer para salvación, sino sobre la base de la confesión del pecado (1 Juan. 1:9).

El efecto del pecado del cristiano, entre otras cosas, es la perdida de la comunión con el Padre y con el Hijo y el contristar al Espíritu que mora en el. El hijo de Dios que ha pecado será restaurado a la comunión, gozo, bendición y poder cuando confiese su pecado.

Mientras que el efecto del pecado sobre el creyente es la perdida de bendición, la cual puede ser renovada por medio de la confesión, el efecto del pecado creyente sobre Dios es un asunto mucho más seno. Pero Si no fuera por el valor de la sangre de Cristo derramada y de la presente abogacía de Cristo en los cielos Romanos 8:34; Hebreos. 9:24; 1 Juan. 3:1-2, el pecado separaría a los cristianos de Dios para siempre. Sin embargo, se nos asegura que la sangre es eficaz 1 Juan. 2:2 y la causa del Abogado es justa 1 Juan. 2:1. El santo que peca no se pierde por su pecado, puesto que, aun cuando ha estado en el momento del pecado, el tiene un Abogado con el Padre. Esta verdad, la cual forma únicamente las bases en las cuales cualquier cristiano siempre ha sido mantenido salvo, lejos de animar a los cristianos a que pequen, Se presenta en la Escritura con el fin de que el cristiano «no peque» 0 «no permanezca en pecado» 1 Juan. 2:1. La gratitud al Salvador abogado por nosotros en los cielos debe encauzarnos a dudar seriamente antes de rendirnos a la tentación.

  1. La salvación esta condicionada solamente por la fe

En unos 115 pasajes del Nuevo Testamento se declara que la salvación del pecador depende sólo de creer, y en aproximadamente 35 pasajes se dice que depende de la fe, lo cual es un sinónimo de creer. Creyendo, un individuo ejerce el deseo de confiar en Cristo. Es un acto del hombre en su totalidad, no solamente de su intelecto o su emoción. Mientras que el asentimiento intelectual no proviene de la fe real, y es meramente una motivación de las emociones, por lo tanto escasa en fe, el creer es un acto definido en el cual el individuo desea recibir a Cristo por la fe.

En todas partes la Escritura armoniza con esta abrumadora verdad. Sólo Dios puede salvar un alma, y Dios sólo puede salvar a través del sacrificio de su Hijo. El hombre no puede sostener ninguna otra relación para la salvación que creer en el mensaje de Dios hasta el grado de volverse de sus propias obras para depender solamente en la obra de Dios a través de Cristo. Creer es lo opuesto a hacer cualquier cosa; es, en lugar de ello, confiar en otro. Por lo tanto, se viola la Escritura y toda la doctrina de la gracia se confunde cuando la salvación se hace depender de cualquier otra cosa que no sea creer. El mensaje divino no es «cree y ora», «cree y confiesa pecado», «cree y confiesa a Cristo», «cree y sé bautizado», «cree y arrepiéntete» o «cree y haz restitución». Estos seis puntos añadidos se mencionan en la Escritura, y allí tienen su total significado propuesto; pero si fueran tan esenciales para la salvación como creer, nunca hubieran sido omitidos de ningún pasaje donde se declara la manera para ser salvo  Juan. 1:12; 3:16, 36; 5:24; 6:29; 20:31; Hechos. 16:31; Romanos. 1:1ó; 3:22; 4:5, 24; 5:1; 10:4; Gálatas. 3:22. La salvación es sólo a través de Cristo y, por lo tanto, los hombres son salvos cuando le reciben como su Salvador.

  1. La liberación del pecado
  2. Únicamente para los cristianos

Puesto que la salvación del poder del pecado es una provisión de la gracia de Dios para los que ya son salvos de la culpa y de la pena del pecado, la doctrina que en este capítulo consideramos se limita en su aplicación solamente a los regenerados. Aunque ya están salvos y seguros en Cristo, los cristianos tienen todavía la disposición a pecar y cometer pecados. De esto tenemos pruebas abundantes en las Escrituras y en la experiencia humana. Basándose en el hecho de que los cristianos pecan, el Nuevo Testamento procede a explicar cuál es el camino divinamente trazado para que el hijo de Dios se libere del poder del pecado.

Por suponer que el cristiano no debiera pecar ni tener la inclinación al pecado, muchos creyentes que no han alcanzado la madurez espiritual se alarman y confunden —y aun dudan de su salvación— cuando descubren en su vida el poder dominante del pecado. Es una actitud positiva que se preocupen del pecado, debido a la ofensa que éste ocasiona a la santidad de Dios; pero en lugar de poner en duda su salvación o entregarse a la práctica del pecado, debieran escudriñar lo que Dios en su gracia ha provisto para que los suyos puedan liberarse del dominio del pecado.

Con excepción del plan de salvación no hay otro tema más importante que demande un conocimiento cabal por la mente humana que el plan divino por el cual un cristiano puede vivir para la gloria de Dios. La ignorancia y el error pueden resultar en un trágico error espiritual. En la predicación del evangelio existe una gran necesidad de claridad en la exposición de la doctrina bíblica de la salvación del poder del pecado.

  1. El problema del pecado en la vida de un cristiano

Habiendo recibido la naturaleza divina  2 Pedro. 1:4, pero reteniendo todavía la naturaleza antigua, cada hijo de Dios posee dos naturalezas;

  1. La una es incapaz de pecar,
  2. La otra es incapaz de practicar la santidad.

La antigua naturaleza, algunas veces llamada «pecado»  y «viejo hombre», es una parte de la carne; porque, según el uso de la Escritura, el término carne, cuando se usa en su sentido’ moral, se refiere al espíritu y al alma, como también al cuerpo, especialmente en el caso del hombre no regenerado. Por esto es que el apóstol declara: «Yo sé que en mí, esto es, en mi carne, no mora el bien» Romanos 7:18.

Por otra parte, teniendo a la  vista la naturaleza divina que es impartida al creyente, el apóstol Juan dice: «Todo aquel que es nacido de Dios permanece en él; y no puede pecar, porque es nacido de Dios» 1 Juan. 3:9. Este versículo enseña que todo cristiano que ha nacido de Dios no practica el pecado (el verbo en. el tiempo presente implica una acción continua). Sin embargo, debe observarse que es en esta misma epístola donde se advierte a cada hijo de Dios que no pretenda no poseer una naturaleza pecaminosa  1ª Juan 1:8

“El que practica el pecado es del diablo;  porque el diablo peca desde el principio. Para esto apareció el Hijo de Dios, para deshacer las obras del diablo.”

O que no ha cometido pecado  1ª Juan 1:10

“En esto se manifiestan los hijos de Dios, y los hijos del diablo: todo aquel que no hace justicia, y que no ama a su hermano, no es de Dios.”

Estas dos Fuentes de actividad que el cristiano tiene en sí mismo se consideran también en Gálatas 5:17, donde tanto el Espíritu Santo y la carne están activos en incesante y mutuo conflicto: «Porque el deseo de la carne es contra el Espíritu, y el del Espíritu es contra la carne; y éstos se oponen el uno al otro.» El apóstol no se está refiriendo en estas palabras al cristiano carnal, sino al que es más espiritual, y aun al que no está satisfaciendo la concupiscencia de la carne Gálatas. 5:16. Este conflicto existe ciertamente en el cristiano espiritual, y si él se ve libre de los efectos y concupiscencias de la carne, es porque está caminando bajo la dirección del Espíritu.

  1. La ley como una norma de vida.

Para comprender el programa de Dios para la liberación del poder del pecado, es importante distinguir entre la ley y la gracia como reglas de vida. La palabra «ley» se usa en la Escritura con muchos sentidos diferentes. Algunas veces se usa como regla de vida. Cuando se usa en este sentido, la palabra tiene varios significados.

  1. Los Diez Mandamientos; escritos por el dedo de Dios sobre tablas de piedra Éxodo 31:18
  2. Todo el sistema de gobierno de Israel que incluía:
  • Los mandamientos Éxodo 20:1-26
  • Las leyes Éxodo 21:1 – 24:11 y
  • Las ordenanzas Éxodo 24:12 – 31:18
  1. Los principios de gobierno del aun futuro reino del Mesías sobre la tierra, los cuales están contenidos en la Ley y los profetas Mateo 5:1 – 7:29
  2. Algunos aspectos de la voluntad revelada de Dios a los hombres Romanos 7:22, 25; 8:4
  3. Algunas reglas de conducta establecidas por los hombres para su propio gobierno Mateo. 20:15; Lucas. 20:22; 2a Timoteo. 2:5
  4. 6. La palabra «ley» es usada también algunas veces como una fuerza en operación Romanos 7:21; 8:2
  5. En el A.T especialmente, la ley es presentada también como un pacto de obras. Bajo este concepto de ley, su alcance se extiende más allá de los escritos del sistema mosaico, e incluye toda acción humana intentada (en conformidad a la enseñanza de la Escritura o no) con el objeto de conseguir el favor de Dios.

La fórmula de la ley es:

«Si hacéis el bien, yo os bendeciré.» Así, el ideal supremo de una buena conducta —si se emprende con el propósito de conseguir el favor de Dios en lugar de ser una manifestación de la seguridad del favor por medio de Cristo— se convierte en algo puramente legal en su carácter.

  1. La ley se presenta también como un principio de dependencia sobre la carne. La ley no provee capacidad para su observancia. No se esperaba más de sus mandamientos de lo que el hombre natural podía hacer. Sin embargo, todo lo que es acometido en la carne, es legal en su naturaleza: los mandamientos contenidos en la ley, las exhortaciones de la gracia, o cualquier actividad espiritual.
  2. La gracia como regla de vida.

Para el hijo de Dios bajo la gracia, cada aspecto de la ley ha sido eliminado Juan. 1:16, 17; Romanos 6:14; 7:1-6; 2 Corintios 3:1-18; Gálatas 3:19-25; Efesios 2:15; Colosenses 2:14.

  1. Las ordenanzas legales del sistema mosaico y los mandamientos instituidos para el gobierno del reino no son ahora las guías principales del cristiano. Han sido reemplazados por una regla de conducta nueva y de gracia que incluye en sí misma todo lo que es vital en la ley, aunque la reafirma bajo el orden y el carácter de la gracia.
  2. El hijo de Dios bajo la gracia ha sido liberado del peso de un pacto de obras. Ahora él no lucha para ser aceptado, sino que es libre como uno que es aceptado en Cristo Efesios 1:6.
  3. El hijo de Dios no está llamado ahora a vivir por la energía de su propia carne. El ha sido liberado de este rasgo de la ley y puede vivir en el poder del Espíritu. Desde que la ley escrita fue dada a Israel, ella pudo liberarse de los mandamientos escritos de Moisés solamente por la muerte de Cristo. Sin embargo, tanto el judío como el gentil fueron liberados por esa muerte del desesperado principio del mérito humano y del vano esfuerzo de la carne.
  4. En contraste con la ley, la palabra «gracia» se refiere al favor inmerecido que representa el método divino de tratamiento con el hombre que fue introducido con Adán. Bajo la gracia, Dios no trata a los hombres como ellos se lo merecen, sino que con una misericordia y gracia infinitas, sin hacer referencia a lo que realmente merecen

Aunque el pueblo de Israel experimentó la gracia de muchas maneras, como regla de vida ellos pasaron de una relación de gracia con Dios a una relación legal con Dios. Cuando aceptaron la ley, como se aprecia en Éxodo 19:3-25, ellos neciamente presumieron que podrían guardar la ley de Dios completamente ignorando su necesidad de la gracia como la única base posible de ser aceptado delante de Dios. La experiencia de Israel bajo la ley, por consiguiente, demuestra a todos los hombres la imposibilidad de ser liberado del poder del pecado por medio de la ley como principio.

  1. En contraste con la ley, la gracia es revelada en tres aspectos diferentes:
  2. a) salvación por gracia,
  3. b) seguridad por medio de la gracia, y
  4. c) la gracia como una regla de vida para el salvado.
  5. a) Salvación por gracia: Dios salva a los pecadores por gracia, y no hay otro camino de salvación ofrecido a los hombres 4:12 Cuando El salva a un pecador por gracia, es necesario que Dios termine con cada pecado, porque de otro modo éstos demandarían un juicio y así dificultarían su gracia. Esto es lo que El ha hecho en la muerte de su Hijo. También es necesario que cada obligación sea satisfecha, con este objeto la salvación ha sido efectuada como un absoluto regalo de Dios Juan. 10:28; Romanos 6:23; Ef. 2:8

Además, es necesario que todo mérito humano sea eliminado, para que ninguna cosa que Dios realice esté basada en ningún modo en los méritos de los hombres y no en su gracia soberana solamente Romanos 3:9; 11:32; Gálatas 3:22
b)
Seguridad por medio de la gracia: El programa divino de la seguridad por medio de la gracia demuestra que únicamente por medio de la gracia Dios guarda a aquellos que son salvos. Habiendo provisto un camino por el cual El puede actuar libre de sus propias demandas de justicia contra el pecado; habiendo dispuesto la retribución de cada acción humana, y habiendo puesto a un lado eternamente todo mérito humano, Dios ha de continuar el ejercicio de su gracia hacia el salvado para darle la seguridad de su protección eterna. Esto es lo que El hace y al hijo de Dios se le dice que está en la gracia  Romanos 5:2; 1 Pedro 5:12
c)
  La gracia como una regla de vida para el salvado: Dios también provee una regla de vida para el salvado basada únicamente en el principio de la gracia. Dios enseña a aquellos que están salvados y seguros la manera cómo deben vivir en la gracia y cómo vivir para su eterna gloria. Del mismo modo como la ley ha provisto una completa regla de conducta para Israel, así Dios ha provisto una completa regla de conducta para el cristiano. Puesto que todas las reglas de vida que están presentadas en la Biblia son completas en sí mismas, no es necesaria que sean combinadas. Por lo tanto, el hijo de Dios no está bajo la ley como una regla de vida, sino bajo los consejos de la gracia. Lo que él hace bajo la gracia no tiene como objetivo conseguir el favor de Dios, sino porque él ya ha sido aceptado en el Amado. El no está confiando en la energía de la carne, sino en la manifestación del poder del Espíritu. Es una vida que se vive sobre el principio de fe: «Mas el justo por su fe vivirá.» Estos principios están declarados en los evangelios y en las epístolas.

  1. EL UNICO CAMINO DE VICTORIA.

Se han sugerido varias enseñanzas que pretender señalar el camino por el cual el cristiano puede liberarse del poder del pecado.

  1. Se ha dicho que el cristiano será impulsado a vivir para la gloria de Dios si observa suficientes reglas de conducta. Este principio legalista está condenado al fracaso porque hace que la victoria dependa de la misma carne de la cual se busca la liberación Romanos 6:14.
  2. Se ha afirmado muchas veces que el cristiano debe buscar la erradicación de la vieja naturaleza, para así quedar permanentemente libre del poder del pecado. Pero esta teoría tiene sus objeciones:
  3. a) No hay base bíblica para la enseñanza de que la naturaleza adámica pueda erradicarse.
    b) La vieja naturaleza es una parte de la carne, y es claro que ella debe tratarse en la misma forma en que Dios trata a la carne. La carne es uno de los tres poderosos enemigos del cristiano: el mundo, la carne y el Diablo. Dios no erradica el mundo, o la carne, o el Diablo; pero provee la victoria sobre estos enemigos, por medio del Espíritu Gálatas. 5:16; 1 Juan. 4:4; 5:4.

De manera semejante, El da la victoria sobre la vieja naturaleza, por medio del Espíritu Romanos 6:14;8:2.
c) Ninguna experiencia humana actual confirma la teoría de la erradicación, y si esta teoría fuera verdadera, los padres en este estado engendrarían hijos no afectados por la caída.
d) Cuando se acepta la teoría de la erradicación no hay lugar ni significado alguno para el ministerio del Espíritu que mora en cada hijo de Dios. Muy por el contrario, los cristianos más espirituales son advertidos de la necesidad de andar en el Espíritu, rindiéndose a la voluntad de Dios, impidiendo que el pecado reine en sus cuerpos mortales, mortificando las obras de la carne y permaneciendo en el Señor.

  1. Algunos cristianos suponen que, aparte del Espíritu y simplemente por el hecho de que ya son salvos, podrán vivir para la gloria de Dios. En Romanos 7:15 – 8:4 el apóstol testifica de su propia experiencia con esta teoría. El afirma que conocía lo que era el bien, pero él no sabía cómo llevar a cabo lo que conocía (7:18). Por lo tanto, llegó a las siguientes conclusiones:
  2. a) Que aun cuando él procuraba hacer lo mejor, era siempre derrotado por una ley que aún estaba presente en sus miembros, rebelándose contra la ley de su espíritu (7:23);
  3. b) que su estado era espiritualmente miserable (7:24);
  4. c) que, aun cuando ya era salvo, lo que le dio la libertad fue la ley del Espíritu de vida en Cristo Jesús, y no sus propias obras (8:2);
  5. d) que la completa voluntad de Dios se cumple en el creyente, pero nunca por el creyente (8:4).

En Romanos 7:25 se declara que la libertad del poder del pecado viene por medio de Jesucristo nuestro Señor. Puesto que se trata de un problema que atañe a la santidad de Dios, la liberación del poder del pecado puede venir solamente por medio de Jesucristo. El Espíritu Santo no podría ejercer dominio sobre una naturaleza caída que todavía no estuviese juzgada; pero en Romanos 6:1-10 se afirma que la naturaleza caída del creyente fue ya juzgada al ser crucificada, muerta y sepultada con Cristo, lo que hizo posible para el Espíritu dar la victoria. Debido a esta provisión de la gracia de Dios, el creyente puede caminar en el poder de un nuevo principio de vida que consiste en dependen solamente del Espíritu, reconociéndose a sí mismo muerto en verdad al pecado (6:4, 11). Por lo tanto, la liberación del poder del pecado es por el Espíritu y por medio de Cristo.

  1. Victoria por el Espíritu Santo.

Como se ha dicho en los estudios anteriores sobre la doctrina del Espíritu Santo, un creyente puede ser liberado del poder del pecado por el Espíritu Santo.

«Si estáis caminando por medio del Espíritu, no satisfaréis los deseos de la carne» Gálatas. 5:16. La salvación del poder del pecado, al igual que la salvación de la pena del pecado, es de Dios y, desde un punto de vista humano, depende de una actitud de fe, así como la salvación de la pena del pecado depende de un acto de fe. El que ha sido justificado vivirá por fe —fe que depende del poder de otro— y la persona justificada no conocerá una época en esta vida cuando necesite depender menos del Espíritu.

Existen tres razones para una vida de dependencia del Espíritu.

  1. Bajo las enseñanzas de la gracia el creyente se encuentra ante una norma de vida que humanamente es imposible alcanzar. Siendo un ciudadano de los cielos Filipenses. 3:20, un miembro del cuerpo de Cristo Efesios 5:30 y un miembro de la familia de Dios Efesios. 2:19; 3:15, el cristiano es llamado a vivir de acuerdo a su elevada posición celestial. Puesto que este modo de vida es sobrehumano Juan. 13:34; 2 Corintios 10:5; Ef. 4:1-3, 30; 5:20; 1 Pedro. 2:9, el hijo de Dios debe depender completamente del Espíritu que mora en su corazón Romanos 8:4.
  2. El cristiano se enfrenta a Satanás, el príncipe de este mundo. A causa de esto, debe fortalecerse en «el Señor y en el poder de su fuerza» Efesios 6:10-12; 1 Juan. 4:4; Judas 9.
  3. El cristiano posee la vieja naturaleza, la cual le es incapaz de controlar.

La Escritura revela que no solamente Dios nos salva de la culpa del pecado, sino que también nos libera del poder del pecado. Finalmente, cuando el cristiano se encuentre en el cielo, será liberado de la presencia del pecado.

 

 

EL SENOR JESUCRISTO.

Gálatas 4:4

 

Objetivos:

*Que el estudiante aprenda que  Jesucristo es Dios y  se hizo hombre, y que la Biblia  lo presenta como a alguien  que nació, vivió, sufrió y murió entre los hombres.

*Que el estudiante aprenda  que  de igual manera la Biblia enseña que Él es diferente a nosotros, no solamente en el carácter impecable de su vida terrenal, en su muerte vicaria y en su gloriosa resurrección y ascensión, sino también en el hecho maravilloso de su preexistencia eterna.

*Que el estudiante conozca que Jesucristo en cuanto a su humanidad, Él tuvo principio, pues fue concebido por el poder del Espíritu Santo y nació de una virgen.

*Que el estudiante aprenda que en cuanto a su divinidad, Él no tuvo principio, pues ha existido desde la eternidad.

*Que el estudiante conozca que la Escritura, afirma que  su infinita Persona y su existencia eterna es  igual a  las otras Personas de la Trinidad. Este hecho no es afectado por su encarnación. Cristo está en un plano de igualdad con la Primera y la Tercera Personas de la Trinidad

  1. Introducción

Siendo al mismo tiempo perfectamente humano y perfectamente divino, el Señor Jesucristo es semejante y a la vez distinto a los hijos de los hombres. Las Escrituras son muy claras respecto a la semejanza de Él con los humanos Juan. 1:14; 1a Timoteo. 3:16; Hebreos. 2:14-17, y lo presentan como a un hombre que nació, vivió, sufrió y murió entre los hombres. Pero de igual manera la Biblia enseña que Él es diferente a nosotros, no solamente en el carácter impecable de su vida terrenal, en su muerte vicaria y en su gloriosa resurrección y ascensión, sino también en el hecho maravilloso de su preexistencia eterna.

En cuanto a su humanidad, Él tuvo principio, pues fue concebido por el poder del Espíritu Santo y nació de una virgen. En cuanto a su divinidad, Él no tuvo principio, pues ha existido desde la eternidad. En Isaías 9:6 leemos: «Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado.» La distinción es obvia entre el niño que nació y el Hijo que nos es dado.

Así también en Gálatas 4:4 se declara: «Cuando vino el cumplimiento del tiempo, Dios envió a su Hijo, nacido de mujer y nacido bajo la ley.» El que existía desde la eternidad, llegó a ser, en la plenitud del tiempo, «nacido (la descendencia) de mujer». Declarando que Cristo fue preexistente, meramente se afirma que Él existió antes de que se hubiera encarnado, puesto que todos los propósitos también afirman que Él existía desde toda la eternidad pasada.

La idea de que Él era preexistente sólo en el sentido de ser el primero de todos los seres creados (la así llamada herejía arriana del siglo IV) no es una enseñanza moderna. Así las pruebas de su preexistencia y las pruebas para su eternidad pueden ser agrupadas juntas. Es también evidente que si Cristo es Dios, Él es eterno, y si Él es eterno, Él es Dios, y las pruebas para la deidad de Cristo y su eternidad se sostienen unas a otras.

La eternidad y deidad de Jesús es establecida por dos líneas de revelación:

1ª.) Declaraciones directas, y

2ª.) Implicaciones de la Escritura.

  1. Declaraciones directas de la eternidad y deidad de Jesucristo

La eternidad y deidad de Jesucristo están sostenidas en una vasta área de la Escritura, la cual afirma su infinita Persona y su existencia eterna igual con las otras Personas de la Trinidad. Este hecho no es afectado por su encarnación.

La Escritura declara en Juan 1:1-2: «En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios. Este era en el principio con Dios.» De acuerdo a Miqueas 5:2: «pero tú, Belén Efrata, pequeño para estar entre las familias de Judá, de ti me saldrá el que será Señor en Israel; y sus salidas son desde el principio, desde los días de la eternidad.»

Isaías 7:14 afirma su nacimiento virginal y le da el nombre de Emmanuel, lo cual significa «Dios con nosotros». De acuerdo a Isaías 9:6-7, aunque Jesús fue un niño nacido, Él fue también dado como un Hijo y es llamado específicamente «el Dios fuerte». Cuando Cristo declaró en Juan 8:58: «De cierto, de cierto os digo: Antes que Abraham fuese, yo soy», los judíos entendieron que esto era una afirmación de la deidad y la eternidad  Éxodo. 3:14; Isaías. 43:13

En Juan 17:5, Cristo, en su oración, declaró: «Ahora, pues, Padre, glorifícame tú para contigo, con aquella gloria que tuve contigo antes que el mundo fuese»  Juan. 13:3; Filipenses. 2:6-7 dice que Cristo fue «en forma de Dios» antes de su encarnación. Una declaración más explícita se hace en Colosenses 1:15-19, donde se declara que Jesucristo es, antes de toda la creación, el Creador mismo, y la imagen exacta del Dios invisible.

En 1a Timoteo 3:16 se declara a Jesucristo como «Dios… manifestado en carne». En Hebreos 1:2-3 el hecho de que el, Hijo es el Creador y la exacta imagen de Dios se declara nuevamente, y su eternidad se afirma en Hebreos 13:8 Efesios. 1:4; Apocalipsis. 1:11. La Escritura declara muy a menudo que Cristo es eterno y que Él es Dios. La educación contemporánea, la cual acepta la Biblia como la autoridad irresistible con excepción de algunas sectas-, afirma la eternidad y deidad de Cristo.

  1. Implicaciones de que el Hijo de Dios es eterno

La Palabra de Dios en todo momento implica la preexistencia y eternidad del Señor Jesucristo. Entre las pruebas obvias de este hecho pueden resaltarse varias:

  1. Las obras de la creación son adjudicadas a Cristo Juan. 1:3; Colosenses. 1:16; Hebreos. 1:10 Por lo tanto, Él antecede a toda la creación.
  2. El Ángel de Jehová, cuya apariencia se recuerda a menudo en el A.T, no es otro que el Señor Jesucristo. Aunque Él aparece algunas veces como un ángel o aun como un hombre, Él lleva las marcas de la deidad.
  • Él apareció a Agar Génesis. 16:7
  • El apareció a Abraham Génesis. 18:1; 22:11-12;  8:58
  • El apareció a Jacob  Génesis. 48:15-16;  Génesis. 31:11-13; 32:24-32
  • El apareció a Moisés  Éxodo. 3:2, 14
  • El apareció a Josué Josué. 5:13-14
  • Él es quien lucha por los suyos y los defiende 2a Reyes 19:35; 1a Crónicas. 21:15-16; Salmo. 34:7; Zacarías. 14:1-4
  1. Los títulos adjudicados al Señor Jesucristo indican la eternidad de su Ser. Él es precisamente lo que sus nombres sugieren. Él es

«El Alfa y Omega»,

«El Cristo»,

«Admirable»,

«Consejero»,

«Dios fuerte»,

«Padre eterno»,

«Dios»,

«Dios con nosotros»,

«Gran Dios y Salvador»

«Dios bendito para siempre».

Estos títulos identifican al Señor Jesucristo con la revelación del Antiguo Testamento acerca de Jehová-Dios

  • Comparar 1:23 con Isaías. 7:14
  • Comparar 4:7 con Deuteronomio. 6:16
  • Comparar 5:19 con Salmo 66:16
  • Comparar 110:1 con Mateo. 22:42-45

Además, los nombres que el Nuevo Testamento le da al Hijo de Dios se hallan íntimamente relacionados con los títulos del Padre y del Espíritu, lo que indica que Cristo está en un plano de igualdad con la Primera y la Tercera Personas de la Trinidad Mateo. 28:19; Hechos. 2:38; 1a Corintios. 1:3; 2a Corintios. 13:14; Juan. 14:1; 17:3; Ef. 6:23; Ap. 20:6; 22:3

  1. La preexistencia del Hijo de Dios se sobreentiende en el hecho de que Él tiene los atributos de la Deidad:
    1. Vida 1:4
    2. Existencia en sí mismo 5:26
    3. Inmutabilidad 13:8
    4. Verdad 14:6
    5. Amor 1a Juan. 3:16
    6. Santidad 7:26
    7. Eternidad Colosenses 1:17; Hebreos. 1:11
    8. Omnipresencia 28:20
    9. Omnisciencia 1a Corintios. 4:5; Col. 2:3
    10. Omnipotencia Mateo. 28:18; Apocalipsis 1:8
    11. De igual manera, la preexistencia de Cristo se sobreentiende en el hecho de que Él es adorado como Dios Juan. 20:28; Hechos. 7:59-60; Hebreos. 1:6. Por lo tanto, se concluye que siendo el Señor Jesucristo Dios, Él existe de eternidad a eternidad.
    12. La encarnación

La Biblia presenta muchos contrastes, pero ninguno más sorprendente que aquel que Cristo en su persona debería ser al mismo tiempo verdadero Dios y verdadero hombre. Las ilustraciones de estos contrastes en las Escrituras son muchas:

  • Él estuvo cansado 4:6
  • Él ofreció descanso a los que estaban trabajados y cargados 11:28
  • Él tuvo hambre 4:2
  • Él era «el pan de vida» 6:35
  • Él tuvo sed 19:28
  • Él era el agua de vida 7:37
  • Él estuvo en agonía 22:44
  • y curó toda clase de enfermedades y alivió todo dolor.
  • Él creció «en edad» como crecen todos los hombres 2:40
  • Sufrió la tentación 4:1
  • .Se limitó a sí mismo en su conocimiento 2:52

Refiriéndose a su humillación, por la cual fue hecho un poco menor que los ángeles Hebreos. 2:6-7 Él dice: «Mi Padre es mayor que yo»  Juan. 14:28 y «Yo y el Padre uno somos»  Juan. 10:30 y «El que me ha visto a mí, ha visto al Padre» Juan. 14:9. Él oraba Lucas. 6:12, y Él contestaba las oraciones Hechos. 10:31 Lloró ante la tumba de Lázaro Juan. 11:35 y resucitó a los muertos Juan. 11:43 Él preguntó: « ¿Quién dicen los hombres que es el Hijo del Hombre?» Mateo. 16:13

Él es la vida eterna; sin embargo, murió por nosotros. Él es el hombre ideal para Dios y el Dios ideal para el hombre. De todo esto se desprende que el Señor Jesucristo vivió a veces su vida terrenal en la esfera de lo que es perfectamente humano, y en otras ocasiones en la esfera de lo que es perfectamente divino.

  1. Las razones Bíblicas de la encarnación
  2. Cristo vino al mundo para revelar a Dios ante los hombres Mateo. 11:27; Juan. 1:18; 14:9; Romanos. 5:8; 1a Juan. 3:16. Por medio de la encarnación, el Dios, a quien los hombres no podían comprender, se revela en términos que son accesibles al entendimiento humano.
  3. Cristo vino a revelar al hombre. Él es el Hombre ideal para Dios, y como tal, se presenta como un ejemplo para los que creen en Él 1a Pedro. 2:21, aunque no para los inconversos, pues el objetivo de Dios en cuanto a ellos no es meramente reformarlos, sino salvarlos.
  4. Cristo vino a ofrecer un sacrificio por el pecado. Por esta causa, Él da alabanza por su cuerpo a Dios, y esto lo hace en relación con el verdadero sacrificio que por nuestro pecado Él ofreció en la cruz Hebreos. 10:1-10
  5. Cristo se hizo carne a fin de destruir las obras del diablo Juan. 12:31; 16:11; Colosenses. 2:13-15; Hebreos. 2:14; 1 Juan. 3:8
  6. Cristo vino al mundo para ser «misericordioso y fiel sumo sacerdote en lo que a Dios se refiere» Hebreos. 2:16-17; 8:1; 9:11-12, 24
  7. Cristo se hizo carne para poder cumplir el pacto davídico 2 S.7:16; Lucas. 1:31-33; Hechos. 2:30-31, 36; Romanos. 15:8. Él aparecerá en su cuerpo humano glorificado y reinará como «Rey de reyes y Señor de señores», y se sentará en el trono de David su padre Lucas. 1:32; Ap. 19:16.
  8. Por medio de su encarnación, Cristo llegó a ser «Cabeza sobre todas las cosas y de la iglesia», la cual es la Nueva Creación, o sea, la nueva raza humana Efesios 1:22

En la encarnación, el Hijo de Dios tomó para sí, no solamente un cuerpo humano, sino también un alma y un espíritu humanos. Y poseyendo de este modo tanto la parte material como la inmaterial de la existencia humana, llegó a ser un hombre en todo el sentido que esta palabra encierra, y a identificarse tan estrecha y permanentemente con los hijos de los hombres, que Él es correctamente llamado «el postrer Adán»; y «el cuerpo de la gloria suya» (Fil. 3:21) es ahora una realidad que permanece para siempre.

El Cristo que es el Hijo Eterno, Jehová Dios, fue también el Hijo de María, el Niño de Nazaret, el Maestro de Judea, el Huésped de Betania, el Cordero del Calvario. Y un día se manifestará como el Rey de gloria, así como ahora es el Salvador de los hombres, el Sumo Sacerdote que está en los cielos, el Esposo que viene por su Iglesia, y el Señor.

  1. Lo que implica la muerte de Jesucristo

 

Al considerar el valor total de la muerte de Cristo deben distinguirse los siguientes hechos:

 

  1. La muerte de Cristo nos da seguridad del amor de Dios hacia el pecador Juan. 3:16; Romanos. 5:8; 1ª Juan. 3:16; 4.9; 2ª Corintios. 5:15; 1a Pedro. 2:11-25

 

  1. La muerte de Cristo es una redención o rescate pagando las demandas santas de Dios para el pecador y para liberar al pecador de la justa condenación.

En el N. T es  donde se menciona la muerte de Cristo como un rescate Mateo. 20:28; Marcos. 10:45; 1a Timoteo. 2:6

La muerte de Cristo fue un castigo necesario, el cual Él cargó por el pecador Romanos. 4:25; 2a Corintios. 5:21; Gálatas. 1:4; Hebreos. 9:28 Al pagar el precio de nuestro rescate Cristo nos redimió.

  1. La muerte de Cristo está representada en su parte como un acto de obediencia a la ley que los pecadores han quebrantado, cuyo hecho constituye una propiciación o satisfacción de todas las justas demandas de Dios sobre el pecador. La palabra griega hilasterion se usa para el «propiciatorio» Hebreos 9:5

Este propiciatorio era la tapa del arca en el lugar Santísimo, y que cubría la ley en el arca. En el Día de la Expiación  Levítico  16:14 el propiciatorio era rociado con sangre desde el altar y esto cambiaba el lugar de juicio en un lugar de misericordia Hebreos 9:11-15. De manera similar, el trono de Dios se convierte en un trono de gracia Hebreos  4:14-16 a través de la propiciación de la muerte de Cristo.

  1. La muerte de Cristo no sólo satisfizo a un Dios Santo, sino que proveyó las bases por medio de las cuales el mundo fue reconciliado para con Dios. La palabra griega katallasso, que significa «reconciliar», tiene en sí el pensamiento de traer a Dios y al hombre juntos por medio de un cambio cabal en el hombre. Aparece frecuentemente en varias formas en el NT Romanos. 5:10-11; 11:15; 1ª Corintios. 7:11; 2a Corintios. 5:18-20; Efesios 2:16; Colosenses. 1:20-21

La reconciliación es para todo el mundo, puesto que Dios redimió al mundo y es la propiciación para los pecados de todo el mundo 2a Corintios. 5:19; 2a Pedro. 2:1; 1a Juan. 2:1-2. Tan completa y de largo alcance es esta maravillosa provisión de Dios en la redención, propiciación y reconciliación, que las Escrituras declaran que Dios no está ahora imputando el pecado al mundo  2a Corintios. 5:18-19; Efesios. 2:16; Colosenses. 2:20  

 

  1. La muerte de Cristo quitó todos los impedimentos morales en la mente de Dios para salvar a los pecadores. Dios ha sido satisfecho y el hombre ha sido reconciliado con Dios. No hay más obstáculo para Dios en aceptar libremente y justificar a cualquiera que cree en Jesucristo como su Salvador Romanos. 3:26
  2. En su muerte, Cristo llegó a ser el Sustituto que sufrió la pena o castigo que merecía el pecador Levíticos. 16:21; Isaías. 53:6; Lucas. 22:37; Mateo. 20:28; Juan. 10:11; Romanos. 5:6-8; 1 Pedro. 3:18

III. Jesucristo: Su Resurrección

  1. La resurrección en el antiguo testamento

La doctrina de la resurrección de todos los hombres, así como la resurrección de Cristo, se enseña en el Antiguo Testamento. La doctrina aparece tan tempranamente como en el tiempo de Job, probablemente un contemporáneo de Abraham, y se expresa en su declaración de fe en Job 19:25-27. Aquí Job afirma no solamente su propia resurrección personal, sino la verdad de que su Redentor ya vive y más tarde estará sobre la tierra. Que todos los hombres serán al fin resucitados se enseña en Juan 5:28-29 y en Apocalipsis 20:4-6, 12-13.

La resurrección de Cristo se menciona también en el Salmo 22:22, donde seguidamente a su muerte Cristo declara que El anunciará su nombre a sus «hermanos». En el Salmo 118:22-24 la exaltación de Cristo de convertirse en la piedra angular se define en Hechos 4:10-11 significando la resurrección de Cristo. La resurrección de Cristo parece también estar anticipada en la tipología del A T en el sacerdocio de Melquisedec Génesis. 14:18; Hebreos. 7:15-17, 23-25.

En forma similar, la tipología de las dos aves Levíticos. 14:4-7, donde el ave viva es soltada, la fiesta de las primicias Levíticos. 23:10-11, indicando que Cristo es las primicias de la cosecha de resurrección, y la vara de Aarón que floreció Números. 17:8 habla de la resurrección. La doctrina de la resurrección de todos los hombres, tanto como la resurrección de Cristo, se establece así en el Antiguo Testamento.

  1. Pruebas de la resurrección de Cristo

El NT presenta una prueba avasallante de la resurrección de Cristo. Al menos diecisiete apariciones de Cristo ocurrieron después de su resurrección. Solo mencionaremos algunas:

1) Aparición a María Magdalena  Juan. 20:11-17; Marcos. 16:9-11

2) aparición a las mujeres  Mateo. 28:9-10

3) aparición a Pedro  Lucas. 24:34; 1a Corintios 15:5

4) aparición de Cristo a los diez discípulos, que se refiere colectivamente como «los once», estando Tomás ausente  Marcos. 16:14; Lucas. 24:36-43; Juan. 20:19-24

5) aparición a los once discípulos una semana después de su resurrección  Juan. 20:26-29

La costumbre de la Iglesia primitiva de observar el primer día de la semana, el momento de celebrar la Cena del Señor y traer sus ofrendas, es otra evidencia histórica Hechos. 20:7; 1a Corintios. 16:2.  El mismo hecho de que la Iglesia primitiva nació a pesar de la persecución y muerte de los apóstoles, sería dejado sin explicación si Cristo no se hubiera levantado de la muerte. Fue una resurrección literal y corporal, la cual transformó el cuerpo de Cristo para su función celestial

  1. Razones para la resurrección de Cristo

Por lo menos pueden citarse siete razones importantes para la resurrección de Cristo.

  1. 1. Cristo resucitó debido a quien es Él 2:24
  2. 2. Cristo resucitó para cumplir con el pacto davídico 2a Samuel. 7:12-16; Salmo 89:20-37; Isaías. 9:6-7; Lucas. 1:31-33; Hechos. 2:25-31.
  3. 3. Cristo resucitó para ser el dador de la vida resucitada 10:10-11; 11:25-26; Efesios 2:6; Colosenses. 3:1-4; 1ª Juan. 5:11-12
  4. 4. Cristo resucitó de modo que Él sea la fuente del poder de la resurrección 28:18; Efesios. 1:19-21; Filipenses. 4:13
  5. 5. Cristo resucitó para ser la Cabeza sobre la Iglesia 1:20-23
  6. 6. Cristo resucitó para que nuestra justificación sea cumplida 4:25.
  7. 7. Cristo resucitó para ser las primicias de la resurrección 1a Corintios. 15:20-23
  8. El significado de la resurrección de Cristo
  9. Introducción

 

Por la resurrección de Cristo ha de entenderse que el cuerpo del Señor Jesús, que fue muerto realmente en la Cruz y sepultado en una tumba, fue levantado por Dios al tercer día, sueltos los dolores de la muerte  Mateo. 28; Marcos. 16; Lucas. 24; Juan. 20 y 21a resurrección de Cristo, a causa de su carácter histórico, constituye la prueba más importante de la deidad de Jesucristo. Porque fue una gran victoria sobre el pecado y la muerte, es también una prueba de la validez del poder divino, como está declarado en Efesios. 1: 19-21.

Dado que la resurrección es una doctrina tan sobresaliente, el primer día de la semana en esta dispensación ha sido apartado para la conmemoración de la resurrección de Jesucristo, y, de acuerdo a ello, toma el lugar en la ley del sábado, la cual ponía aparte el séptimo día para Israel. La resurrección es, por lo tanto, la piedra angular de nuestra fe cristiana, y como Pablo lo expresa en 1 Co 15:17: «Y si Cristo no resucitó, vuestra fe es vana; aún estáis en vuestros pecados.» Por haber resucitado Cristo, nuestra fe cristiana está segura, la victoria final de Cristo es cierta y nuestra fe cristiana esta completamente justificada.

Detalles de su resurrección

 

En los cuatro evangelios, en todo el libro de los Hechos, los apóstoles siempre están hablando de la resurrección de Jesús, animando a la gente a confiar en El como el que está vivo y reina en el cielo. El resto del N.T depende enteramente de la asunción de Jesús como Salvador vivo que reina como la cabeza de la iglesia recientemente formada. Dicho en forma sencilla, uno puede hallar amplia prueba de la resurrección de Jesús en todo el N.T.

La resurrección de Jesús no fue un hecho simple de volver de los muertos como otros lo habían experimentado Juan 11:1-44. Mas bien, cuando Jesús resucito de los muertos, empezó una nueva clase de vida humana en la que tenía un cuerpo perfecto que ya no estaba sujeto a debilidad, envejecimiento, muerte o corrupción. Cuándo resucito de los muertos, tenía un cuerpo que viviría eternamente, porque Jesús se había revestido “de los incorruptible, y de inmortalidad” 1ª Corintios 15:53

 

El nuevo cuerpo de Jesús seguía siendo físico. Cuando sus discípulos lo vieron” le abrazaron los pies” Mateo 28:9 Y los otros discípulos dijeron: “Comimos y bebimos con El después de su resurrección” Hechos 10:41. Con su nuevo cuerpo “T el pan, lo bendijo, lo partió” Lucas 24:30  También invito a Tomas que le tocara sus manos y su costado  Juan 20:27. La Biblia es clara: Jesús resucito físicamente de los muertos con un cuerpo hecho carne y huesos Lucas 24:39

 

  1.  La resurrección de Cristo, profetizada

 

La muerte de Cristo por los pecados de los hombres y Su resurrección de entre los muertos eran las doctrinas básicas de la predicación del Evangelio en boca de los apóstoles. Dice Pablo: «Cristo murió por nuestros pecados… y resucitó al tercer día, conforme a las Escrituras»  1a Corintios. 15:1–3. Estas últimas palabras del apóstol indican que la resurrección del Señor Jesús ya estaba profetizada en el Antiguo Testamento.

 

Se halla implícita en el sacrifico de Isaac  Génesis. 22:1–13; Hebreos. 11:17–19 y en el caso de Jonás  Jonás. 2; Mateo. 12:39 y 40. Proféticamente, está comprendida en las palabras de Isaías: «Cuando haya puesto su vida en expiación por el pecado, verá linaje, vivirá, por largos días…» Isaías 53:10   Por último, David, hablando en nombre de Cristo, escribe: «Porque No dejarás mi alma en el Seol, ni permitirás que tu Santo vea corrupción». Salmo 16:10 Estas palabras son interpretadas por los apóstoles Pedro  y Pablo como una profecía explícita de la resurrección del Señor Hechos. 2:23–31; 13:35-37; Lucas. 24:46.

    

  1. Las pruebas de su resurrección

 

Existen pruebas suficientes presentadas en la Biblia que evidencian la realidad de la resurrección del Señor, ya que allí se  nos dan muchos versículos tocantes a esta doctrina; y a pesar de las aparentes discrepancias respecto a Ciertos puntos, no se niega  el punto principal  de que Cristo se levantó real y verdaderamente de entre los muertos. Sin embargo, ha habido críticos, y los hay, que no han querido admitir la evidencia del milagro máximo. Éstos tratan de defender las hipótesis siguientes:

 

  1. «Los discípulos robaron el cuerpo del Señor, e inventaron la especie de que había resucitado.» Esta «explicación» hace caso omiso de toda la evidencia, porque:
  2. a) ¿Cómo pudieron los discípulos extraer el cuerpo ante los ojos de los soldados romanos?
  3. b) ¿Por qué estaban dispuestos a morir por una superchería manifiesta?
  4. c) Si los soldados estaban durmiendo 28:13, ¿cómo sabían ellos que lo habían robado los apóstoles?
  5. «El Señor no murió en la Cruz, sino que sufrió un desmayo, y en tal estado José lo colocó en la tumba. Por la mañana, recobrando las fuerzas, salió.» Esta teoría no concuerda con el relato evangélico, ya que Juan el apóstol da testimonio solemne de haber visto cómo un soldado romano traspasó con una lanza el costado del Señor Jesús Juan. 19:34–37.

 

  1. «Los discípulos, influidos psicológicamente por sus grandes deseos de volver a ver a Jesús, sufrían una serie de alucinaciones, de modo que las manifestaciones no tenían más que una realidad subjetiva, y no constituyen hechos reales.» Esto podía suceder en el caso de que los discípulos hubiesen puesto su confianza en la resurrección inmediata de su Maestro; pero, lejos de esto, ninguno de ellos esperaba que Cristo resucitase; al contrario, estaban desanimados y tenían miedo de los judíos Juan. 20:19.

 

Las mujeres vinieron al sepulcro, el primer domingo cristiano, no para ver la tumba vacía, sino para embalsamar el cuerpo para su largo sueño. Tan cierto es ello, que se preguntaban ansiosas quién les removería la piedra de la entrada del sepulcro para entrar en él  Marcos. 16:3. María Magdalena corrió a decir a los discípulos, no que Él había resucitado, sino que Su cuerpo había sido quitado y que no sabía dónde lo habían puesto Juan. 20:1- 2. Cuando los apóstoles se reunieron, se «estaban lamentando y llorando» Marcos. 16:10.

Cuando las mujeres dijeron a los otros discípulos que Cristo había resucitado y que se les había aparecido, no lo creyeron; y, ante Su manifestación, dudaron Mateo. 28:17; Marcos. 16:11–13; Lucas. 24:11.  Juan declara que «no conocían la Escritura, que Él hubiera de resucitar de entre los muertos»  Juan. 20:9. ¿Podría haber otra cosa más patética que las palabras de los dos discípulos que iban a Emaús?: «Pero nosotros esperábamos que Él era el que había de redimir a Israel…»

 

  1. «Toda la historia de la resurrección es un mito, que encierra hondas verdades espirituales, pero nada de ello tiene categoría histórica.» Basta contestar que un «mito» necesita siglos para «incubarse», pero la doctrina de la resurrección se predicaba a las pocas semanas del hecho. Además, si la resurrección es un mito, ¿por qué no presentaban los judíos el cuerpo de Jesús al pueblo para disipar las dudas?

 

  1. «Los discípulos vieron un espíritu, que se hacía visible a la manera de las evocaciones espiritistas.» Tal teoría no explica la tumba vacía. ¿Qué se hizo, entretanto, del cuerpo del Señor Jesús? Él sabía que los discípulos podían creer que se manifestaba a ellos en «espíritu» solamente, y por eso les demostró la realidad de Su cuerpo resucitado Lucas. 24:37–40; Juan. 20:27–29

Los evangelistas refieren las diversas manifestaciones (diez por lo menos) del Señor a los suyos después de haber resucitado. Todas ellas se hicieron bajo las más variadas condiciones y circunstancias. Lucas, el autor del libro de Los Hechos, escribe diciendo: Jesús «después de haber padecido se presentó vivo con muchas pruebas indubitables, apareciéndoles por cuarenta días»  Hechos. 1:3;  13:31. Una de estas pruebas indiscutibles es la que declaró el apóstol Pedro en su predicación en casa de Cornelio: «A éste [Jesús] levantó Dios el tercer día, e hizo que se manifestase… a los testigos que Dios había ordenado de antemano, a nosotros que comimos y bebimos con Él después que resucitó de los muertos»  Hechos. 10:40- 41. En efecto, el Señor resucitado «comió» y «bebió» con ellos  Lucas. 24:41–43; Juan. 21:1–14.

 

El testimonio del apóstol Pablo es de un valor incalculable. El Señor resucitado y glorificado se le apareció también a él, lo que le constituye en testigo ocular de Su resurrección, como los demás apóstoles. Su testimonio nos llega a través de un auténtico documento de su puño y letra  1a Corintios. 15.  Para confirmar lo que dice, apela al testimonio de los supervivientes de «más de 500 hermanos» que le vieron en una sola ocasión. Es indudable que todas las pruebas de credibilidad pueden aplicarse con éxito a este testimonio.

 

Debemos considerar, además, como prueba amplia e irrefutable, la repentina y total transformación moral de los testigos, y la formación inmediata de la Iglesia. En Jerusalén, los aterrados y fugitivos discípulos que habían negado a su Señor se reúnen de nuevo, y, con intrépido coraje, proclaman esta «antipática» doctrina de la resurrección, con el resultado de que se convierten millares de personas  Hechos. 1:8; 2:32; 3:15; 4:20, 33; 5:32,

Aquellos testigos ya no hacen caso ni de peligros ni aun de la muerte. Ahora bien, el fraude no produce tales ejemplos de valentía ni la desilusión crea reinos de celestial poder. Un árbol no puede producir otro fruto que el correspondiente a su especie. Así ocurrió con los mártires cristianos: el fruto que ellos produjeron tuvo por causa eficiente la fe en la resurrección de Jesús.

Los creyentes podemos descansar en una sobria certidumbre, y exclamar con voz de triunfo, al unísono con Pablo: ¡Cristo ha resucitado de los muertos…!  1a Corintios. 15:20.

 

  1. Importancia de la resurrección de Cristo

 

La resurrección de Cristo es de tal importancia que el cristianismo se derrumba si ésta cae y se mantiene en pie si ésta se mantiene de pie. Considerando el asunto llanamente y sin rodeos, diremos que si la resurrección tuvo lugar, es fácil la aceptación de los otros milagros de Cristo, pues todas las esperanzas del cristiano están fundadas, precisamente, en ese hecho; pero «si Cristo no resucitó, se sigue que no era el Hijo de Dios, y en ese caso el mundo se halla desolado, el cielo vacío, el sepulcro oscurecido y el pecado sin solución; con el corolario de que la muerte será eterna».

 

El apóstol Pablo declara terminantemente que «Si Cristo no resucitó, vana es entonces nuestra predicación, vana es también vuestra fe. Y somos hallados falsos testigos de Dios… si Cristo no resucitó… aún estáis en vuestros pecados… Si en esta vida solamente esperamos en Cristo, somos los más dignos de conmiseración de todos los hombres»  1a Corintios 15:14–19.

 

  1. Resultados de la resurrección

 

En este sentido, a todos los que acudimos a El para salvación, “nacemos de nuevo mediante su resurrección…para que tengamos una esperanza viva” 1ª Pedro 1:3. Es decir, Cristo obtuvo para nosotros una nueva vida futura que es como la que El tiene. Aunque nuestros cuerpos todavía no son como el suyo, nuestros espíritus ya han sido vivificados con nuevo poder de resurrección. Ese poder de resurrección nos ayuda a vivir como ha deseado y nos da el poder de obtener más y más victorias sobre el pecado. Debido a la resurrección podemos considerarnos “Muertos al pecado” Romanos 6:11

 

Aunque no obtendremos perfección impecable en esta vida, Pablo con todo nos dice que el pecado ya no tiene dominio sobre nosotros Romanos 6:14, no nos gobierna ni nos controla. Este poder de la resurrección también incluye el poder del Espíritu Santo que nos capacita para hacer la obra que Jesús nos encomendó.  Hechos 1:8

 

Todos los aspectos de la vida del cristiano dependen del gran acontecimiento de la resurrección de Cristo, según vemos a continuación:

 

  1. La justificación: «Jesús, nuestro Señor, el cual fue entregado por nuestras transgresiones y resucitado para nuestra justificación» Romanos. 4:25; o sea, que la perfecta justificación que a favor de los hombres consiguió Cristo en Su muerte expiatoria fue la causa por la que pudo romper los lazos de la muerte y salir a la vida de resurrección.

 

  1. La salvación: «Si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo» Romanos. 10:9, ya que la resurrección es la consumación de la totalidad de la obra de la Cruz.

 

  1. La regeneración: El apóstol Pedro escribe: «Bendito el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que según su grande misericordia nos hizo renacer para una esperanza viva, por la resurrección de Jesucristo de los muertos» 1 Pedro 1:3; pues la resurrección de Cristo es la fuente y el origen de la vida nueva del creyente.

 

  1. El bautismo cristiano, en el cual, después de haber sido sumergido en el agua, el creyente sube de ella y anuncia simbólicamente su identificación con la vida de resurrección del Señor Jesucristo Colosenses 2:12; 1ª Pedro. 3:21.

 

  1. La vida de fe del creyente fiel, ya que da por muerto todo lo natural para confiar plenamente en Dios «que levantó de los muertos a Jesús, Señor nuestro» (véanse los casos típicos de Abraham y Pablo: Romanos. 4:17–24; 2a Corintios. 1:9.

 

  1. La santificación: El apóstol Pablo habla del cristiano como identificado con Cristo en Su muerte y en Su vida gloriosa de resurrección, exhortando a que todos los creyentes consideren este hecho como la única base de separación del pecado. «Así también vosotros consideraos muertos al pecado, pero vivos para Dios en Cristo Jesús, Señor nuestro» Romanos 6.

 

  1. La resurrección de Cristo es el secreto de toda manifestación del poder divino en el creyente: «… para que sepáis… cual [es] la supereminente grandeza de su poder [de Dios] para con nosotros los que creemos, según la operación del poder de su fuerza, la cual operó en Cristo, resucitándole de los muertos…» Efesios 1:18–21 y Filipenses 3:10

 

  1. Nos traslada a las esferas espirituales en solidaridad con Cristo: A los ojos de Dios, lo que Él realizó en la persona de Su Hijo a favor de los hombres es una realidad desde ahora para nosotros los creyentes, de tal manera que Pablo declara: «Dios… nos dio vida juntamente con Cristo… con él nos resucitó, y, asimismo, nos hizo sentar en lugares celestiales con Cristo Jesús» Efesios. 2:4–6 con Colosenses. 3:14.

 

  1. La resurrección de Cristo es la garantía de la resurrección corporal del creyente

 

En efecto, la resurrección actual del cristiano es espiritual, mas en la venida de Cristo será corporal, la cual está afianzada por la resurrección previa del Señor Jesús. «Mas ahora ha resucitado de los muertos; primicias de los que durmieron es hecho. Porque por cuanto la muerte entró por un hombre, también por un hombre la resurrección de los muertos… Pero cada uno en su debido orden: Cristo, las primicias; luego los que son de Cristo en su venida» 1a Corintios. 15:20–23, con 6:14; Filipenses 3:20 y 21; 1a Tesalonicenses. 4:14–17.

 

  1. La ascensión de Jesús

 

Cuarenta días después de su resurrección Jesús condujo a sus seguidores fuera de Jerusalén y allí alzo las manos y los bendijo. Sucedió que mientras los bendecía, se alejo de ellos y fue llevado al cielo. Cuando dejo la tierra, se fue a un lugar especifico: el cielo Hechos 1:3; Lucas 24:50-51. Una vez allá, Jesús fue:”Exaltado por el poder de Dios”. Dios lo exalto hasta lo sumo y le otorgo el nombre que esta sobre todo nombre” Hechos 2; 33; Filipenses. 2:9.

Después de su ascensión, recibió la gloria, honor, y autoridad que no había experimentado desde que se hizo hombre. Los coros angelicales ahora le entonan alabanzas: “digno es el cordero, que ha sacrificado, de recibir el poder, la riqueza y la sabiduría, la fortaleza, y la honra, la gloria y la alabanza” Apocalipsis 5:12

 

La vida de Cristo provee un patrón para la nuestra.  Así como su resurrección nos permite saber lo que a la larga nos sucederá, su ascensión  también nos permite saber a dónde iremos. Así que esperamos con ansiedad el retorno de Cristo para que seamos sacados de este mundo y llevados a uno nuevo y glorioso. Entonces nosotros, con cuerpos perfectos, viviremos para siempre en ese mundo perfecto. Ro 8:19

 

  1. El hecho de la ascensión de Cristo

Puesto que la resurrección de Cristo es la primera en una serie de exaltaciones de Cristo, su ascensión a los cielos puede ser considerada como el segundo paso importante. Esto está registrado en Marcos 16:19; Lucas 24:50-51 y Hechos 1:9-11.

La pregunta que se ha levantado es si Cristo ascendió a los cielos antes de su ascensión formal. Se citan a menudo las palabras de Cristo a María Magdalena en Juan 20:17, donde Cristo dijo: «Subo a mi Padre y a vuestro Padre, a mi Dios y a vuestro Dios.» También se cita la tipología del Antiguo Testamento donde el sacerdote, después del sacrificio, traía la sangre dentro del lugar Santísimo  Hebreos. 9:12, 23-24

Las expresiones en hebreos de que Cristo entró al cielo con su sangre se traducen más correctamente «por medio de su sangre» o «a través de su sangre». La aplicación física de la sangre sólo ocurrió en la cruz. Los beneficios de la obra acabada continúan para ser aplicados a los creyentes hoy día 1a Juan. 1:7

  1. Evidencia para la llegada de Cristo al cielo.

Aunque la evidencia para su ascensión desde la tierra al cielo es completa, el hecho de que se afirme que Cristo haya llegado al cielo confirma el hecho de su ascensión

  1. 2: 33-36; 3:21; 7:55-56; 9:3-6; 22:6-8; 26:13-15
  2. 8:34
  3. 1:20-22; 4:8-10
  4. Filipenses 2:6-11; 3:20; 1a Tesalonicenses. 1:10; 4:16
  5. 1a Timoteo. 3:16; He. 1:3, 13; 2:7; 4:14; 6:20; 7:26; 8:1; 9:24; 10:12-13; 12:2
  6. 1a Juan. 2:1
  7. 1:7, 13-18; 5:5-12; 6:9-17; 7:9-17; 14:1-5; 19: 11-16
  8. El significado de la ascensión.

La ascensión señaló el fin de su ministerio terrenal. Así como Cristo había venido, nacido en Belén, también ahora El había retornado al Padre. También marcó el retorno a su gloria manifiesta, la cual estaba oculta en su vida terrena aun después de su resurrección. Su entrada en los cielos fue un gran triunfo, significando el acabamiento de su obra en la tierra y una entrada dentro de su nueva esfera de trabajo a la diestra del Padre.

La posición de Cristo en los cielos es de señorío universal mientras espera su último triunfo y su segunda venida

Se presenta frecuentemente a Cristo a la diestra del Padre  Salmo 110:1; Mateo. 22:44; Marcos. 12:36; 16:19; Lucas. 20:42-43;22:69

El trono que Cristo ocupa en los cielos es el trono del Padre; no debe confundirse con el trono davídico, el cual es terrenal. La tierra aún espera el tiempo cuando será hecho el estrado de sus pies y su trono será establecido sobre la tierra (Mateo. 25:31). Su posición presente es, por supuesto, de honor y autoridad, y manteniéndose siempre como Cabeza de la Iglesia.

  1. La obra presente de Cristo en los cielos.

En su posición a la diestra del Padre, Cristo cumple las siete figuras que lo relacionan con la iglesia:

1)Cristo como el último Adán y cabeza de una nueva creación;
2) Cristo como la Cabeza del cuerpo de Cristo;
3) Cristo como el Gran Pastor de sus ovejas;
4) Cristo como la Vida Verdadera en relación a las ramas;
5) Cristo como la principal Piedra de Angulo en relación a la iglesia como piedras de un edificio;
6) Cristo como nuestro Sumo Sacerdote en relación a la iglesia como sacerdocio real;
7) Cristo como el Esposo en relación a la iglesia como su novia.

Todas estas figuras están llenas de significado en describir su obra presente. Su ministerio principal, sin embargo, es como Sumo Sacerdote representando a la Iglesia ante el trono de Dios.

  1. Verdades sobre su sacerdocio
  2. Como Sumo Sacerdote sobre el verdadero tabernáculo en lo alto, el Señor Jesucristo ha entrado en el mismo cielo para ministrar como Sacerdote en favor de aquellos quienes son su propiedad en el mundo Hebreos. 8:1-2
  3. Como nuestro Sumo Sacerdote, Cristo es el dador de los dones espirituales. De acuerdo al Nuevo Testamento, un don es una capacitación divina traída al creyente y a través del creyente por medio del Espíritu que mora en él. Es el Espíritu trabajando para cumplir ciertos propósitos divinos y usar a quien El habita para este fin. El mora con ese fin. No es de ninguna manera una obra humana ayudada por el Espíritu.
  4. El Cristo ascendido como Sacerdote vive siempre para hacer intercesión por los suyos. Este ministerio comenzó antes de que El dejara la tierra Juan. 17:1-26, y es para los salvos más bien que para los no salvos Juan. 17:9 y continuará en los cielos tanto tiempo como los suyos estén en el mundo.
  5. Cristo se presenta actualmente por los suyos en la presencia de Dios. A menudo el hijo de Dios es culpable de algún pecado que le separaría completamente de Dios si no estuviera de por medio la abogacía de Cristo y la obra que El efectuó por su muerte en la cruz. Por otra parte, estas bendiciones se restauran según la gracia infinita de Dios sobre la sola base de la confesión del pecado 1a Juan. 1:9; pero más importante es considerar el pecado del cristiano en relación con el carácter santo de Dios.

Por medio de la presente abogacía sacerdotal de Cristo en los cielos, hay absoluta seguridad de salvación para los hijos del Padre Celestial aun mientras ellos están pecando. Un abogado es aquel que expone y defiende la causa de otro ante los tribunales públicos. En el desempeño de sus funciones de Abogado, Cristo está ahora en el cielo interviniendo a favor de los suyos cuando ellos pecan 1a Juan. 2:1 Hebreos. 9:24

  1. La Obra Presente De Cristo Sobre La Tierra.

Cristo está también obrando en su iglesia sobre la tierra al mismo tiempo que está a la diestra del Padre en el cielo. En numerosos pasajes se dice que Cristo habita en su iglesia y está con su iglesia  Mateo. 28:18-20; Juan. 14:18, 20; Colosenses 1:27. El está en su iglesia en el sentido de que es El quien da vida a su iglesia  

Se puede concluir que la obra presente de Cristo es la clave para entender la presente tarea de Dios de llamar a un pueblo para formar el cuerpo de Cristo, y el poder y la santificación de este pueblo para ser testigos de Cristo hasta lo último de la tierra. Su obra presente es preliminar y a ella seguirán los eventos que tienen relación con su segunda venida.

  1. Profecía que aun no se ha cumplido

La doctrina seleccionada para su desarrollo en este capítulo es uno de los temas más importantes de la profecía que todavía no se ha cumplido. El estudiante no debe olvidar que la profecía es la historia escrita de antemano por el Señor, y que ella es, por lo tanto, tan digna de ser creída como lo son otras partes de las Escrituras. Casi una cuarta parte de la Biblia estaba en forma de profecía cuando las sagradas páginas fueron escritas. Mucho de la profecía bíblica se ha cumplido ya, y en cada caso el cumplimiento ha sido la más literal realización de todo lo que se había profetizado.

 

Tal como fue anunciado muchos siglos antes del advenimiento de Cristo, El vino en su humanidad como un hijo de Abraham, descendió de la tribu de Judá y de la casa de David y nació de una virgen en Belén. De igual manera, los detalles explícitos concernientes a su muerte, revelados en el Sal 22, unos mil años antes de su venida al mundo, se cumplieron con admirable precisión.

 

La Palabra de Dios contiene mucha profecía que al presente está todavía en espera de cumplirse, y es razonable, así como honroso para Dios, que nosotros creamos que dicha profecía se cumplirá con la misma fidelidad que ha sido la característica de todas las obras y todos los actos de El hasta el día de hoy. La enseñanza de que Cristo volverá a esta tierra tal como El era cuando ascendió a la diestra de Dios «Este mismo Jesús, en su cuerpo de resurrección y en las nubes del cielo»  Hechos. 1:11 es tan clara y extensamente presentada en las Escrituras proféticas, que ella ha sido incluida en todos los grandes credos de la cristiandad. Sin embargo, es una doctrina que debemos estudiar cuidadosamente y con espíritu de claro discernimiento.

 

  1. Profecías del arrebatamiento

 

La primera revelación de que Cristo vendría por sus santos antes de que los acontecimientos de los últimos tiempos se cumplieran fue dada a los discípulos en el aposento alto la noche antes de la crucifixión de Cristo. De acuerdo a Juan 14:2-3, Cristo anunció a sus discípulos:

«En la casa de mi Padre muchas moradas hay; si así no fuera yo os lo hubiera dicho; voy, pues, a preparar lugar para vosotros. Y si me fuere y os preparare lugar, vendré otra vez, y os tomaré a mí mismo, para que donde yo estoy, vosotros también estéis.»

 

Los discípulos no estaban de ninguna manera preparados para esta profecía. Habían sido instruidos, de acuerdo a Mateo 24:26-31, con respecto al glorioso retorno de Cristo para establecer su reino. Hasta este tiempo ellos no habían tenido indicios de que Cristo vendría primero para tomarlos de la tierra al cielo y por este medio quitarles de la tierra durante el tiempo de la tribulación que caracteriza el fin de la era. En Juan 14 está claro que la casa del Padre se refiere al cielo, que Cristo les iba a dejar para prepararles un lugar allí. El promete que, habiendo preparado un lugar, El vendría otra vez para recibirles allí. Esto significa que su propósito es tomarles de la tierra a la casa del Padre en los cielos. El apóstol Pablo amplía luego con amplios detalles este anuncio preliminar.

 

Escribiendo a los Tesalonicenses con respecto a estas preguntas en cuanto a la relación de la resurrección de los santos y la venida de Cristo por sus santos viviendo en la tierra, Pablo da los detalles de este importante acontecimiento  1a Tesalonicenses. 4:13-18. El declara en los vs. 16-17: «Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero. Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor.

El orden de los acontecimientos de la venida de Cristo por sus santos comienza con el dejar su trono en los cielos y descender en el aire sobre la tierra.

 

El dará una exclamación -literalmente «una voz de mando»~. Esto será acompañado por la triunfante voz del arcángel Miguel   y el sonido de la trompeta de Dios. En obediencia al mandamiento de Cristo Juan. 5:28-29, los cristianos que han muerto serán levantados de la muerte. Las almas de los muertos han acompañado a Cristo desde los cielos, como se indica en 1a Tesalonicenses 4:14-16 «Porque si creemos que Jesús murió y resucitó, así también traerá Dios con Jesús a los que durmieron en él», y entrarán en sus cuerpos resucitados. Un momento después de que los muertos en Cristo sean levantados, los cristianos que viven serán «arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire».

 

En esta manera toda la iglesia será sacada del escenario de la tierra y cumplirá la promesa de Juan 14 de estar con Cristo en la casa del Padre en los cielos.

 

Se dan más detalles de ello en 1a Corintios 15:51-58. Aquí la venida de Cristo por su iglesia se declara como «un misterio», esto es, una verdad no revelada en el A T pero revelada en el Nuevo Testamento  Romanos. 16:25-26; Colosenses 1:26 En contraste a la verdad de la venida de Cristo a la tierra para establecer su reino, lo cual está revelado en el A T, el arrebatamiento está revelado solamente en el Nuevo Testamento. Pablo, en 1a  Corintios 15, indica que el acontecimiento tendrá lugar en un momento de tiempo, «en un abrir y cerrar de ojos», que los cuerpos resucitados de los muertos los cuales serán levantados con incorruptibilidad, esto es, no envejecerán y serán inmortales, sin estar sujetos a muerte 1ª Corintios 15:53

  1. Acontecimientos importantes que preceden a la segunda venida de Cristo

El periodo entre el arrebatamiento de la iglesia y la segunda venida de Cristo para establecer su reino se dividen en tres períodos bien definidos.

  1. 1. Seguirá al arrebatamiento un período de preparación en el cual diez naciones entrarán a formar una confederación en un resurgimiento del antiguo imperio romano.
  2. Sobrevendrá un periodo de paz traído por un dictador en el área del Mediterráneo, comenzando can un pacto con Israel planeado para siete años Daniel. 9:27
  3. Sobrevendrá un tiempo de persecución para Israel y todos los creyentes en Cristo cuando el dictador rompa su pacto después de los tres años y medio. Al mismo tiempo él se convierte en el dictador mundial, abole todas las religiones del mundo en favor de la adoración de sí mismo, y toma control de todos los negocios en el mundo de manera que ninguno puede comprar o vender sin su permiso.

Este período de tres años y medio se llama la gran tribulación  Daniel. 12:1; Mateo. 24:21 En este período Dios derramará sus grandes juicios  descritos en Apocalipsis. 6:1 – 18:24. La gran tribulación culminará en una gran guerra mundial  Apocalipsis. 16:14-16. En el momento culminante de esta guerra, Cristo volverá para liberar a los santos, los cuales aún no han sido martirizados, para traer juicio sobre la tierra y para traer su reino de justicia. De los muchos pasajes que describen este período, es evidente que estos grandes movimientos de conmoción deben preceder la segunda venida de Cristo, y sería imposible contemplar la segunda  venida a la tierra como inminente en vista de que estos acontecimientos aún no han tenido lugar.

  1. Factores vitales relacionados a la segunda venida
  2. La Biblia enseña que el Señor Jesucristo retornará a la tierra Zac. 14:4, personalmente Mateo. 25:31; Apocalipsis. 19:11-16, y en las nubes del cielo  Mateo. 24:30; Hechos. 1:11; Apocalipsis. 1:7 De acuerdo con todos los pasajes bíblicos, será un acontecimiento glorioso al cual todo el mundo verá  Apocalipsis. 1:7
  3. De acuerdo a la revelación dada por Cristo mismo registrada en Mateo 24:26-29, su gloriosa aparición será como un relámpago brillando de este a oeste. En los días que preceden, descritos como «la tribulación de aquellos días», habrá conmoción en el cielo, el sol se oscurecerá, la luna no dará su luz, y las estrellas caerán del cielo, y los mismos cielos serán conmovidos. En Apocalipsis 6:12-17 y 16:1-21 se dan más detalles. El retorno de Cristo será visto por todos en la tierra Mateo. 24:30; Apocalipsis 1:7
  4. En su segunda venida a la tierra, Cristo es acompañado por santos y ángeles en dramática procesión. Esto se describe en detalle en Apocalipsis 19:11-16.

El hecho de que ésta es una procesión en la cual Cristo es acompañado por todos los santos y ángeles santos indica que es gradual y puede llevar varias horas. Durante este período la tierra rotará, permitiendo al mundo entero ver tal evento. La segunda venida culminará en el Monte de los Olivos, el mismo lugar desde el cual Cristo ascendió a los cielos  Zacarías. 14:1-4; Hechos. 1:9-12 En el momento que sus pies toquen el Monte de los Olivos, se partirá en dos y formará un gran valle extendiéndose desde Jerusalén en el este hasta el valle del Jordán.

  1. En su venida, Cristo juzgará primeramente a los ejércitos del mundo desplegados en la batalla Apocalipsis. 19:15-21 Al establecer El su reino, congregará a Israel y les juzgará Ezequiel. 20:3-38 en cuanto a su dignidad para entrar en el reino milenial.

En una forma similar El reunirá a los gentiles o «las naciones» y las juzgará  Mateo 25:31-46 El les traerá entonces en su reino de justicia y paz sobre la tierra, con Satanás atado y toda rebelión abierta juzgada.

 

La Expiación

Apocalipsis 5:6-10; Levíticos 16

Objetivos:

  • Que el estudiante aprenda que La obra que Jesús hizo al vivir y al morir para ganar nuestra salvación se le llama la expiación
  • Que el estudiante aprenda que se describe a Cristo como el “cordero de Dios”, y al afirmar que su sangre limpia de pecado y compra la redención,; y el enseñar que murió por nuestros pecados, todo esto es equivalente a decir que la muerte de Jesús era un sacrificio verdadero por el pecado.
  • Que el estudiante aprenda que desde la caída de Adán y Eva por desobedientes, ya  Dios había comenzado a  dar pasos rápidos para remediarla y es así como el establece las medidas para la redención del hombre

 

  1. Introducción

Antes del nacimiento del Hijo de Dios, un ángel le dijo a su padre terrenal, José, que debía ponerle por nombre Jesús al niño que estaba formándose en el vientre de María, Mateo 1:21 Jesús en efecto, salvo a su pueblo de sus pecados; tanto mediante su vida como su muerte. La obra que Jesús hizo al vivir y al morir para ganar nuestra salvación se le llama la expiación

 

A continuación y por un buen número de renglones y páginas vamos a dedicar tiempo a la descripción de los sacrificios del A.T Y la razón es que en el vocablo “sacrificio” tenemos la clave del significado de la muerte de Cristo. Muchas teorías modernas han aparecido para explicar su muerte, pero cualquier explicación que excluye el elemento expiatorio es anti bíblica, puesto que nada es más señalado en el N.T que el empleo de términos expiatorios para dar a conocer la muerte de Cristo.

 

El describir a Cristo como el “cordero de Dios”, el afirmar que su sangre limpia de pecado y compra la redención, el enseñar que murió por nuestros pecados, todo esto es equivalente a decir que la muerte de Jesús era un sacrificio verdadero por el pecado.

 

Ya lo hemos dicho, que la muerte de Jesús es descrita con vocablos relacionados con los sacrificios del A.T, un conocimiento de los términos empleados para los sacrificios eran señales  proféticas (tipos o símbolos) que señalaban al sacrificio perfecto; por lo tanto, un entendimiento claro de las señales conducirá a un mejor conocimiento del sacrificado. No solo fueron esos sacrificios profecías relativas a Cristo, sino que sirvieron también para preparar al pueblo de Dios para una dispensación de mayor importancia, que comenzaría con la venida de Cristo.

Cuando los primeros predicadores del evangelio declararon que Jesús era el cordero de Dios, cuya sangre había comprado la redención de los pecados, no tuvieron que definir estos términos a sus oyentes, para quienes eran conocidos los vocablos. Nosotros que no vivimos en esos tiempos y que no hemos sido educados en el ritual mosaico, necesitamos estudiarlo y conocerlos y por eso estaremos estudiando sobre el origen, historia, naturaleza y eficacia del Sacrificio del A.T.

 

  1. La expiación en el A.T

 

  1. El origen del sacrificio
  2. Ordenado en el cielo

La caída de Adán y Eva por desobedientes, movió a Dios a dar pasos rápidos para remediarla y es así como el establece las medidas para la redención del hombre. Pero ya la expiación estaba en la mente de Dios antes de  su verdadera realización..

Esta verdad es apoyada por la Escritura: se describe a Jesús como “el cordero que fue inmolado desde el principio del mundo” Apocalipsis 13:8. El cordero pascual era “predestinado” varios días antes de morir Éxodo 12:3,6, De igual manera Cristo, el cordero sin mancha ni contaminación había sido ya destinado desde antes de la fundición del mundo, pero manifestado en los postreros tiempos por amor de vosotros 1ª Pedro 1:20, adquirió para el hombre vida eterna, que Dios prometió “antes del principio de los siglos” Tito 1:2

 

Pedro le comunico a los judíos que aunque por su ignorancia habían crucificado a Cristo con manos malvadas, no obstante se había cumplido el plan eterno de Dios, puesto que había sido “entregado por el determinado consejo y anticipado conocimiento de Dios Hechos 2:23 Es evidente entonces, que el cristianismo no es una nueva religión, que comenzó hace 20 siglos, sino la manifestación histórica de un propósito eterno.

 

  1. Instituido en la tierra

Cristo vino solo hace dos mil años, pero entonces, ¿que hacían las personas antes de que el viniera para ser salvos? Desde el comienzo Dios ordeno una institución que prefiguraba el sacrificio, y asimismo se convirtió en un medio de la gracia para el arrepentido y creyente. Estamos refiriéndonos a los sacrificios de animales, una de las más antiguas de las instituciones humanas. La primera mención de un animal sacrificado ocurre en el tercer capítulo de Génesis, allí, nuestros primeros padres después de haber pecado, tuvieron conciencia de su desnudez física, la cual era indicio exterior de la desnudez de conciencia. Fueron en vano sus esfuerzos por cubrirse exteriormente con hojas, y por dentro con excusas.

 

Más adelante leemos que Dios tomo las pieles de animales y los cubrió. Si entendemos el significado espiritual del acto, llegamos a la conclusión de que tenemos aquí una revelación de Jehová el redentor, tomando disposiciones para la redención del hombre. Vemos a una criatura inocente que muere con el fin de que la culpa sea cubierta. Eses es el objeto principal del sacrificio, una cubierta divinamente proporcionada para la conciencia culpable. Génesis presenta una criatura inocente que muere por el culpable, y Apocalipsis habla del cordero inmaculado muerto con el objeto de liberar al culpable de sus pecados Apocalipsis 5:6-10

 

  1. La naturaleza del sacrificio

El hombre en todas las épocas ha adorado a través de los sacrificios. Y eso obliga a hablar de lo que son los sacrificios paganos que se basan en dos ideas básicas: adoración y expiación

  1. El hombre reconoce que esta bajo el poder de una deidad que tiene ciertos derechos sobre El, y al reconocer esos derechos, y como señal de rendición personal, ofrece un regalo o sacrificio.
  2. Al saber que en esta relación ha habido pecado y se rompió la relación; reconoce instintivamente que el mismo Dios que lo hizo tiene el derecho de destruirlo, a menos que haga algo para reemplazar la relación rota. Se creía al respecto que el derramamiento de sangre impediría o conjuraría la ira divina y aseguraría el favor divino ¿Pero como las personas aprendieron todo eso? El apóstol Pablo nos dice que hubo una época en que conocían a Dios Romanos 1:21 entonces así como el hombre caído lleva las marcas o distintivos de su origen divino, así también los sacrificios paganos llevan marcas o características de una revelación original divina.

Después de la confusión de lenguas en la torre de Babel Génesis 11:19 los descendientes de Noé se esparcieron por todas partes, llevando consigo el conocimiento  verdadero de Dios, pues no había registro alguno de idolatría. Lo que ocurrió con el paso de los años se describe en Ro 1:19-32 Las naciones se apartaron de la adoración a Dios y pronto perdieron  de vista la divinidad. Al separarse de Dios se dio como resultado la ceguera espiritual, en vez de ver a Dios en los cuerpos celestes, comenzaron adorar a esos cuerpos en calidad de deidades; en vez de ver al creador en los árboles y animales, comenzaron a adorarlos como si fueran dioses; en vez de reconocer que el hombre fue hecho a la imagen de Dios, comenzaron a hacer un dios a la imagen de un hombre.

 

Esta ceguera espiritual conduce a la idolatría y esta idolatría no era un asunto puramente intelectual. Iba mas allá y la adoración a la naturaleza que forma la base de la mayor parte de las religiones paganas, llevo al hombre a deificar o divinizar sus propias concupiscencias y el resultado de ello fue la corrupción moral. Sin embargo, a pesar de lo pervertido que estaba el hombre, esta adoración que hacia a dioses paganos insinuaba que el en otras épocas si adoro al Dios verdadero y que sabia como comportarse. En las religiones de Egipto, la india y china hay recuerdos leves de la creencia en un Dios verdadero, el Espíritu Eterno que hizo todas las cosas.

 

Pero de nuevo, Dios comenzó con Abraham de la misma manera que lo hizo con Noé. El plan de Dios consistió en hacer de Abraham el progenitor de una nación que devolviera al mundo el conocimiento de la gloria de Dios. En el monte Sinai Israel fue separada de las demás naciones a fin de ser constituida en nación santa. A fin de dirigirlos en una vida de santidad Dios les dio los judíos un código de leyes que gobernaban su vida moral, nacional y religiosa. Entre ellas figuraban las leyes del sacrificio Levíticos 1 al 7 las cuales enseñaban la manera justa mediante la cual uno debe acercarse a Dios y adorarle. Las naciones antes de eso practicaban una adoración pervertida pero Dios restauro a Israel la adoración pura.

 

Surgieron los sacrificios mosaicos que le servían al pueblo judío para cumplir con la  obligación principal con su creador, o sea la adoración. Hacían sacrificios con el fin de alcanzar comunión y remover obstáculos de esa comunión. Demos un ejemplo:

  1. 1. Si un israelita pecaba, traía una ofrenda de pecado o expiación y se llamaba sacrificio de expiación Levíticos 5:14-19
  2. 2. Si había hecho algo malo a su vecino traía la ofrenda por la culpa que se llamaba el sacrificio de la restitución Levíticos 6:1-7.
  3. Y si este hombre resolvía su situación con Dios y con los hombres y quería consagrarse de nuevo ofrecía un holocausto que se llamaba el sacrificio de adoración Levíticos 1.
  4. Y entonces y solo entonces estaba preparado para gozar de una feliz comunión con Dios que le había perdonado y aceptado, de manera que presentaba una ofrenda de paz que se llamaba el sacrifico de comunión Levíticos  3

El propósito de todos estos sacrificios de sangre se cumplen en Cristo, el sacrificio perfecto. Su muerte es descrita como la muerte por el pecado, la muerte que cargo con  el pecado 2ª Corintios 5:21. Dios hizo del alma de su Hijo “expiación por el pecado” Isaías 53:10 cancelo la deuda que nosotros no abrimos podido cancelar y borro el pasado que nosotros no podríamos haber borrado.

 

El Señor Jesús es nuestro holocausto, puesto que su muerte es presentada como acto de perfecta consagración  Hebreos 9:14; Ef. 5:2 También es nuestra ofrenda de paz, puesto que El mismo describió su muerte como medio para compartir o sea darnos comunión con la vida divina Juan 6:53-56; Levíticos 7:15,20

 

  1. La eficacia del sacrificio

Me pregunto ¿eran suficientemente eficaces los sacrificios en el A.T? ¿Realmente procuraban el perdón y la limpieza? ¿Cuáles eran los beneficios que le daban al oferente?

En el libro de Hebreos se responden todas las preguntas anteriores y más. Me gustaría explicar un poco sobre dicha epístola que fue enviada a judíos cristianos  que debido a la persecución querían abandonar el cristianismo y regresar a los sacrificios del templo.

Decían que las realidades en que creían eran invisibles pero lo que se hacía en el templo eran tangible y real. A fin de que ellos reconsideraran su posición de cambiarse el escritor hace una comparación entre los pactos antiguo y nuevo, demostrando que el nuevo pacto es mejor que el antiguo, perfecto y eterno.

 

El retornar al templo y a sus sacrificios seria dejar la sustancia por la sombra., la perfección por la imperfección. El argumento es este: El antiguo pacto era bueno para su época, y para los fines para los que fue hecho. Pero el nuevo pacto es mejor. Sabemos que los sacrificios fueron divinamente ordenados, eran buenos en el sentido que cumplían el propósito en el plan de Dios, es decir, ser un medio de gracia a fin de que el pueblo de Jehová que había pecado contra El pudiera retornar a un estado de gracia, ser reconciliado con El y continuar disfrutando de unión con El.

 

El que hacia el sacrificio estaba consciente de dos cosas:

  1. 1. El arrepentimiento en si mismo era insuficiente, pues era necesario algo visible para que su pecado fuera remitido o perdonado Hebreos 9:22
  2. 2. Sabia por sus líderes los profetas que el ritual sin la justa disposición interior era una simple formalidad sin valor, el verdadero sacrificio debe ser la expresión exterior de un sacrificio interno de alabanza oración, justicia y obediencia  , o sea los sacrificios de un corazón contrito y arrepentido Salmo 26:6;50:12-14;4:5;51:17; pues muy bien lo dijo Salomón: “el sacrifico de los impíos es abominación a Jehová Proverbios 15:8 y otros escritores de la Biblia establecieron con claridad que los ritos, sin la justicia de corazón, no era aceptada.

 

El sacrificio del N.T es mejor:

  1. 1. Los israelitas sabían que aunque era una orden divina los sacrificios de animales ellos estaban informados que estos no eran medios perfectos de expiación. Un animal no se compara a un hombre y el sacrificio que este animal hace tampoco, por eso el escritor de Hebreos dice lo siguiente:

“Porque la sangre de los toros y los  machos cabríos no pueden quitar los pecados” Hebreos 10:4 

A lo sumo los sacrificios eran medios transitorios e imperfectos de cubrir el pecado, hasta que entrara en vigor una redención mejor. La ley convenció a la gente de su pecado y los sacrificios tenían la virtud de hacer que esos pecados no provocaran la ira de Dios Romanos 3:20

 

  1. Los sacrificios de animales son calificados como “ordenanzas de la carne”, es decir, ritos que removían y quitaban la contaminación corporal, y expiaban las acciones exteriores de pecado pero no contenían virtud espiritual en si Hebreos 9:10. La sangre de los toros y los machos cabríos… santifican para la purificación de la carne; en otras palabras, expiaba esa contaminación exterior que aislaba al israelita de la comunión con los demás en la congregación de Israel Hebreos 9:13 Y daremos un ejemplo:
  2. a. Si alguien se contaminaba físicamente se le consideraba inmundo y se le aislaba de la congregación hasta que se hubiera purificado a si mismo y ofrecido sacrificio Levíticos 5:1-6
  3. Si había ofendido a alguien materialmente, se encontraba bajo condenación hasta que traía una ofrenda por la culpa Levíticos 6:1-7

 

En el caso a) el sacrificio limpiaba de contaminación de carácter físico, pero no limpiaba el alma. En el caso b) el sacrificio hacia expiación por el hecho externo, pero no cambiaba el corazón; por eso David enfatiza que vivía en las garras de una depravación de la cual no podían liberarle los sacrificios de animales y El oro por esa renovación espiritual que los sacrificios de animales no podían hacer Salmo 51:16; 1ª Samuel  3:14.

 

  1. 3. Los sacrificios animales se repetían, lo que señalaba su imperfección; no podían hacer perfecto al adorador, es decir, proporcionarle una relación perfecta con Dios sobre la cual edificar su carácter; esa experiencia de una sola vez que transforma espiritualmente a una persona y le hace comenzar una nueva vida. Hebreos 10:1, 2,10

 

  1. Estos sacrificios eran ofrecidos por sacerdotes imperfectos cuyo ministerio les impedía entrar en el lugar santísimo. (Nunca) Esto los hacia incapaces de conducir al adorador a la presencia divina. Hebreos 9:8

Un Israelita espiritual  sabia que la redención  era a futuro y estaba relacionada con la venida del Mesías, así leemos que Jeremías tuvo una revelación pues el había perdido las esperanzas de que el pueblo jamás cumpliría el pacto de la ley; su pecado estaba escrito con cincel de hierro, su corazón era engañoso en extremo y perverso Jeremías 17:9 No podía mudar de corazón de la misma manera que el etíope no podía mudar de color y estaban endurecidos y eran tan depravados que los sacrificios no podían serle de provecho alguno; en realidad se habían olvidado del propósito principal de estos sacrificios Jeremías 13:23;6:20

Y es que desde el punto de vista humano no había esperanza, pero Dios ánimo a Jeremías con la promesa de que vendría una época en que bajo un pacto nuevo y mejor, el corazón del pueblo seria cambiado, y  habría una remisión completa y perfecta de los pecados Jeremías 31:31-34 y debido a eso en ese tiempo el sacrificio de los animales tenia que caducar Hebreos 10:6-10

 

  1. Abraham fue justificado por la fe y entro en el reino de Dios Romanos 4:3; Mateo 8:11; Lucas 16:22; Moisés fue glorificado Lucas 9:30-31; Y Enoc y Elías fueron trasladados. En otras palabras la gente fue justificada antes de la obra expiatoria de Cristo, ahora bien considerando que los sacrificios de los animales eran inadecuados y que el sacrificio de Cristo fue el único sacrificio perfecto ¿Sobre qué argumentos fueron justificados estos santos del A.T.?

La respuesta es que fueron salvados en anticipación del futuro sacrificio, de la misma manera que la gente en la actualidad es salvada en consideración al sacrificio realizado ya. La prueba de esta verdad se halla en Hebreos 9:15 y Romanos 3:25 que enseñan que la muerte de Cristo fue en cierto sentido retroactiva y retrospectiva; en otras palabras, tenia eficacia con relación al pasado.

Que dice Hebreos 9:15 sobre lo anterior: El antiguo pacto era impotente para proporcionar una redención perfecta. Cristo clausuro este pacto e inicio el nuevo pacto con una muerte que realizo “la remisión de las rebeliones que había bajo del primer testamento” En otras palabras, cuando Dios justifico creyentes del A.T, lo hizo en anticipación de la obra de Cristo, a  Crédito por así decirlo. Cristo pago todo el precio en la cruz, y cancelo la deuda. Dios les dio a los creyentes del A.T una posición que el antiguo pacto no podía comprar, y lo hizo así en vista del futuro pacto que podía efectuar todo esto.

 

La expiación
El hombre ha quebrantado las leyes de Dios y ha violado los principios de la justicia. Este conocimiento esta registrado en la memoria, y la conciencia lo registra como culpa. ¿Qué se puede hacer para remediar el pasado y así asegurar el futuro? ¿Hay expiación para la ley violada?  3 respuestas

 

  1. Algunos argumentan que la expiación no es posible. La vida es gobernada por una ley que castiga las violaciones sin remordimiento alguno. Lo que el hombre siembra eso cosechara y no hay salida. El pecado permanece. El pecador jamás podrá escaparse del pasado. El futuro esta hipotecado al pasado por así decirlo y no puede ser redimido o rescatado. Esta teoría hace al hombre un esclavo de las circunstancias. No puede hacer nada para moldear su destino. Los que sostiene esta teoría dicen que Dios es un Dios esclavizado por sus propias leyes y que no puede proporcionar un camino de salvación para el pecador.

 

  1. En el otro extremo están los que dicen que la expiación es innecesaria, pues Dios es demasiado bondadoso para castigar al pecador y demasiado bondadoso para demandar satisfacción por la ley quebrantada; por lo tanto es innecesaria la expiación y el perdón puede darse por hecho.

Un medico  estaba siendo evangelizado y no quiso recibir a Cristo cuando su paciente le hizo el llamado: No necesito la expiación, cuando hago algo malo, se lo confieso a Dios y eso es suficiente. Al tiempo recibió la visita de su paciente quien le dijo: Doctor estoy bien ahora, lamento haber estado enfermo y le prometo que desde ahora en adelante procurare no caer enfermo. Al mismo tiempo el paciente insinuó que no había necesidad que le enviara la cuenta. Confiamos que el doctor aprendió la lección es decir el mero arrepentimiento no puede abonar la cuenta, ni reparar el daño hecho por el pecado.

 

  1. En el N.T se nos enseña que la expiación es tanto posible como necesaria. Es posible porque Dios es misericordioso y también justo; necesaria porque Dios es justo a la vez que es misericordioso.

Verdades sobre el carácter de  Dios:

  1. Que se recalque sobremanera su justicia excluyendo la gracia (Numeral 1)
  2. Que se recalque hasta el exceso su gracia y se excluya su justicia (Numeral 2)

La expiación hace justicia a ambos aspectos de su carácter, pues en la muerte de Jesucristo Dios procede tanto con justicia como con misericordia. Cuando trata con el pecado necesita demostrar su gracia puesto que no desea la muerte del pecador; sin embargo, al perdonar al pecado, necesita revelar su justicia, ya que la estabilidad misma del universo depende de la soberanía de Dios.

En la expiación, Dios hace justicia a su carácter en calidad de Dios misericordioso. En virtud de su justicia el pecador debe ser castigado; en virtud de su gracia, Dios proporciona un plan para el perdón del pecado. Al mismo tiempo hace justicia a su carácter de Dios justo. Dios no se haría justicia a si mismo si desplegara compasión hacia los pecadores en una forma que no diera importancia al pecado; que no lo tomara en serio, que pasara por alto sus realidades trágicas. La gente podía pensar que Dios era indiferente o indulgente hacia el pecado. En el calvario, la pena por el pecado fue pagada, y honrada la ley divina. Dios podía de esa manera ser misericordioso sin ser injusto, y justo sin demostrar falta de misericordia o bondad.

 

Anexo #1

 

El día de la expiación

 

Levíticos 16:33 “Y hará la expiación por el santuario santo, y el tabernáculo de reunión; también hará expiación por el altar, por los sacerdotes y por todo el pueblo de la congregación”

 

La necesidad de la expiación

 

La palabra “expiación” (Heb Kippurim, de Kafar, que significa “cubrir”) tiene el concepto de cubrir el pecado al hacer un pago equivalente (un rescate) de modo que se haga la recompensa idónea por el pecado  Éxodo 30:12-13;Salmo  49:7;Isaias  43:3

 

La necesidad de la expiación se originaba en el hecho de que el pecado de Israel, sino se expiaba, los sujetaría a la ira de Dios  Levítico 16:30; Romanos 1:18; Col 3:6; 1ª Tesalonicenses  2:16

 

Propósito: era proveer de un amplio sacrificio por todos los pecados que pudieron no haberse expiado en los sacrificios ofrecidos durante todo el año anterior A pesar de todos los sacrificios hechos durante el año por los miembros de la congregación de Israel y por los mismos sacerdotes, todavía quedaban pecados e impurezas por los que no se había hecho expiación, si se tenia  que mantener la correcta relación entre Dios y su pueblo.  Con eso el pueblo seria limpio de sus pecados del pasado año, apartaría la ira de Dios hacia ellos y mantendría la comunión de Dios con ellos. Hebreos 9 da el significado de la ceremonia tan clara que Levíticos 16 puede verdaderamente denominarse la corona del sistema sacrificial del A.T  Levíticos 16:30-34; Hebreo  9:7

 

Por cuanto Dios deseaba salvar a Israel, perdonar sus pecados y reconciliarlo consigo mismo, proveyó una vía de salvación al aceptar en su lugar la muerte de una vida inocente (el animal que era sacrificado). Este animal llevaba la culpa y el castigo de ellos Levíticos 17:11; Isaias53:4, 6,11 y cubría sus pecados mediante su sangre derramada.

 

El ceremonial del día de la expiación

 

Levíticos 16 describe el día de la expiación, el día santo más importante del año judío.  En ese día el sumo sacerdote, vestido de vestiduras sagradas, primero se preparaba con purificaciones especiales. Luego, antes de hacer la expiación por los pecados del pueblo, tenía que ofrecer un becerro por sus propios pecados. Ya que el sacerdote mismo tenia que ser limpio antes de poder ofrecer sacrificios por el pueblo, tenía que traer un becerro para expiación y un carnero para holocausto Para la expiación del pueblo (levitico 5) tenía que traer dos machos cabríos para expiación y un carnero para holocausto, para ser ofrecidos por el pueblo. Después cuando  tomaba dos machos cabríos y echaba suertes: uno se convertía en el sacrificio, el otro seria el chivo expiatorio  Levíticos 16:8

 

Mataba el primer macho cabrío, tomaba su sangre, entraba en el santuario detrás del velo y esparcía la sangre sobre el propiciatorio, poniendo así la sangre entre Dios y las tablas de la ley que estaban bajo el propiciatorio (leyes que ellos habían violado pero ahora estaban cubiertas por la sangre); de esa manera se hacia la expiación por los pecados de toda la nación  Levíticos 16:15-16  Como un paso final tomaba el macho cabrío vivo, ponía las manos sobre su cabeza, confesaba sobre ella todas la iniquidades y rebeliones de los israelitas, y lo enviaba al desierto, simbolizando que sus pecados eran llevados fuera del campamento para desaparecer y morir en el desierto Levíticos 16:21-22

 

Cristo y el día de la expiación

 

Este día esta repleto de simbolismo que señala la obra del Señor y Salvador Jesucristo; en el libro a los Hebreos se subraya el cumplimiento en el nuevo pacto de la topología del ceremonial del día de la expiación  Hebreos  9:6 al 10:18

 

  1. 1. los ceremoniales se repetían anualmente simbolizando que había algo temporal en cuanto a ellos .Señalaban por anticipado el tiempo en que Cristo vendría a quitar de manera permanente todo pecado confesado Hebreos 9:28; 10:10-18

 

  1. 2. Los dos machos cabríos representan la expiación, el perdón, la reconciliación y purificación efectuadas por Cristo. El macho cabrío sacrificado representa la muerte expiatoria de Cristo por los pecadores como pago por los pecados Romanos 3:24-26; Hebreos 9:11-12, 24-26 El chivo expiatorio, enviado al desierto , a llevar los pecados de la nación, tipifica el sacrificio de Cristo que quita el pecado y la culpa de todos de todos los que se arrepienten  Salmo 103:12;Isaias 53:6,

 

  1. 3. Los sacrificios en el día de la expiación proporcionaban una “cobertura” del pecado, no una eliminación del pecado. Sin embargo, la sangre de Cristo derramada en la cruz es la suprema expiación de Dios por el género humano y quita el pecado de manera permanente. Hebreos 10:4,9,11 Cristo como el sacrificio perfecto Hebreos 9:26;10:5-10  pago todo el castigo por los pecados  Romanos 3:25-26;6:23;Ga 3:13 y efectuó el sacrificio propiciatorio que calma la ira de Dios , reconcilia al creyente con él y renueva su comunión con él   Romanos  5:6-11;2ª Corintios 5:18-19

 

  1. 4. El santuario adonde entraba el sumo sacerdote con la sangre para hacer la expiación, representa el trono de Dios en el cielo; Cristo entro en ese lugar santísimo del cielo después de su muerte, llevando su propia sangre para hacer expiación por el creyente delante del trono de Dios. Éxodo 30:10; Hebreos 9:7-8, 11-12,24-28

 

  1. 5. El propiciatorio sobre el cual esparcía la sangre el sumo sacerdote pone de relieve que el perdón de pecados solo era posible por la gracia y la misericordia de Dios, no por ninguna obra que se haya hecho 2:8-10

 

  1. 6. Como los sacrificios de animales eran un tipo del perfecto sacrificio de Cristo y tuvieron su cumplimiento en el final sacrificio de Cristo de si mismo, ya que no hay necesidad de sacrificios de animales después de su muerte en el calvario Hebreos 9:12-18

 

 

 

 

La salvación

Hechos 17:20;1a Juan 1:9

Objetivos

 

  • Que el estudiante aprenda que es necesaria la salvación por medio de Cristo para ser hijos de Dios
  • Que el estudiante aprenda los cinco pasos para la salvación
  • Aprender que Cristo ya pago el precio por nosotros a través de su sangre preciosa
  1. Aprender el papel del espíritu santo en la salvación
  2. Saber que el Espíritu Santo  es el único que convence de pecado a la humanidad

 

Introducción

 

El Señor Jesucristo, por su muerte expiatoria, compro la salvación del hombre. Ahora bien, hagámonos la pregunta, ¿De que manera es esa salvación aplicada por Dios, recibida por el hombre y verificada en la experiencia?

 

  1. Las verdades relacionadas con la aplicación de la salvación pueden reunirse en tres grupos:

Aplicación de la salvación:

  1. Justificación
  2. Regeneración y
  3. Santificación.

 

  1. Las verdades relacionadas con la aceptación de la salvación de parte del hombre pueden reunirse en tres grupos:

Aceptación de la salvación

  1. Arrepentimiento,
  2. fe y

 

  1. ¿Que es la salvación?

 

Es un cambio radical que hace Cristo en la vida de una persona y que afecta todo su ser por lo que la única manera de ser hijos de Dios es recibir la salvación que solo existe en Jesucristo.

 

Antes de que Cristo nos cambie, nosotros estamos llenos de pecado y no entendemos las cosas de Dios porque el pecado nos separa de él.

 

¿Qué dice Ro 3:23 sobre el pecado? el pecado nos ha privado del cielo

 

La desobediencia del hombre, en el principio de la creación, origino que la humanidad heredara el pecado adámico. En Génesis  3:1-14 estudiamos sobre esa desobediencia.

Pero en Génesis 3:15 aprendemos sobre la primera promesa del plan de Dios sobre Satanás y el mal al profetizar un conflicto espiritual entre la simiente de la mujer, Cristo y la simiente de la serpiente, Satanás y sus seguidores.

 

¿Cuáles son los pasos para la salvación?

 

  • Arrepentimiento: reconocernos pecadores y sentirlo Hechos 17:30

 

  • Confesión: confesar mis pecados a Dios 1ª Juan 1:9

 

  • Perdón de pecados Colosenses 2:13

 

  • Fe en Jesucristo Romanos  10:9-10

 

  • Salvación: no avergonzarse del evangelio Romanos 1:16

 

Estaremos aprendiendo un poquito sobre temas relacionados con la obra redentora principalmente ellos son: la redención, la convicción, el arrepentimiento, la fe en Dios.

 

  1. La redención

 

Definición:

 

Del griego apolutrosis: volver, comprar, rescatar, liberar.

Liberación de la esclavitud del pecado y paso a una nueva libertad mediante  el sacrificio  del redentor Jesucristo. El precio de la redención fue la muerte de Cristo (Ro 3:24; Ga 3:13; Ef. 1:7; 1ª P 1:18-19)

 

Resumen de la doctrina:

 

Primera etapa

 

  • El hombre en pecado está alejado de su creador Romanos 3:10-18
  • Esta bajo el dominio de Satanás Hechos 10:38; 26:18
  • Es esclavo del pecado Romanos  6:6; 7:14
  • Necesita liberación de culpa Hechos  26:18
  • Necesita liberación del castigo Romanos 1:18

 

Segunda etapa

 

  1. Cristo pago el rescate, al morir, con su sangre Mateo 20:28; Marcos 10:45
  2. Nos convertimos en propiedad de Dios: esclavos voluntarios Hechos 26:18
  3. Somos libres del dominio de Satanás, de la culpa, del poder del pecado Romanos 6:7; 6:12
  4. Llega la gracia salvadora de Cristo y el amor de Dios Deuteronomio 7:7-10
  5. Y por gracia y misericordia de Dios somos salvos  Efesios  2:8-10; Tito 3:4-5

 

La pascua: Prefigura de redención en el  A.T (Ex 12:1-51)

 

Analizar:

Cordero pascual  Éxodo 12:27; Romanos 3:25

Cordero macho sin defecto Juan 8:46

Acto de comer el cordero  1ª Corintios 10:16-17

Cena del Señor  1ª Corintios 11:24

Aspersión de sangre  Éxodo 12:28; Hebreos 11:28

Salvación por la obediencia Romanos 16:26

Pan sin levadura Mateo 16:6

 

  1. La convicción

 

Definición: demostrar una cosa sin poder negarla.

 

¿Cuál es el papel del Espíritu Santo en estos tiempos?

 

“convencerá al mundo de su error en cuanto al pecado, a la justicia al juicio”

(Juan 16:8; Hechos 2:37-38)

 

  1. Convicción de pecado
  • Pone al descubierto la culpa, la incredulidad, despierta la conciencia del hombre respecto del pecado y la necesidad del perdón.(Juan 16:8)

¿Qué sucede después de que la persona está convencida de que ha pecado?

Viene el arrepentimiento.

 

  1. Convence de de justicia
  • Convence a la gente de que Jesús es justo y es el Hijo de Dios , le da al pecador regenerado , poder para vencer al mundo(Hechos 3:12-16;7:51-60;1ª Pedro 3:18)

 

  1. Convence de juicio
  • Convence a las personas de la derrota de Satanás, del juicio actual de dios al mundo y convence del juicio venidero de toda la raza humana (Juan16:1; Romanos 1:18-32; Mateo 16:27Romanos 14:10)

 

Analizar Mateo 11:7-12 y Mateo 14:3-12 sobre lo actuado por Juan el Bautista

Analizar Hechos 2:37-41 sobre el llamado de Pedro en Pentecostés.

 

  1. El arrepentimiento

 

Definiciones:

 

  1. Es el cambio de manera de pensar, que produce un cambio en el estilo de vivir.

 

  1. Un dolor verdadero por el pecado, acompañado de un sincero esfuerzo por dejarlo.

 

  1. Dolor de carácter piadoso por el pecado.

 

  1. La convicción de culpabilidad producida por la aplicación de la ley divina al corazón, por el Espíritu Santo.

 

  1. Sentir tanto dolor que uno deja de pecar.

 

La palabra arrepentimiento se deriva de la palabra griega  “metanoia” que significa cambio de mentalidad, cambio de una cosa a otra, conversión.

 

En la Biblia podemos aprender que debido al pecado hay una enemistad entre el hombre y Dios y eso obliga a que este  tenga un cambio de mentalidad y de actitud para de esa manera lograr una relación positiva con Dios.

A este cambio de mentalidad y de actitud es lo que la  Biblia refiere como “arrepentimiento” que comprende una nueva y completa percepción de cómo el hombre ve el universo a través de Dios.

 

La importancia del arrepentimiento

 

En la palabra de Dios hay muchas citas con relación a  este paso, y es enfatizado por el lugar que se le da en las enseñanzas de la Biblia, a decir:

 

  1. Juan el bautista – Mateo 3:2
  2. Jesús-Lucas 13:5
  3. Pedro-Hechos 2:38
  4. Pablo –Hechos 26:20

 

Juan el Bautista predico todo su ministerio sobre esta doctrina, que viene a ser uno de los pasos para la salvación.

 

Tres elementos constituyen el arrepentimiento bíblico:

 

  • El intelectual
  • El emocional
  • El practico

 

Ilustración del arrepentimiento:

 

  1. Un viajero se da cuenta que se ha equivocado de tren; ese conocimiento  corresponde al elemento intelectual mediante el cual una persona comprende, por la predicación de la palabra, que no esta en buenas relaciones con Dios, que no ha ajustado sus cuentas con el Señor.

 

  1. El descubrir que se ha equivocado de tren perturba al viajero. Le produce disgusto, quizás temor. Eso ilustra el lado emocional del arrepentimiento, que consiste en acusación a si mismo, y dolor sincero por haber ofendido a Dios (2ª Corintios 7:10)

 

  1. Se baja de ese tren en la primera oportunidad que tiene, y sube al que corresponde. Esto ilustra el aspecto práctico del arrepentimiento, que encierra el volver por completo las espaldas al pecado, y viajar en la dirección de Dios.

 

Entonces, el pecador arrepentido de su  pecado se propone corregir su conducta y volverse a Dios; el resultado práctico es que produce frutos dignos de arrepentimiento. (Mateo 3:8).

 

El hombre por medio del arrepentimiento hace honor a la ley, así como por medio de la fe hace honor al evangelio; pues ya arrepentido, lamenta haberse apartado del santo mandamiento, y de haberse contaminado personalmente, como lo revela la ley; en la confesión, reconoce la justicia de la sentencia; al enmendar su  conducta o rectificar su error, se aparta del pecado y realiza todas las reparaciones posibles y necesarias según las circunstancias.

 

Propósito del arrepentimiento

 

El arrepentimiento es requerido por Dios, pero viene a constituirse en un regalo. Y nos arrepentimos porque creemos que Dios puede perdonarnos a través de la fe (Hechos 20:21) El arrepentimiento es el primer paso a una conversión real, ya que Dios se olvida de nuestro pecado  al instante (Hechos 3:19, Isaías 1:18) y automáticamente al uno arrepentirse Dios se olvida del  pecado para siempre y cuando lo mira, el  ve la impecable perfección de Cristo.

 

Como consecuencia del arrepentimiento, y la confesión  podemos obtener el perdón de todos nuestros pecados  y lo recibimos…pues muy bien lo dice en 1ª de Juan 1:9 “Si confesamos nuestros pecados, El es fiel y justo para perdonar nuestros pecados y limpiarnos de toda maldad “.

 

El verdadero y el falso arrepentimiento

 

La actitud del arrepentimiento falso es: “Siento que me hayan descubierto”. Saúl, el primer Rey de Israel, es un buen ejemplo del arrepentimiento falso. Dios mando a Saúl que destruyera a los amalecitas. El no le obedeció y cuando Samuel lo descubrió, Saúl se excuso y trato de culpar a alguien más

 

.Aunque pidió perdón por su acción, su corazón no estaba arrepentido. Dios lo desecho como rey y se busco otro varón conforme a su corazón. Posteriormente, Saúl murió en manos de los amalecitas. (1ª Samuel capitulo 15)

 

El verdadero arrepentimiento existe en una persona cuando esta se avergüenza de cometer una ofensa que va contra la voluntad de Dios (2ª Co 7:10)

David, el segundo rey de Israel, ilustra este principio. David cometió fornicación con Betsabe y arreglo la muerte de su esposo Urías. Cuando Dios mando a Natan, el profeta, a David a revelarle su pecado, el se arrepintió con lagrimas en sus ojos, y mostró actitud de arrepentimiento (1ª Samuel. 11y 12) y el salmo 51 es producto de ese arrepentimiento con Dios.

 

El arrepentimiento produce frutos

 

  1. Produce salvación (2ª Corintios 7:9-10)
  2. Nos conduce a la confesión (Salmo 51:10)
  3. Nos conduce al abandono del pecado (Ezequiel 36:31)
  4. Produce restitución (Lucas 19:8)

 

  1. La Fe

 

Definición:

 

  1. Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve. (Hebreos 11:1)

 

  1. En el sentido bíblico del vocablo, fe significa, creencia y confianza.

 

  1. Es la aceptación de la mente o intelecto, y el consentimiento de la voluntad.

 

Intelecto: creencia en ciertas verdades reveladas, relativas a Cristo y a Dios. No es suficiente para la salvación:(Santiago  2:19, Hechos 8:13, 21)

Significa el reconocimiento de que el evangelio es verídico, es real.

“Tu crees que Dios es uno; bien haces, También los demonios creen, y tiemblan”  Santiago 2:19

 

Voluntad: Es la aceptación de estas verdades, según dirigen los principios de la vida, la creencia afectiva es fundamental (Romanos 10:9) Significa la dedicación voluntaria, de la vida una de las obligaciones que están encerradas o incluidas en la realidad del evangelio.

 

La fe salvadora es un acto de la personalidad toda, que abarca el intelecto, las emociones y la voluntad.

 

La fe una actividad humana o divina

 

El que se le ordene al hombre creer indica que tiene la capacidad para creer, y la obligación de hacerlo. Todo hombre está capacitado o dotado para depositar su confianza en alguien o en algo, de manera que por ejemplo, uno puede depositar la confianza en las riquezas, en los amigos y así en otras cosas.

 

Ahora bien, cuando la creencia se funda en la palabra de Dios, y la confianza reposa en Dios y en Cristo, surge la fe salvadora; por la obra  auxiliadora del Espíritu Santo (Juan 6:44; Romanos 10:17; Juan 16:7-14)

 

“ninguno puede venir a mi, si el padre que me envió no le trajere; y yo le resucitaren el día postrero” Juan 6:44

 

Así que la fe es por el oír, y el oír, por la palabra de Dios “Romanos 10:17

 

Tipos de fe

 

  1. La fe natural
  2. La fe percibida por los sentidos
  3. La fe como dogma
  4. La fe en Dios
  5. Fe como Don del Espíritu
  6. Fe como fruto del Espíritu

 

  1. Fe natural:

 

Esta es la fe que todos los hombres  tienen (Romanos 12:3) Este tipo de fe es la  que nos hace aceptar el hecho que George Washington fue el primer presidente de los estados unidos. ¿Cómo lo comprueba? usted no lo puede comprobar, simplemente lo cree. Pero la misma no tiene poder para creer en la salvación o los milagros.

 

“El hombre natural no percibe las cosas que son del Espíritu de Dios, porque para el son locura, y no las puede entender, porque se han de discernir espiritualmente  1ª Corintios  2:14

 

  1. La fe percibida por los sentidos

 

Es la fe que proviene de lo que percibimos a través de nuestros sentidos. Todas las personas estamos en contacto con el mundo a través de nuestros sentidos; tocando, gustando, oyendo etc.  Y todo lo podemos comprobar, es real. Tomas el discípulo de Jesús, estaba operando en este nivel de fe (Juan 20:25) Tomas no podía creer hasta ver.

 

Este tipo de fe no nos pone en el nivel adecuado para recibir grandes milagros de Dios. No podemos ser salvos con este tipo de fe, pues dice:”ver para creer.”

 

  1. la fe como dogma (Gálatas 1:6-9)

 

Ejemplo de dogma de Fe: “María subió a los cielos”, creer aunque no haya pruebas, aunque la palabra no lo diga, según el católico el dogma de fe es superior a la fe como Don o como fruto, pues estamos creyendo algo que no está escrito. Juan nos ilustra en 3:13:”nadie subió al cielo, sino el que descendió del cielo; el Hijo del hombre, que está en el cielo”

 

  1. La fe en Dios (La fe salvadora)

 

Este tipo de fe puede llevarnos a ser salvos, recibir milagros  y suplirnos con dones espirituales .La fe en Dios requiere lo siguiente:

 

  • actitud: que es un estado mental; usted decide creer en Dios y su palabra

 

  • obediencia: Yo haré lo que la palabra de Dios me requiera.

 

 La fe salvadora es la fe en Jesucristo, única condición que Dios exige para la salvación. La fe no es solo una confesión acerca de Cristo, sino también, una actividad que brota del corazón del creyente que procura seguir a Cristo como su Señor y Salvador. Mateo 4:19; 16:24; Lucas 7:23-25; Juan 10:4,27; 12:26; Apocalipsis 14:4

 

La fe salvadora  es el acto del penitente solo, que es ayudado especialmente por el Espíritu Santo y según deposite su confianza en Cristo. Es el acto o habito de la mente del penitente, por el cual, bajo la influencia de la gracia divina deposita su confianza en Cristo en calidad de salvador suficiente único; una confianza segura que Cristo murió por mis pecados y me amo y se dio a si mismo por mi.

 

  1. Fe como Don del Espíritu: 1a Corintios 12:8-9

”Porque a este es dada por el Espíritu palabra de sabiduría; a  otro, palabra de ciencia según el mismo Espíritu; a otro fe por el mismo Espíritu; y a otro, dones de sanidades por el mismo Espíritu.”

 

  1. Fe como fruto del Espíritu: Galatas 5:22-23

“Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre, templanza; contra tales cosas no hay ley.

 

Elementos principales de la fe

 

  • Tener fe significa creer y confiar firmemente en Cristo: creer de corazón y rendir la voluntad y todo el ser a Dios Romanos 1:17; Romanos  6:17; Efesios 6:6; Hebreos 10:22
  • La fe implica arrepentimiento y apartarse del pecado con verdadera tristeza Hechos 17:30;2ª Corintios 7:10;Hechos 2:37-38;Mateo 3:2
  • La fe incluye obediencia a Jesucristo a su palabra , como modo de vida, inspirado por la gratitud  a Dios y la obra regeneradora del Espíritu santo Juan 3:3-6;14:15,21-24;Hebreos 5:8-9;Romanos:16:26
  • La fe incluye devoción, amor, lealtad y gratitud a Jesucristo Mateo 22:37;Juan 21:15-17;Hechos 8:37;Galatas 2:20;Efesios 6:6
  • La fe en Jesús es un acto de momento como una actividad continua que debe aumentar y fortalecer.

 

Beneficios de la fe:

 

  • Nos da salvación Mateo 9:22
  • Nos da sanidad Mateo 9:29
  • Nos concede deseos Mateo 15:28
  • Hace lo imposible Mateo 17:20
  • Los pecados son perdonados Marcos 2:5
  • Purifica nuestros corazones Hechos 15:9
  • Nos conforta Romanos 1:2
  • Nos da revelación y nos da vida Romanos 1:17

 

Obstáculos de la fe:

 

  • Caminar en la carne en vez del espíritu Gálatas 5:19-23
  • El descuidar el trabajo del Espíritu Santo Gálatas 6:7-8
  • El descuidar las promesas de la palabra Hebreos 2:1
  • Desobediencia a la fe que Dios nos ha revelado Santiago 2:17
  • El accionar del diablo 1ª Pedro 5:8-9
  • La influencia del mundo1ª Juan 2:15-16

 

Quiero finalizar diciendo que la fe y la obediencia son inseparables Romanos 16:26 nos dice:”

 

“Pero que ha sido manifestado ahora, y que por las escrituras de los profetas, según el mandamiento del Dios eterno, se ha dado a conocer a todas las gentes para que obedezcan a la fe”

 

La fe salvadora que no procura la santificación es ilegitima e imposible.

 

Este documento es propiedad de

 Ministerio Cristiano Semilla de Vida

Su Director Pastor Antonio Mirón

Arlington, Texas, 2 de Septiembre del 2010

 

4 thoughts on “Discipulado Avanzado | Doctrinas fundamentales | NIVEL III A

  1. Bendiciones.. Saludos… Solicito permiso para bajar el material o obtenerlo…
    Me dicen la forma por favor..
    Está bien completo todos los niveles de discipulado…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *